martes, 18 junio, 2024
Banner Content

La escena heavy metalera vasca se está reforzando cada vez más con la aparición de formaciones capaces de emprender su propio camino y convertirse en una firme realidad. Los legazpiarras Anker van en una buena línea ascendente, consolidando un estilo como marcan los cánones, con suficiente personalidad y basado en óptimos recursos, pasajes instrumentalmente muy bien hilados y aportando una frescura actual, una pulcritud en la ejecución y combinando fluidez y elaboración con una gran habilidad. mostrándose musicalmente muy asentados sobre un escenario.

En la primera edición del Galtzaraborda Rock Jaialdia, celebrada el pasado 23 de junio en la Plaza Parke Urdaburu (Erenteria, Gipuzkoa), dieron por finalizada la gira de presentación de su primer disco “Gizagaitza”, la cual les ha sido muy fructifera y satisfactoria ya que han podido actuar en muchos lugares del territorio vasco. Comenzaron con un buen trato en todos los aspectos, perfecta conjunción de un sonido agresivo junto a un potencial melódico importante en “Anker”, “Direnak Eta Ez Direnak” y “Ekaitza”, sin perder la garra en ningún momento, con unas voces revestidas por una instrumentación con una libertad absoluta en riffs y de elaboración compositiva, no cayendo en reincidencias.

Surtieron el efecto deseado entre la concurrencia una vez que lograron explayarse por completo a nivel instrumental en “Azken Hatsa”, “Eomenaren Senide”, “Eskifai Gladua” y “Arimen Merkatua”, estirando las posibilidades con acercamientos progresivos en la muestra inédita de algunas de sus nuevas composiciones como “Ezintasuna”, “Itzala” y “Amen”, mostrando mucha más versatilidad y transmitiendo a la vez mucha profundidad y sentimiento. Una buena muestra de que van a hacer prácticamente lo que quieran, concluyendo a cargo de un impresionante alarde técnico en “Garai Berri Baten Hasiera”, sabiendo buscar puntos mas agresivos en las voces.