lunes, 27 mayo, 2024
Banner Content

Aunque toda bandas tienen sus propias raíces e influencias lo que realmente les distingue una de otras es la capacidad de transmisión y el sentimiento identificativo que le otorgan a su música. No me refiero exclusivamente a las cualidades técnicas sino otros aspectos que a veces pasan desapercibidos, esos rasgos de personalidad en predicar con el ejemplo, ser coherente entre lo que piensas, dices y haces, sentir de verdad lo que tocas, llegar al público a través de la honestidad y causar un impacto emocional que perdure en el tiempo. Lo de los legazpiarras Elbereth es una trayectoria marcada por un inquebrantable espíritu de lucha, buscando aunar en un estilo propio todo lo que cada integrante atesora, apartado de imitaciones y con el sentimiento por delante, una impecable elaboración en expresivas transiciones instrumentales y una unión de sentimientos muy bien expresados. Una fusión personal de fuerza y melodía bajo una señas comunes, pero manteniendo siempre una línea de complejidad, aplicando originalidad en matices y versatilidad guitarrera para sonar frescos y actuales, con unos registros vocales muy concisos que te llevan por la agresividad y la melodía, todo ello bajo una limpia producción.

En vivo dichas habilidades individuales se elevan la enésima potencia, con una mayor solidez y haciendo que su natural desenvoltura colectiva les otorgue una dimensión que no todos los grupos de su estilo tienen, sonando inmensos en perfecta consonancia, con unos matices muy bien rematados bajo sus propias cualidades y características, pinceladas de diversidad y frescura en «Lepoa Moztu Arte», «Nikomedes», «Doinu Ilunak» o «Zurekin Amets», sin estar atados a estereotipos, con imaginación como para ofrecer evolución, conjugando en perfecto equilibrio personalidad, sentimiento y fuerza en composiciones muy portentosas tanto por su sonido como por su significado, Gaueko Ilargia», «Sinismen Galdua» e «Itzalak Leihoetan»), resultando del interés y del agrado de los que degustamos bandas no ancladas básicamente en lo mismo de siempre.

PUBLICIDAD

Publicidad