lunes, 27 mayo, 2024
Banner Content

El paso del tiempo no ha sido factor que parezca aminorar las ganas de los miembros de la banda gasteiztarra Railgun, que tras la marcha de su vocalista femenina Ane y la entrada de un nuevo cantante Aitor, con características distintas en matices vocales y polivalencia a la hora de cantar en euskera y castellano, decidieron cambiarse el nombre a Lautada, pero sin dejar de lado su pasado musical, cogiendo todo lo bueno del pasado y aportando fuerza y agilidad a su sonido.

 

En la actualidad se encuentran presentado «Berpizten», grabado en The Black Cat Studios (Gasteiz) bajo la producción de Javi Sevilla, con la ilusión y el deseo ferviente de volver a disfrutar de su sueño y tener algún elemento diferenciador en lo referente a frescura y dinamismo, una versatilidad que le haga expandir algo más sus alas y evitar el riesgo de perderse entre ese maremágnum de bandas de estilo, con estructuras e influencias que eluden ciertas convencionalismos establecidos dentro del metal, explorando en cada corte nuevos elementos sin perder para nada su estilo directo y sin concesiones en arreglos solventes, patrones rítmicos eficaces y una elevada impronta en la voz de su actual cantante que da lo mejor de sí mismo en canciones impregnadas de crítica social como «Tweet-rrorista», «La Jaula», «Nostalgia», «Faltan Bota Zaitzaket», «Arerio», creciendo en contundencia e intensidad de forma constante.

 

Un cúmulo de emociones asentado en una base muy sólida, abarcado múltiples terrenos con bisos de consolidación en un futuro muy próximo y dando prueba su capacidad de hacer suyo cualquier estilo de forma compacta y ordenada con una pegada rítmica segura y tremendamente versátil, manteniendo una línea coherente, y sin olvidarse de rendir homenaje a grandes referentes vasco como Berri Txarrak con «Stereo», tal como dieron muestra tras la marcha contra las puesta en marcha de macrogranjas, celebrada el pasado domingo en Iruña de Oca.

PUBLICIDAD

Publicidad