lunes, 27 mayo, 2024
Banner Content

No cabe duda de que el resultado sonoro que han logrado materializar los bizkainos Song Of Anhubis en su segundo disco de estudio «Reversed Reflection», un buen despliegue técnico marcado por constantes cambios de ritmo y variedad, combinando fuerza y sensibilidad de una manera sugerente y equilibrada, con una tendencia a la vanguardia en el sonido a cargo de matices electrónicos; adquiere una mayor coherencia y viveza en directo.

La renovada formación tuvo el privilegio de actuar junto a Blackheart en una de las jornadas de la trigésimo quinta edición de la Muestra “Bertako Metal, Pop Rocka-Metal, Pop Rock Local» de Aste Nagusia, abriendo una puerta a todo un universo interior, con la suficiente calidad para plasmar múltiples emociones en base a un metal contemporáneo, sabiendo recrearse exquisitamente con tesituras extremadamente contrapuestas y detalles enriquecedores que se conectan entre si, enganchando con una accesibilidad y una capacidad embaucadora dentro de unos márgenes perfectamente definidos, donde la labor vocal versátil de Raquel Reych sigue siendo el elemento primordial para invitar a viajar por una nube de sensaciones, jugando con diferentes intensidades en una clara tendencia a las atmósferas, no cerrándose exclusivamente en unos alardes vocales del género sinfónico sino una amplitud mayor en rango y tesitura vocal, dando una sensacional corpulencia a la riqueza instrumental de «Misantropia», a los cautivadores sonidos industriales de «Persephone´s Call», o dibujando perfectamente cada uno de los pasajes de «Teratos», «Last Dawn» y «Vestiges of a Life», alcanzado con solidez y flexibilidad los tonos requeridos.

Un mundo diferente y desconocido, con muchas connotaciones ambientales, donde cada tema albergó matices muy diferentes, sludge y stoner en «Progressive Spiral», retazos góticos envueltos en un ambiente intimista en «Fields Of Cains» y terrenos más enrevesados en experimentación electrónica en «Progressive Spiral», sin atarse nunca a unos cánones fijos, marcando el trayecto con una fluidez absoluta , alto nivel de calidad y mucha conexión con el público, fluyendo entremedias todas las emociones necesarias para abrir el corazón del oyente, atreviéndose a versionar en el tramo final, con suma valentía, el archiconocido tema de Evanescence «Going Under». Una dirección estilística en continua evolución que refleja madurez y entereza en detalles vocales e instrumentales, plenamente orientado a esa creación de atmósferas, alejándose de convencionalismos.


 

PUBLICIDAD

Publicidad