domingo, 21 julio, 2024
Banner Content

Cada vez son más las asociaciones culturales que se atreven a dar el paso de crear un festival para fomentar la cultura de los conciertos en vivo. La Asociación Gastronómica y Rockera MIN organiza este viernes y sábado la segunda edición del Rockmería MIM en la localidad de Ambrosero (Cantabria), dos días intensos de buena música y ambiente excepcional. Nos hemos puesto en contacto con ellos para conocerles un poco y nos hablen de como encaran esta nueva edición.

La primera pregunta es obligada, ¿cómo nace la necesidad de organizar un festival de tal magnitud en la localidad cántabra de Ambrosero, perteneciente al municipio de Bárcena de Cicero?

Necesidad ninguna, pero en todo este entorno desde Castro hasta Torrelavega no teníamos nada de rock & roll y lo que empezó queriendo hacer un concierto con un par de bandas o tres, se nos fue de las manos y creímos que podríamos hacer un fin de semana de rock& roll al año.

Explicarnos un poco cuál es vuestra filosofía, modo de acción y que pretensiones tenéis marcado como asociación musical

La idea es poder seguir con el Festival cada año, ya sea en una ubicación fija o de forma itinerante por los pueblos de la zona, darle un enfoque de festival de aforo más bien reducido, más familiar, y este año que viene, tenemos intención de tener un local y empezara organizar otro tipo de actividades que mezclen gastronomía y rock & roll

¿El nombre del festival estaba ya decidido desde el principio o surgió según la marcha, una vez conformada la asociación?

El nombre del Festival surgió porque la primera edición, la de 2022 se hizo en una campa, junto a una ermita, en la que se hacían romerías y nos pareció que podía ser un nombre apropiado para el Festival. El nombre del Festival no es el nombre de la Asociación, ya que queremos abarcar más actividades, y quedó como Asociación Gastronómica y Rockera MIN.

Supongo que el proceso ha sido bastante costoso a la hora de poder materializar el objetivo marcado de antemano ¿Cómo se desarrolló la primera edición del festival y qué trámites burocráticos os costó más afrontar?

La primera edición la hicimos desde el desconocimiento de la dificultad de organizar un festival hoy en día, con todos los cambios que ha habido a todos los niveles. Pero al final conseguimos llevarlo a cabo y a pesar de las adversidades y las trabas que tuvimos, decidimos volver a la carga con esta segunda edición de forma un poco más ambiciosa.

Y los trámites más complicados no surgieron por cuestiones de papeleo, si no por cuestiones más de ideales o pensamientos de personas que siguen viendo el rock & roll como algo destructivo.

Con la experiencia adquirida de la primera edición, que mejoras habéis implementado en comodidad y disfrute?

En comodidad, creemos que la primera edición fue bastante bien en cuanto a la organización, siempre mejorable, pero en cuanto a disfrute hemos mejorado un poco más. Hemos incluido algunos elementos que creemos qué harán que la gente esté más a gusto y mejor atendida, y si todo va bien, trataremos de seguir mejorando cada año con la ayuda de la experiencia adquirida cada año, los consejos de otros festivales más veteranos, la ayuda de las bandas que vienen y sobre todo, atendiendo a las peticiones de todos los que vengan a disfrutar de la música y el ambiente.

Me llama mucho la atención que para esta segunda edición habéis optado porque sea de pago y con dos jornadas intensas de buena música. ¿Cuál ha sido la razón de aventurarse en tal proeza de crecimiento?

Pues lo del pago está claro, hay muchísimos gastos, bandas, ambulancias, seguros, seguridad, escenario, etc… Lo de los dos días es por dar un poco más de música y poder pasar un fin de semana al año entre amigos. Y lo de aventurarnos a este crecimiento también tiene otro porcentaje de inconsciencia y perseverancia.

A la hora de organizar un festival creo que lo más importante es contar con unos buenos recursos financieros después de lograr los correspondientes permisos. ¿Cuáles son vuestras fuentes de financiación para que el festival perduré en el tiempo? ¿Es súper importante que la gente se conciencie de que no haga botellón y se decante por consumir en barra?

La financiación siempre sale de los mismos sitios, patrocinadores, colaboradores, barra y este año las entradas. Nosotros no hemos cobrado nada de estamentos públicos. Y lo del botellón, está claro que sería mucho mejor que no hubiera, nosotros, para tratar de que el botellón no sea tan necesario, creemos que hemos puesto unos precios para las entradas muy asequibles y los precios de la barra del bar son también bastante populares. Lo que debería darse cuenta la gente es que estos festivales cuesta mucho organizarlos y además se han incrementado los gastos y que si quieren que haya más, es solo cuestión de que todos pongamos algo e nuestra parte.

Con lo saturado que está el mercado de festivales en nuestro país, ¿qué aspectos destacaríais que os hacen ser distintos al resto?

Si que hay muchos festivales y la verdad es que más que hacernos distintos del resto, lo que tratamos es de aprender y tratar de verlo como nos gustaría a nosotros un festival. Aún estamos al inicio de este camino y nos gustaría que la gente que venga tome parte en algunas decisiones sobre que bandas les gustaría que vinieran al año siguiente o qué o como les gustaría que fuera su festival ideal para poder poco a poco tratar de tener un festival al que venga la gente a gusto, a pasar un fin de semana a esta tierra y se sientan como en casa, sin aglomeraciones.

El cartel de esta segunda edición es de lo variado y de gran calidad. Habladnos un poco de las bandas que lo conforman. ¿Qué criterios habéis tenido en cuenta a la hora de confeccionarlo? ¿Cuál ha sido e lgrupo más difícil de lograr llegar a un acuerdo? ¿Ha habido alguna banda que os hubiera gustado que participase pero no ha podido materializarse por no haber sido capaces de llevar a buen término la negociación?

Para elegir las bandas hemos tenido de mirar un poco de todo, cachés, como son en directo, gustos personales, trato… Y la verdad, es que no hemos tenido ninguna dificultad para arreglarnos con todos. Bandas que nos hubiera gustado traer hay muchas, alguna que teníamos intención de haber traído no ha podido ser este año, pero esperamos seguir con esto y todo se andará, la verdades que nos han llamado muchas bandas desde que presentamos el cartel y algunas de ellas nos han sorprendido porque no lo esperábamos, con lo cual, si todo va bien, el año que viene será más jodido que este año hacer la selección pero nos halaga un montón que se hayan interesado en nosotros.

¿Aparte de lo musical va haber otras alternativas de ocio durante las horas previas?

En las previas no, pero el Domingo, para terminar el finde, tendremos una quedada de coches clásicos en el mismo recinto.

¿Cuál es vuestra opinión sobre el mundo de los festivales? ¿Habéis tomado el modelo de alguno en lo referente a organización?

Hay muchos, algunos muy grandes pero nos gustan mas los pequeños. Si hemos cogido referencia de algunos de los pequeños que son más familiares, así se disfruta mas de las bandas.

¿No os habéis planteado hacer un tipo de concurso de bandas emergentes y por votación popular la ganadora obtuviese el privilegio de actuar en el festival?

Pues la verdad no, ya traemos bandas emergentes sin necesidad de hacer concursos.

¿Cómo valoráis el gancho que ejercen las redes sociales en el panorama de promoción y difusión de eventos?

Las redes sociales hoy en día es una catapulta a la información, en el caso de nuestro festival y en el de los festivales pequeños como el nuestro que acabamos de empezar.

¿Cuál es vuestro nivel de compromiso con las bandas emergentes nacionales?

La idea es traer todos los años bandas emergentes.

Os cedo la palabra por si queréis comentar algo más al respecto

Pues que nos encantaría que la gente se animara a venir a pasárselo bien y poder seguir creciendo e ir haciendo las cosas mejor cada año.