viernes, 1 marzo, 2024
Banner Content
Los bilbaínos MalaNoche tienen todas las papeletas para hacerse un nombre dentro del rock nacional. Su nuevo trabajo de título homónimo sacia la sed de todos los amantes de las canciones enérgicas y melódicas, condensando frescura, efectividad, madurez y mucha más ilusión. Un disco que se nota hecho a conciencia, buscando la variedad entre cada una de las piezas, con mucha capacidad de enganche y sin prejuicios ni limitaciones. ¡Unas melodías creadas para cautivar! 

 – A base de humildad y gratitud habéis cimentando vuestro estilo personal, manejando con creatividad vuestros recursos bajo una forma de interpretar a corazón descubierto y una gran vocación en directo. La escucha de vuestro nuevo disco “MalaNoche” se convierte sin esfuerzo en un ejercicio ameno y agradecido. Ansias renovadas, sentimientos encontrados y esas guitarras que traslucen rock & roll por los cuatro costados. Rock hecho con tacto y gusto bajo una propia manera de reflejar sentimientos, apto para todos los públicos . ¿Cómo definiríais este nuevo disco? Hablarnos un poco del proceso de composición y grabación de los once cortes que componen este trabajo?

Precisamente una de las características del disco que destacamos es que puede ser apto perfectamente para todos los públicos. Es un disco más maduro, más melódico vocal y musicalmente y con unas letras como siempre callejeras y sentimentales pero más sencillas a la vez y sin demasiadas florituras poéticas.

En cuento a la composición hemos cambiado la forma de hacer las canciones y básicamente la música la ha traído Mariano y yo (Fran) me dedicado a las letras. Así el proceso de creación ha sido más divertido y hemos podido ver todos de primera mano cómo crecían las canciones poco a poco.

– En una primera toma de contacto da la sensación de ser un disco de apariencia más directa, jugando mucho con guitarras de corte clásico y experimentando con nuevas combinaciones de sonidos, ritmos y emociones, pero escuchándolo atentamente te das cuenta del gran trabajo que hay detrás, repleto de detalles, descarados guiños punk y mucho rock neurálgico, con un ojo en el pasado y otro en el sonido de hoy. ¿Es así? ¿Qué objetivos os habéis marcado a nivel de repercusión?

Centrándonos más en el hecho de que es un disco más accesible y melódico nos gustaría llegar a un público más amplio.

– En este álbum asistimos a una mayor definición de los temas, cortes más variados y llenos de contenido, permitiendo al oyente que sea parte activa en vuestra música, que tenga que desmenuzar el disco individualmente para hallarle el sentido y sentirse a gusto con él. ¿Es eso lo que buscabais, un disco tan emotivo y estimulante, donde uno puede sentirse el protagonista de algunas de sus historias?

Habría mucho que hablar sobre que hemos buscado o no al componer las canciones de este disco… porque por una parte te podría decir tranquilamente que si, que se ha buscado eso, un disco más emotivo, más estimulante, rozando el pop en ocasiones… pero tampoco te mentiría diciéndote que ha salido así, sin buscar nada… ha salido de dentro de cada uno de nosotros sin prejuicios ni limitaciones.

– Sin duda alguna uno de los puntos fuertes de este trabajo es la producción global del álbum, producido por Aitor Ariño en Lorentzo Records (Berriz). ¿Cuál es el rasgo que más identifica vuestro sonido actual?

Queríamos hacer las cosas bien en este regreso y creo que grabar en Lorentzo Records era el primer paso a dar para encaminar las cosas como queríamos. Si queríamos grabar un disco que marcase diferencias, evidentemente, el estudio tendría una importancia a tener en cuenta. Grabar en Lorentzo Records con Aitor Ariño fue el empujón definitivo para conseguir sacar adelante el disco de rock que teníamos en la cabeza.


– Evidentemente hay una progresión de la banda en este trabajo con respecto al anterior “Miedocridad”, hay ciertos elementos o influencias inéditas en la banda. dando la impresión de que existe un esfuerzo considerable en el apartado de la composición. ¿Es así?. ¿Utilizasteis algún método concreto al componer? ¿Ha sido más unitario en esta ocasión?

En este caso, las ganas después de 4 años de parón, la ilusión renovada… han contribuido a la composición del disco.

– Pese a que seguís contando con ese sonido vuestro tan característico y personal, se puede decir que en el álbum hay una mayor madurez y versatilidad, la cual se va apreciando en las sucesivas escuchas, garantizando la perdurabilidad en el tiempo. ¿Ahora cuidáis más los pequeños detalles?

Cuidamos más los detalles, le hemos metido mucho mimo, tiempo y cariño al disco. Veníamos descansados tras el parón y eso creo que se ha notado. Es un disco sincero con nosotros mismos.

– Supongo que cada uno de vosotros tenéis vuestros propios gustos musicales y una manera distinta de concebir la música. ¿Cómo hacéis para alcanzar un determinado consenso a la hora de definir las pautas de actuación y musicalmente el camino a seguir?

Aunque tenemos distintos gustos, influencias o como quieras llamarlo… todos tenemos el rock como referencia fundamental, sabemos también que es MalaNoche y como es su sonido, de alguna manera es la unión de los 4, simplemente lo alimentamos. En este caso las canciones fueron saliendo con unas características bien marcadas, las propias canciones nos dijeron el camino a seguir.

– A nivel de letras, las canciones guardan un cierto nexo de unión, hablan de la soledad del individuo, el recuerdo de viejos amores, la lucha por los sueños rotos. ¿Cuánto de vuestras vidas hay en los temas? ¿El amor os sirve de combustible para crear o la mejor inspiración es cuando procede del sufrimiento?

Aunque en este caso no es tan autobiográfico como otros discos de MalaNoche, pues hay historias inventadas, en cada una de las canciones hay destellos, guiños o reflejos de cosas que en algún momento me han ocurrido, no me atrevería a escribir sobre cosas que no he vivido.

Para mí la mejor inspiración es la que viene del sufrimiento, aunque es de valorar esa que sale sin sufrir pues la considero una inspiración más difícil de conseguir y no por ello forzada. En este disco incluso hay alguna positiva como considero que es “La misma canción”.

– Hay músicos que con el tiempo dejan de denunciar injusticias en sus letras al acabar pensando que no llevan a ningún sitio ¿Que pensáis de esto? 

Bueno, para denunciar injusticias ya están los punkis, se lo dejamos a ellos… jajaja


– “La Misma Canción” ha sido la canción elegida como carta de presentación, acompañado del correspondiente videoclip, el cual ha trasmitido en imágenes, a la perfección, el significado y mensaje que lleva implícito. ¿Tiene algún significado especial para vosotros?

Nos pareció muy melódica, directa y con una estructura adecuada para ser carta de presentación. Se codeo en la elección con “La Lluvia” y “Ando Solo”.

– Con cada canción siempre buscáis una manera distinta de expresar vuestras vivencias y sentimientos, un estilo de lo más íntimo y personal. A la hora de componer, ¿qué pasos seguís para llegar a esa plenitud? ¿Primero la melodía y posteriormente los textos o viceversa?

Birra “bastante” / Musica / Melodia vocal a lo spaninglish / Letra. Es el orden que hemos utilizado para este disco. Creo que es importante para llegar a esa plenitud, para poder expresar tanto vivencias como sentimientos el encontrarte bien con tus compañeros y tener la confianza suficiente como para sacar todo lo que llevas dentro a la hora de crear… hay cosas que pueden valer o no pero lo primero es tener esa confianza para sacarlo, para ser tú mismo en ese momento en el que aún no existe nada y tiene que salir algo puro, y la mejor forma de que salga es con el puto alma.

– Dicen que la creatividad florece en tiempos de crisis. ¿Qué bandas os han sorprendido estos últimos años?

Desakato han sido un auténtico bombazo de aire fresco para la escena.




– ¿Sois de los que dedicáis mucho tiempo a jugar con nuevos sonido? ¿Hacia dónde veis al grupo evolucionando?

La verdad es que somos muy clasicotes en ese aspecto, nos gustan las distorsiones de toda la vida y cuantos menos inventos a los pies mejor. Creo que el grupo ya ha iniciado una evolución hacia un rock urbano sin mayores etiquetas, el rock urbano de toda la vida pero con personalidad propia.

– ¿Qué consejo le daríais a todos esos chavales que sueñan con ser músicos?

Que se compren un balón… jajaja! Es broma! Que disfruten, así lo conseguirán!

– ¿Sois de los que pensáis que la juventud ha perdido el interés en preservar la música tradicional, que ha dejado de creer en el rock, el cual promueve valores universales?

Pues sí, no veo relevo generacional, el rock cada vez se escucha menos y es más minoritario. Una pena que los chavales prefieran cosas más simples a música y letras más elaboradas que no entre, muchas veces a la primera, como en el caso de muchas canciones, rock, heavy… pero que luego la satisfacción de ir encontrando distintos puntos fuertes de esa canción te haga disfrutarlo verdaderamente.

– Lamentablemente este país sigue siendo un poco verbenero musicalmente hablando. ¿Consideráis que la originalidad está mal pagada hoy, que la gente tiene el oído demasiado cerrado y se ha acostumbrado a cosas simples?  

No considero ni que tengan el oído cerrado o abierto, empiezo a dudar de que tengan oído y escuchen…

– ¿Qué objetivo esperáis alcanzar con este disco? ¿Qué le pide MalaNoche al momento presente?

Comernos el mundo con nuestra música y eso ya lo conseguimos en el momento que nos subimos a un escenario o en un ensayo, y lo pasamos bien.

PUBLICIDAD

Publicidad