domingo, 29 enero, 2023
Banner Content

Todo un ejemplo de superación, una aventura auditiva, un suspiro de calidad intensa atendiendo a sensaciones, es lo que esconde el nuevo trabajo de los bizkainos Orihen «Colapso». Un trabajo pulido al máximo que asienta al conjunto como una de las más interesantes y personales de la escena vasca, fusionando con orden y armonía el rock y el metal, aportando mucho dinamismo en ese contraste excelentemente empastado de registros agresivos y melodías, fantásticos contrastes entre las guitarras y una sensacional técnica expuesta en cada milímetro cuadrado de composición bajo un gran sentimiento depositado en cada segundo de su trayecto.

En este nuevo disco “Colapso”, ofrecéis una elasticidad mayor en unas guitarras que ofrecen muy distintos destellos y un palpitar orgánico explorando todos los rincones posibles dentro del estilo de la banda, con la intención de transmitir gratos sentimientos y no defraudar a ningún amante de los cortes directos y contundentes. Una capacidad de saltar de un lado a otro, de borrar fronteras con una personalidad propia muy perceptible en las voces y un sonido cargado de fuerza para que las composiciones no parezcan dispersas o erráticas. ¿Cómo ha discurrido la composición y grabación de este nuevo trabajo? ¿Ha sido más compleja debido al tratamiento empleado, la cantidad de detalles impresos y la aportación de los nuevos componentes?

El proceso de creación de estas nuevas canciones ha sido el mas complejo hasta la fecha, de todos los trabajos que llevamos editados, no porque sean canciones más complicadas en su composición que las de anteriores, sino porque durante este proceso hemos pasado varios momentos delicados dentro de la banda, tanto personales como musicales, con cambios en la formación incluidos, lo que a alargado en el tiempo más de lo normal la creación de estos nuevos temas. De los 6 temas alguno se remonta al año 2019 y el más reciente es de este mismo año 2022, así que el maldito año 2020 nos lo encontramos en mitad del proceso.

Es evidente que aparte del extraordinario nivel musical que habéis logrado en estos últimos años, poseéis un toque muy definitorio en el apartado de la composición, saliendo de caminos marcados y siempre en la búsqueda de nuevos horizontes, buscando la satisfacción personal. ¿En esta ocasión habéis partido de cero o seguido la senda de una evolución continuada? ¿Surgieron nuevos matices en el estudio de grabación?

Intentamos siempre partir de 0 en cada trabajo, en este último más que en ninguno por lo que te comentaba en la anterior respuesta, y es cierto que si escuchas de el primer trabajo al último si que se puede apreciar una evolución en todos los aspectos, no cabe duda de que hay un cambio, también lógico por las mismas vivencias, experiencias y por el cambio de componentes que ha habido en estos años. Uno de los objetivos que siempre hemos querido alcanzar, es que alguien pueda coger un tema cualquiera de nuestra discografía y diga; ¨suena a Orihen¨, para nosotros eso es una gran satisfacción, y creo que es una muestra de que algo hemos hecho bien durante estos años, ya que hay registros muy diferentes entre discos e incluso dentro de este último álbum.

En cuanto matices, «Colapso» es el disco que más a evolucionado dentro del estudio de grabación, buena culpa de ello tiene Axular Arizmendi, que ha grabado y producido el disco mano a mano con nosotros. Allí hemos compuesto bastantes arreglos, he incluso cambiado líneas de algún instrumento y grabándolas sobre la marcha, en cuanto a las voces puedo decir que ha sido el disco en el que más agusto me he encontrado, jugando con melodías y registros más agresivos, e incluso componiendo nuevos pasajes allí mismo. La verdad que ha sido una gran experiencia.

Me llama mucho la atención en que este nuevo álbum de estudio habéis buscado modernizar un estilo de rock y metal con mucha melodía y fuerza a través de grandes transiciones y desarrollos instrumentales, fluyendo de un modo mucho más natural la creatividad y bajo una libertad absoluta de sorprender al oyente, cuidando cada detalle para que no haya una sensación de vacío en algunas partes. ¿Habéis tenido una actitud abierta a la hora de probar cosas nuevas? ¿Hacia dónde progresan vuestros gustos e influencias musicales?

Siempre decimos que nuestro estilo está entre el rock el metal y el hardcore, la verdad que no sabríamos etiquetarnos solo en uno de ellos, siempre nos ha gustado introducir arreglos que podrían llamarse ¨modernos¨ dentro de lo que hacemos, y como dices, en este último disco, sobre todo en transiciones que podrían quedar más pobres o vacías hemos metido por primera vez sintetizadores, acompañados de melodías de voz de fondo, arreglos de guitarra armonizados, y líneas de bajo menos contundentes y más melódicas en algunos casos, alejados de virtuosismos intentamos explotar nuestras virtudes al máximo. Lo hemos trabajado todos con mucho mimo y detalle.

Nuestro gustos musicales abarcan varios estilos, que al final es lo que nos marca a la hora de componer nuestros temas, en mi caso te podría decir que siempre me han gustado grupos que van desde Extremoduro a Berri Txarrak, pasando por bandas como Desakato o Mala Reputación y hasta el pop o el Indie de Shinova o Vetusta Morla. Y de lo último que estoy escuchando últimamente me quedo con 3 bandas también de diferentes estilos, como son Crim Kamikazes y Valira. La música es demasiado grande como para cerrarse en un solo estilo, es bonito lo que te puede hacer sentir cada grupo, y ojalá alguien pueda decir que escuchando Orihen algún día, sintió alguna de esas sensaciones.

La entrada de los nuevos componentes habrá traído consigo una nueva luz de esperanza, ¿Sigue intacta esa ilusión de intentar romper un poco la muralla del público masivo y se reconozca por una vez por todas y como se debe vuestro talento creativo? ¿Qué supone para vosotros “Colapso”?

Esperanza e ilusión definen muy bien nuestro sentir ahora mismo, con las salidas de Maialen y de Andoni nos planteamos seriamente dejar el proyecto definitivamente, en ese momento fue cuando decidimos grabar el disco con la idea de que vieran la luz estas últimas composiciones, no había un plan definido, solo grabar, pero ese camino nos ha llevado al punto de darle la vuelta a la tortilla y volver a tener la ilusión de ensayar, y de preparar nuestra vuelta a los escenarios en 2023, año de nuestro décimo aniversario como banda, con la incorporación Fran (Ex LPC) en el bajo, e Ivi de vuelta a la guitarra.

La muralla del público masivo no la vemos como algo que debamos derribar para disfrutar de este camino, evidentemente sería brutal poder llegar a un gran número de gente y que tuviésemos ese ¨privilegio¨, pero somos conscientes de que es algo muy complicado, además en estos últimos años se han añadido otra serie de problemas como el cambio de hábitos de la gente más joven, y que los que ya estamos casi en la cuarentena nos hemos vuelto más cómodos a la hora de ¨consumir¨ música.

No vamos a ser un grupo que suspenda conciertos porque no se hayan vendido un porcentaje de entradas anticipadas ni nada parecido, iremos a tocar donde nos quieran, si es para 2 personas lo haremos igual que para 200. Con todo esto «Colapso», solo puede significar para nosotros un cambio de ciclo, y un ¨seguir adelante¨, sin importar de donde venimos ni lo que haya pasado ayer.

El álbum ha sido grabado y mezclado en AME Estudioak de Mutriku (Gipuzkoa), por Axular Arizmendi y la banda, y masterizado posteriormente por Paxkal Etxepare en Biarritz. donde habéis ido un paso más allá en la consolidación de un estilo más personal, abasteciendo a vuestra propuesta musical de una mayor frescura, multiplicidad de texturas y la sabia combinación de detalles musicales y letrísticos bajo el manto de un sonido más vanguardista. Versátiles bases rítmicas y estribillos cargados de sentimiento que van otorgando fuerza, intensidad y coherencia a unas canciones donde la rabia y la melodía se entrelazan de una manera magistral.¿Todavía os influye la música de otros grupos o la inspiración surge exclusivamente del interior vuestro? ¿Cómo habéis volcado vuestras almas en él?

Indirectamente siempre te va a influenciar la música que escuchas y los grupos con los que has ido creciendo durante tu vida, eso no se puede evitar, en mayor o en menor medida va a pasar.

La inspiración es algo diferente, ahí entran otro tipo de factores que directamente no se pueden explicar. Con las letras el ¨modus operandi¨ no ha cambiado mucho, escribir es algo que te tiene que gustar y salir de dentro, sea para una canción o para guardarlo en un cajón, luego que gusten las letras es otra película diferente, y que sirvan para una canción es la segunda parte de la misma película, en el caso de Orihen, lo normal es que la música se componga antes que las letras y luego se adapten al tema concreto, aunque también hemos compuesto canciones a la inversa. Lo que está claro es que nos hemos volcado al 100×100 en este disco.

Un porcentaje preciso de potencia, calidad sonora y composición elaborada derivado de una mejora considerable de vuestros perfiles individuales ha sido el condimento perfecto para otorgar el empaste y la solidez a unas canciones que en este disco tienen la capacidad de enganchar en todos los casos. ¿Cuáles han sido las ideas principales y líneas de trabajo sobre las que habéis construido las canciones? ¿Quién ha sido de vosotros el que más ha asumido la tarea de la creación de los diferentes patrones rítmicos? ¿En qué sentido creéis que habéis madurado más?

En este último disco podemos decir que el mayor porcentaje de composición ha venido a cargo de Mosh, en otros discos había sido más repartido y Andoni tuvo un alto porcentaje en trabajos anteriores. Bien es cierto que las ideas iniciales, traiga quien las traiga, luego se transforman y se adaptan en el local entre todos, Unai con la batería, Ivi con el bajo o la guitarra y yo con las voces, es ahí donde se definen los temas al completo, aunque la chispa inicial siempre la de uno.

Sin duda hemos madurado, no sabría decirte si más como personas o más como músicos, pero me atrevo a decir que la primera de las 2, solo por ver donde estamos a día de hoy después de bastantes palos.

Me gustaría que definieras con una sola palabra, cada tema que compone el disco. Así, los lectores pueden tener una idea aproximada de cada uno de ellos

«Gregor Macgregor»: Falsedad

«La Ira»: Cobardes

«Colapso»: Realidad/Incomoda

«Beste Behin»: Manipulación

«El Rompeolas»: Amistad

«Los Sin Nombre»: Deshumanidad

¿Cuál fue el tema que más disfrutaste grabando y el que te dio más quebraderos de cabeza?

«La Ira» fue con el que más disfruté. «El Rompeola»s se puede decir que costó un poco más que el resto, pero sin duda después de grabado es uno de los que más me gusta del disco.

El primer single de este disco es “La Ira”, un tema con unos estribillos intensos y una base musical demoledora. ¿Por algún motivo especial?

No hubo un motivo en especial, nos parecía que después de 4 años sin sacar nada era el tema más directo para mostrar, para decir ¡aquí seguimos cabrones!

Parece que para vosotros tanto la parte estrictamente musical como la lírica o el diseño gráfico que rodea vuestros discos es un todo en uno, una concepción artística en sí misma, unitaria y consciente de serlo. Está vez habéis optado por un arte detallista en cada trazo y que atrape visualmente. Contarnos quien ha sido el encargado de su diseño y de qué manera están los conceptos implícitos en la misma.

El diseño, por primera vez, lo teníamos definido incluso antes de grabar el disco, tiene una historia detrás que no se puede contar, pero definía perfectamente el sentir de todas estas canciones al igual que el nombre ¨Colapso¨, estamos ahí, en la cuerda floja, tod@s, y parece que ya nos vamos enterando.

El diseño primario lo realizó Mike, nuestro ex-batería, después entre Andoni y yo realizamos el resto del Artwork para el Digipack que saldrá en diciembre.

La diversidad es la tónica predominante en este trabajo, mimando al máximo cada composición bajo una clara definición de intenciones de dar un paso adelante importante en vuestra trayectoria como grupo, siendo de lo más sorprendente que os habéis atrevido a grabar un tema en la lengua vasca, bajo una carga sentimental tremenda, donde la armonía encuentra su mejor acomodamiento, enganchando y mostrando una melancolía acogedora, con la colaboración a los coros de Maialen. ¿Se trata de un modo de abrir nuevos horizontes en apertura estilística creada?

Es posible que con «Beste Behin», hayamos abierto un nuevo camino dentro de Orihen, lo hemos comentado, y no sería descabellado pensar que en un futuro podamos componer nuevos temas en Euskera, la verdad que nos sentimos bien dentro de ese registro.

Para nosotros la canción en si es de lo más especial y desde el primer momento vimos que todo encajaba en su sonoridad de un modo extraordinario.

¿Qué opináis de la escena actual en relación a bandas de vuestro estilo? ¿No creéis que ya hay una saturación de propuestas y que la gente no puede abarcar todo lo que sale?

La escena como tal está ¨tocada¨, no creo que hundida, pues hoy en día hay mas bandas que nunca y con un nivelazo increíble, pero volvemos a los hábitos, todo ha cambiado, en nuestra época puede que no tuviésemos tantos estímulos o distracciones, ir a un concierto el fin de semana era lo máximo, era salvaje y también algo fuera de la norma, te escuchabas las grabaciones de esos grupos los días anteriores y ya lo estabas viviendo, hoy veo más difícil que alguien se ponga a escuchar un disco entero en bucle , ni nosotros mismos lo hacemos ya a menudo….

Como dices es difícil abarcar todo, pero eso creo que es algo que siempre ha pasado, hay que intentar hacer las cosas con gusto e intentar llegar a la gente del modo tradicional pero también adaptarse a lo que es ahora este mundo.

Las oportunidades también son menores ahora a la hora de poder actuar en garitos, hay muchas más restricciones que hace 10-15 o 20 años, y tampoco es que exista un circuito como podía haber en los 90 en Gaztetxes dentro de EH. Ahora la gente va más por libre y los garitos tampoco van arriesgar en algo que no tiene una rentabilidad asegurada y encima jugándose una multa, creo que todos somos parte del problema pero también de la solución, existen más medios para escuchar música que nunca, más grupos que nunca, gente como vosotros que nos apoya día tras día….

¿Cuál es la diferencia esencial entre el momento que vive la banda ahora y el de hace unos años?

Cuando empezamos, la mitad de la banda estaba aún estudiando, lo que nos daba una facilidad a la hora de ensayar muchos días a la semana, ahora todos trabajamos, algunos ya tienen su familia, cuesta más que nunca cuadrar horarios, pero nos adaptamos lo mejor que podemos, si te gusta esto lo sigues haciendo, el mejor momento siempre tiene que ser AHORA.

Ensayamos menos, pero hemos ganado en experiencia, nos conocemos mejor que nunca, hemos madurado como personas, y eso nos genera la tranquilidad necesaria para seguir con esto, a pesar de que haya épocas como esta, en la que estamos presentando un disco y la tensión pueda crecer por momentos, eso también es bueno.

El futuro inminente de la banda será poder presentar este disco en todos los lugares posibles. ¿Cómo está yendo el tema de contracciones? ¿Se nota mucho el factor predominante, en el sentido de que todas las bandas quieren recuperar el tiempo perdido causado por la pandemia?

Nuestra idea es comenzar a actuar a principios de 2023, y exprimir al máximo la segunda mitad del año, si que estamos notando que en muchos sitios las fechas están ya cogidas con meses de antelación , nada nuevo por otra parte, pero encontraremos nuestro lugar, tenemos en mente un par de festivales también, y aunque menos que antes, saldremos de EH para actuar fuera en alguna ocasión.

¿De qué forma tenéis previsto trasladar el disco al directo?

Como siempre, nuestra premisa será la actitud sobre el escenario, eso nunca ha sido negociable en Orihen.

Para concluir me gustaría saber que os ha aportado la música en vuestras vidas y que esperáis de la misma cara al futuro

Es parte de lo que somos, creo que sin esto seríamos otras personas completamente diferentes, a veces te gustaría alejarte de ella, pero siempre sabe volver a ti, menos mal….