lunes, 27 mayo, 2024
Banner Content

La ambición musical siempre tiene que estar encaminada a poder plasmar las inquietudes musicales y todas las influencias musicales percibidas a fin de romper los estándares y explorar nuevos caminos. Los catalanes A Dark Reborn han creado una obra «Last Echo», que adquiere un aura de transcendencia para seguir reafirmándose en su evolución hacia una puerta a otra dimensión, donde el oyente tenga que abrir su mente y dejarse llevar por las emociones que provoca una música sin límites, mostrando inspiración en cada pasaje y conformando un estilo suficientemente libre y personal, con partes brutas y oscuras, pasajes desgarradores, y estribillos melódicos y melancólicos. Una apertura estilística sin perder la esencia del death metal melódico.

Hemos podido charlar con la banda e indagar en el proceso de composición y producción del mismo, sobre la incorporación de aportes algo más contemporáneos y destellos que reclaman toda atención.

Antes de comenzar a hablar de vuestro segundo disco de estudio «Last Echo» me gustaría que nos contarais brevemente cómo fueron vuestros inicios y qué referentes musicales se esconden en vuestra propuesta musical

Ivan: Empezamos Lur y yo que nos encontramos por casualidad por un conocido en común. Poco después se unió Thomas y trajo a Denis que tocaba en un grupo que tenian llamado No Holds Barred. Tras el paso de varios baterías llegamos a consolidarnos a día de hoy con Saül. En cuanto a referencias musicales todos tenemos en común el metal moderno y luego cada uno tiene sus variantes. Por ejemplo Denis y Thomas son bastante de hardcore, Saül de death y black, Lur de melodeath y yo saliéndome del metal tambien escucho bastante funk.

Cualquiera que haya seguido un poco vuestra trayectoria ha podido comprobar una evolución a nivel sonoro en experimentación y ciertos aspectos de modernidad en el sonido, con el propósito de que el oyente abra su mente a la percepción de sensaciones. Entramados sonoros bien consistentes que dotan a cada tema de una propia personalidad y que tienen esa capacidad de atrapar de principio a fin, una mayor apertura estilística mediante matices dispares y unas guitarras técnicamente muy notables, combinando agresividad y melodía. ¿Cuánto tiempo os ha llevado el componer los temas? ¿Cuáles han sido esas nuevas influencias que os ha ayudado a alcanzar tal grado de distinción y madurez?

Thomas: En total estuvimos cerca del año componiendo los temas nuevos, quisimos aplicar todo lo aprendido en el proceso de composición del anterior disco. A la hora de componer le dimos mucha importancia al uso de escalas diferentes, combinar escalas y tonos relativos en un mismo tema, personalmente siempre he compuesto con la escala menor harmónica, en este disco quise escaparme de usar extensamente esta experimentando con escalas orientales como apoyo a la escala menor.

Un ejemplo también sería «Ilusions», fue un pequeño experimento. Nos propusimos componer un tema de metal usando un grado de una escala mayor (modo lidio) combinándolo con la escala menor y una escala japonesa.

El uso de sintes nos sirve como un apoyo tonal buenísimo pudiendo alternar entre diferentes énfasis y poder transformar el sentido de los pasajes armónicamente. Durante la composición estuve escuchando mucho Architects, Bleed From within, In Flames, Obituary, entre otros.

Supongo que el proceso de composición y grabación de este disco ha sido más complejo, una mayor inspiración creativa y atrevimiento en ir un paso más allá, aportando nuevos matices sonoros y enfoques para lograr una identidad musical ¿Hasta qué punto habéis enfocado esta vez el concepto de la producción? ¿Quién ha sido de vosotros el que más ha asumido la tarea de la creación de los diferentes patrones rítmicos?

Thomas: Lo hemos aplicado a cada riff, pasaje, patrón rítmico jajaja. Si entendemos el concepto de producción cómo la búsqueda de cambios de dinámica, buscar la sensación de movimiento armónico, retirar elementos para dar protagonismo a lo que queremos que capte la atención del oyente y elementos de énfasis como los bassdrops entonces si.

En este disco a la hora de presentar las nuevas ideas a modo de muestra solemos traer preparadas las baterías, luego al presentarlo al grupo y después en las sesiones de producción ya toman el relevo nuestros batería y Raúl, nuestro productor, sacando ahí el producto final. bAhora con Saúl a la batería sacamos desde la base de los temas nuevos las baterías asumiendo el ese rol de crear los ritmos desde 0.

Foto: Cristina García Galietero

La producción del disco ha corrido a cargo de Raúl Abellán (The Mixtery Studios) a la ingeniería del sonido, y la masterización a cargo del afamado Mika Jussila de los Finnvox Studios (Nightwish, Battle Beast, Children of Bodom…), a fin de buscar un sonido más vanguardista y solido. ¿De qué forma se ha desarrollado todo este trabajo en el estudio?

Thomas: Fueron unos días intentisimos!! Admitiré que llegamos al estudio con algún tema por finiquitar. (Entre nosotros dos jajaja). Pues el proceso fue el siguiente :

– Traer las guitarras guías hechas.

– Al grabar las baterías se iban sucediendo cambios, entonces aprovechábamos para sacar cambios en las guitarras.

– Grabar las guitarras.

– Seguir componiendo.

– Grabar el resto de componentes.

Y así repetidamente, fue bastante duro pero el resultado final valió completamente la pena. Nos montamos un mini estudio de composición/zona de creación y brainstorming. Estábamos entre 9 y 12 horas al día encerrados en el estudio.

Finalmente como toque final y una vez las voces gravadas. Laura se puso a los mandos con el teclado sacando las atmósferas. Incluso hay sàmplers que en realidad es una nota de voz o pasaje de teclado aplicándoles efectos así sacar un toque más lo-fi.

¿Habéis tenido una actitud abierta a la hora de probar diferentes tonalidades?

Thomas: Absolutamente! Tanto en tonos como aplicar influencias que aparentemente no deberían encajar. Si escuchamos Delirium el coro podría ser perfectamente de los back street boys, no hay que tener miedo en probar cosas distintas.

¿Pensáis que es necesaria la ambición para la supervivencia de un grupo?

Saül: Desde mi punto de vista siempre es bueno tener esa ambición para seguir queriendo dar mas y mejorar día a día con la banda, pero sin llegar al punto de obsesionarse porque al final puede ser una arma de doble filo y que te salga el tiro por la culata. Siempre hay que mirar hacia adelante, pero sin creerse nada ni obsesionarse en las cifras.

Sin duda alguna, este nuevo trabajo goza de un latir más modernizado con un importante crecimiento vocal por parte de Lur Burns Red tanto en sus rasgados como melódicos registros vocales. Me resulta llamativa la participación estelar de Daniël de Jongh (Crown Compass, Black Nazareth y Ex-Textures) en el tema “Ritual”, creando una simbiosis perfecta, una fusión creativa y mágica. ¿Cómo surgió dicha colaboración? ¿Se barajaron otras?

Lur: ¡Muchas gracias por las palabras! La verdad es que ha habido un trabajo duro y de aprendizaje constante del cuál me siento bastante orgullosa con el resultado 🙂

Pues la verdad es que conozco a Daniël desde hace muchos años. En 2008 coincidimos en una mini gira por cataluña con nuestras respectivas anteriores bandas, y desde entonces seguimos en contacto. Nos hicimos muy buenos amigos. Y cuando pensamos en hacer una colaboración, enseguida pensé en Daniël, y aceptó encantado. Le admiro un montón como artista y compartir un tema con él ha sido muy bonito.

Supongo que cada uno de vosotros tenéis vuestros propios gustos musicales y una manera distinta de concebir la música. ¿Cómo hacéis para alcanzar un determinado consenso a la hora de definir las pautas de actuación y musicalmente el camino a seguir?

Saül: Por mi parte el death metal, thrash y black son las ramas mas influentes en mi estilo de tocar, de ahí las pinceladas de blastbeats y dobles bombos. Aún y así llevando tan solo un año en la banda, en este disco me brindaron la oportunidad de poner mi granito de arena a pesar de tener ya grabado casi el 70% del disco. Os proponemos adivinar que 3 temas son los que regrabamos con mi incorporación a la banda jajajaja.

Thomas: Yo las sé! Jajaja bueno, en mi caso los estilos más influyentes son el melodeath, hardcore, metalcore y el death metal. Aunque mi guilty pleasure es el clásico español.

Lur: La verdad es que a pesar de tener influencias distintas, cuando tocamos fluye todo bastante fácil, hay una buena conexión, y ahí es cuando convergen nuestros gustos y aparece A Dark Reborn. Poder salirnos de la zona de confort, no tener miedo a experimentar, tanto que podemos venir de un riff con bateria “drum and bass” hasta un estribillo como bien dijo antes Thomas, que podría ser de los Backstreet Boys.

Yo en lo personal soy muy fan del Melodeath, pero me encanta también, el metalcore, metal progresivo, black, death…pero bueno, en realidad yo amo la música, y tampoco me puedo definir dentro de un estilo en concreto, ya que me gusta abrirme a conocer siempre cosas nuevas.

Me resulta llamativo los destellos de gran lucidez compositiva que albergan temas como «Illusions», «Ritual», Hopeless «The Flight» y “Dark Matter”, conteniendo mucha riqueza sonora, sólidos argumentos y recursos en contrastes vocales y brillantes ambientaciones en intensidad emocional, sabiendo colocar cada elemento en el lugar adecuado para provocar gratas sensaciones. ¿Ha sido difícil la cohesión entre los diferentes elementos para no perder corpulencia y espontaneidad?

Thomas: Al tratarse de un CD conceptual, diseñamos la historia y una vez con está bien clara nos pusimos con los temas. Entonces, la armonía base se ha mantenido sencilla, basándonos en el tono original y su quinta alternándose. Luego ya se fueron añadiendo florituras y se jugaron con armonías y modos.

Así pues el final de un tema por ejemplo en escala menor en Do da paso al siguiente empezando una quinta hacia arriba en Sol y usualmente con la misma escala o una escala que comparta la mayoría de sus notas. Luego ya para las melodías son iteraciones e iteraciones y más iteraciones. Sin olvidar que el metal es super rítmico, en este álbum si que es verdad que hemos preferido centrarnos en el Groove y pesadez que en pasajes más rápidos a degüello.

Me gustaría saber cual ha sido la razón de decantarse por un disco conceptual compuesto por tres partes (EPs) basado en los últimos humanos sobre la tierra que se ven obligados a huir del Apocalipsis en busca de otro planeta para la supervivencia de la especie

Thomas: Pues estaba mirando un documental sobre agujeros negros, al escuchar un sinthe muy guapo me inspiré y empecé a componer «Levitating the Void».

Al componer canciones me gusta hacer algún ejercicio de abstracción imaginándome la historia detrás o al hacer los riffs me imagino tocándolo en directo, si motiva sirve sino no.

Entonces con el imaginar la historia entre todos empezamos a tejer toda la trama. Ya después decidir cuantos temas y sobre que trataría cada uno para no sobre complicar el concepto o hacerlo más difícil de sintetizar (momento freaky, de jovencillo vicié mucho al Phantasy Star Online de la Dreamcast, también me inspiró en esta historia).

Lográis mantener el interés del oyente con unos cambios de ritmo que aportan la variedad necesaria y unos registros vocales perfectamente adaptados a la línea musical, buscando aunar matices muy dispares, pero sin caer en ningún momento en algo preconcebido. Una apertura expresiva en la combinación de distintas cadencias, ritmos e intensidades. ¿Hay alguna banda clave que sigue siendo vuestra principal influencia? ¿Hacia dónde progresan vuestros gustos e inquietudes musicales?

Saül: A pesar de que cada uno venimos de escuchar distintas ramas musicales, creo que coincidimos todos en Jinjer.

Foto: Cristina García Galietero

¿No creéis que actualmente hay muchos grupos que saturan sus trabajos con exceso de producción de forma que oculta o disfraza la falta de creatividad?

Thomas: Considero que la tecnología ahora nos brinda una variedad de herramientas buenísimas para complementar las composiciones y experimentar. Pero claro en ningún caso apoyo el tapar la falta de técnica. Pero oye cada uno es dueño de lo que hace.

Es tan importante no desviarse de tu propio camino como a la vez intentar avanzar y no anclarse en el mismo. ¿De qué forma se refleja la experiencia acumulada en este trabajo?

Thomas: Sobre todo es no dejar de escuchar música, mucho trabajo mental imaginando y horas horas y horas con el instrumento.

Es una proceso continuo de estudio y reciclaje. Cada proyecto anterior, cada sesión de producción, cada riff nuevo que escuchas o tocas es un granito de arena y una experiencia adquirida que te hace mejor a diario. Sin olvidar cual es tu objetivo.

Habéis cuidado mucho tanto las formas como el contenido musical del mismo. El diseño es espectacular y la portada logra captar la atención visual. ¿Quién ha hecho el artwork? ¿De qué manera están los conceptos implícitos en la misma?

Thomas: Fue a mano de Gustavo Sazes. Hizo un trabajo espectacular.

Lur: El resumen final del disco, es este viaje en la búsqueda de una vida mejor de los pocos supervivientes de la tierra, un viaje con incidentes, que llega a un final inesperado, el cuál no acaba bien. Creemos que Sazes supo plasmar muy bien la esencia de la historia y estamos muy contentos con el resultado.

¿Qué lecciones habéis aprendido a lo largo de todos estos años inmersos en el mundo de la música?

Saül: Hay que trabajar mucho y no hacer caso a personas a las que no les gusta lo que haces y quieren hundirte, si realmente es lo que te llena, trabaja en ello y no te ciegues en las cifras. Seas banda underground o más reconocida, nadie te va a regalar nada y menos en este país.

Lur: Como bien dice mi compañero, ¡trabajar mucho! Hay que tener constancia y creer en lo que haces. El camino es duro, pero en nuestro caso, por suerte todos vamos a una y nos apasiona e ilusiona lo que estamos creando y viviendo juntos. Entonces se hace mas fácil crear este camino, que aunque vaya poco a poco, al menos estamos haciendo lo que nos gusta.

¿Cuál creéis que es mayor problema con el que se topa un grupo de metal en España?

Saül: Desde mi punto de vista, parece que el público que va a conciertos en España va a hacer karaoke, si no conocen las bandas de esa noche parece que no están abiertos a conocer nuevos talentos o simplemente, apoyar a las nuevas generaciones que tanto pueden ayudarte a ti en cualquier ámbito o puedes tu valorar/criticar su show y ayudarles a ellos también y así crecer.

Thomas: Es como no ir al cine porque nos has visto la película.

Lur: Cierto es que el tema está complicado, en este momento nos encontramos en un punto en el que cada fin de semana hay una oferta grande de eventos y conciertos, y el público se divide mucho, o incluso tiene tanto a elegir que al final no va a ninguno.

Pero aún así, el público sigue queriendo ir a lo seguro, a lo conocido, y aún le cuesta bastante abrirse al metal nacional, sobre todo con las bandas emergentes. Queda un poco de camino para recorrer.

¿Qué opináis de la escena actual en relación a bandas de vuestro estilo? ¿No creéis que ya hay una saturación de propuestas y que la gente no puede abarcar todo lo que sale?

Saül: Bandas hay miles y de todos los estilos, y al parecer los que acceden a altos escenarios son los que tienen el cojín para invertir, sino.. te quedas en el undreground de público reducido y ya. Por eso hay que abrir la mente y dar apoyo a las bandas pequeñas.

Lur: Pues justo lo que comentaba en la anterior pregunta. Hay saturación de oferta ahora, y más con las rrss, spoty…que nos hace llegar fácil la música, y a miles. Entonces eso pues queda reflejado en los conciertos como te decía.

¿Consideráis que definitivamente se ha eliminado el complejo de inferioridad de las bandas nacionales respecto a las de fuera?

Lur: No la verdad. Creo que aun cuesta valorar a las bandas del país y que a veces parece que hasta que no salen de este y han tenido cierta repercusión fuera, no se les da la atención que quizás hace tiempo merecen. Deberíamos sentirnos afortunados de tener una alta calidad de bandas de metal de todos los estilos en nuestro país.

Cuando una banda graba un disco siempre piensa que es el mejor pero después de poco tiempo escuchándolo, tiene la sensación de que hay cosas que se podrían cambiar o haber mejorado durante la grabación. ¿Tenéis esa sensación de que lo podría habéis hecho aún mejor?

Ivan: En mi caso creo que es imposible no caer en pensar que podrías haber hecho algo distinto. Cada día escuchas, descubres y experimentas cosas nuevas que te pueden dar ideas diferentes que encajarían mejor en tu trabajo pero ya es “demasiado tarde”.

Lur: Creo que esta sensación es inevitable, la de sentir que quizás hubieras puesto otra línea de coros ahí, o otro sampler… pero al final pienso que no cambiaría nada, porqué en aquél momento, cuando lo componíamos lo sentíamos así, y es el fruto de aquél momento.

Y como dice Iván, va pasando el tiempo y escuchas nuevos grupos, te llega música nueva, entonces también van surgiendo esas ideas nuevas, pero esto te puede servir de aprendizaje para lo que pueda venir.

Todo grupo cuando empieza en el mundo de la música tiene unos sueños por cumplir. ¿Uno de vuestros objetivos es poder realizar una gira internacional junto a unos de los grandes referentes de melodic death metal?

Saül: Si!! Tanto realizar una gira como tocar en grandes festivales es un sueño que vamos todos a por el, pero como he mencionado antes, no hay que obsesionarse en estar en el top, cuando llegue el momento ahí estaremos dando guerra sin duda.

Lur: Creo que Saül lo ha dicho perfectamente. Tenemos claro los objetivos como banda y por supuesto vamos a por ellos. Hay que ir haciendo camino poco a poco e ir mejorando y aprendiendo como banda, y a la que vayan llegando buenas oportunidades, daremos todo, como procuramos hacer siempre.

PUBLICIDAD

Publicidad