viernes, 14 junio, 2024
Banner Content
Los catalanes MorphiuM están labrándose una impecable carrera musical, basada en la calidad de sus discos y en una natural actitud sobre las tablas. Una formación que en directo roza la perfección, hábiles dinámicas expresivas a cargo de frescos matices y ambientaciones oscuras, que constituyen miríficos ejercicios de concisión y destreza compositiva. Un buen estímulo a aquellas mentes saturadas por la linealidad y abrasividad de la que hacen gala otras bandas del género. Hemos podido charlar con su guitarrista Santi a escasos días de su descarga en el Baserri Antzokia (Derio, Bizkaia) sobre su nuevo lanzamiento «The Fall», que alberga sorprendentes matices y ritmos cargados de variedad e influencias, unas composiciones que te volverán a enganchar una y otra vez
– Pocas veces he experimentado que un disco me transmita tanto en una primera escucha. Vuestro nuevo trabajo «The Fall» me lo ha generado, una obra en la que todo encaja y nada sobrecarga, una mayor versatilidad, unas bases rítmicas que aplastan cráneos y una conjugación de voces agresivas y melódicas muy logradas. Toda una auténtica declaración de intenciones, un maremágnum de emociones y sonidos variados tan bien hilvanados que uno acaba por olvidarse de identificar influencias innecesarias para centrarse en el goce de la música. ¿Cuánto tiempo os ha llevado el componer los temas y la grabación?. ¿Cuáles han sido esas nuevas influencias que os ha ayudado alcanzar tal elevado grado de madurez?
Muy buenas, primero gracias por tus palabras. El tiempo de composición no ha sido excesivamente largo, han habido ciertas circunstancias que nos han hecho retrasar, pero No por falta de creatividad.
Era la primera vez que componía para Morphium, ya que y entré en el proyecto justo después de que saliera «The Blackout», y en cuanto me puse con Alex a componer el disco Noté ya una afinidad en las ideas que hizo que todo fluyera con naturalidad. supongo que esto también responde parte de tu otra pregunta.
De influencias hay muchas y de todo tipo, algunas son evidentes otras no tanto, prefiero que cada cual lo escuche y lo averigüe por si mismo.
– El disco contiene muchas partes rítmicas pensadas directamente para el directo. Un sonido crudo y espontáneo, con destellos de nuevos conceptos y formas, transmitiendo gran fuerza y rabia, capacidad de evolución y garantizando emociones fuertes. Una evolución que emana tintes crudos y elevada precisión en los ritmos. Sin duda alguna a nivel instrumental estáis mejor que nunca, ¿ha sido un desarrollo natural en vuestras habilidades u os habéis propuesto a base de dedicación mejorar cada uno en vuestra parcela? ¿Qué ha cambiado de vuestro sistema de trabajo interno?
Efectivamente, este es un disco diseñado para ir a la guerra y para eso es fundamental una base rítmica potente. A su vez es nuestra forma de hacer los temas, así que se podría decir que sale de una forma natural.
En cuanto al sistema de trabajo, el que tenemos es el que mejor se adapta a las personas que ahora formamos parte de Morphium y sobretodo disfrutar de lo que estamos haciendo.
– Supongo que el proceso de composición y grabación de este disco ha sido más complejo y largo, una mayor inspiración creativa y atrevimiento en ir un paso más allá, aportando nuevos matices sonoros y enfoques para la búsqueda de una total personalidad cautivadora. ¿Hasta qué punto habéis enfocado esta vez el concepto de la producción? ¿Es quizás vuestro disco más variado?
Simplemente hemos dejado que nuestro productor haga su trabajo ya que él conoce Morphium casi mejor que nosotros mismos. Sinceramente creo que es la mejor opción, dejar que gente haga su trabajo.
No te sabría decir si es el disco más variado pero hemos querido que tenga momentos de diferentes intensidades y que reuniera todo aquello que a nosotros nos gusta.

 

– Mucho dinamismo y una gran confianza absoluta en vuestras aptitudes palpable desde el primer instante, canciones repletas de detalles técnicos y arreglos excepcionales, dando una sensación de que a la hora de componer dejáis fluir libremente vuestros sentimientos, sin expectativas ni presiones y partiendo siempre de la base del metal de las últimas décadas. ¿Consideráis de verdadera importancia no tener ningún prejuicio musical y estar abierto a todo tipo de música con un mínimo de calidad para lograr dar pasos de gigante en la búsqueda de la perfección?
Por supuesto, considero fundamental eliminar todos los prejuicios que tengas, tanto en la música como en la vida en general. Tampoco quiero decir que hacer un estilo de música standard sea malo, simplemente es una opción.
La producción del disco ha corrido a cargo de “Kuen“, las mezclas por Marco Barusso y la masterización por Marco Dagostino, donde habéis ido un paso más allá en la consolidación de un estilo más personal, abasteciendo a vuestra propuesta musical de una mayor frescura, multiplicidad de texturas y la sabia combinación de detalles musicales y letrísticos bajo el manto de un sonido más vanguardista. Versátiles bases rítmicas y estribillos cargados de sentimiento que van otorgando fuerza, intensidad y coherencia a unas canciones donde la rabia y la melodía se entrelazan de una manera magistral. ¿De qué forma se ha desarrollado todo este trabajo en el estudio? ¿Todavía os influye la música de otros grupos o la inspiración surge exclusivamente del interior de vosotros?
Ha sido todo mucho más sencillo y natural de lo que te puedas imaginar. Nos hemos entendido todos muy bien y teníamos claro como queríamos este disco. Luego Kuen, Barusso y Dagostino han hecho un curro de puta madre.
– Pese a que este cuarto disco sigue contando con ese sonido vuestro tan característico y personal, se puede decir que en el álbum hay ciertos elementos o influencias inéditas en la banda hasta este momento. Es por ello que con sucesivas escuchas se va apreciando más un disco como éste, garantizando su perdurabilidad. ¿Ahora cuidáis mucho más los pequeños detalles? ¿Cómo habéis volcado vuestras almas en él?
Los pequeños detalles son los que importan, como la vida misma. Morphium siempre ha cuidado mucho los detalles y este disco no ha sido una excepción. «The Fall» ha tenido un proceso agotador de muchas horas, días y meses dándole vueltas, cuando lo acabemos y escuché el resultado estaba eufórico, tenía la sensación de haber subido al puto Everest.
Un porcentaje preciso de potencia, calidad sonora y composición elaborada derivado de una mejora considerable de vuestros perfiles individuales ha sido el condimento perfecto para otorgar el empaste y la solidez a unas canciones que en este disco tienen la capacidad de enganchar en todos los casos. ¿Cuáles han sido las ideas principales y líneas de trabajo sobre las que habéis construido las canciones? ¿Quién ha sido de vosotros el que más ha asumido la tarea de la creación de los diferentes patrones rítmicos? ¿En qué sentido creéis que habéis madurado más?
La idea era sacar una buena groove, un buen riff, un buen estribillo y que Alex lo tuviera fácil para hacer sus voces. Luego se le iba dando la forma hasta tener el tema casi cerrado para pasar al siguiente.
Normalmente he sido yo el que se encargó de hacer las ideas musicales del tema en su primera fase, Alex iba aportando sus melodías y sus ideas, luego incorporemos a Javi, Sebas y Sergi que empezaron a aportar sus matices y su forma de interpretar los temas. Ha sido muy fácil trabajar con ellos, Javi es un guitarra excelente y muy creativo, Sebas es una bestia tocando la batería y Sergi venía de un estilo más rockero y se ha adaptado al metal de una forma sorprendente.
También quiero mandarle un saludo a Martinillo, anterior guitarrista, que también aportó muchas ideas y compuso la música en «Everybody Is Dead… también agradecer a David García, un gran compositor que nos ha hecho unos samplers cojonudos, y como no a Kuen que acabó poniendo orden en todo esto. Al final esto es un trabajo en equipo y todo el mundo es importante.
– En este disco asistimos a una mayor definición de las estructuras, cortes más directos y llenos de contenido, permitiendo al oyente que sea parte activa y tenga que desmenuzar el disco individualmente para hallarle su sentido. El planteamiento inicial era el de intentar elaborar un disco con una frescura renovada y una gran pulcritud en constante crecimiento para huir de ciertos simplismos que en este estilo podían hacerse ya escuchados

Sinceramente mi planteamiento inicial fue el de hacer un disco.

– El álbum alberga un montón de detalles que se van revelando con cada escucha. ¿Habéis tenido una actitud abierta a la hora de probar diferentes tonalidades? ¿Qué sentimientos habéis buscado transmitir a través de él?
En general el álbum es bastante oscuro y pesimista con sus momentos de rabia y mala ostia. Pienso que la música es un reflejo de lo que llevas dentro, y al final es saber expresarlo de una manera creíble, y si hemos logrado transmitir esto a la gente, estamos más que satisfechos.

– Es llamativo que para vosotros el diseño gráfico que rodea vuestros discos es un todo en uno, una concepción artística en sí misma, unitaria y consciente de serlo… Está vez habéis optado por un arte detallista en cada trazo y que atrape visualmente. Contarnos quien ha sido el encargado de su diseño y de qué manera están los conceptos implícitos en la misma.

Alex es el que se encarga del diseño gráfico, dirigir videoclips y de casi toda la parte visual. Como has podido comprobar es palpable la influencia del cine de terror y la parte más oscura del ser humano.

– El primer single de este disco ha sido “Everybody is dead in this house», un tema con unos estribillos intensos y emotivos junto a una base musical que busca un sonido unificado en fuerza y melodía. ¿Por algún motivo especial?
Este es el tema que abrió el paso a esta nueva etapa de Morphium. Es una idea que trajo Martinillo y fuimos moldeando hasta que alcancemos el resultado que podéis oír en el álbum. El objetivo es el mismo que en todos los temas, que quede lo mejor posible.
– ¿Sois de los que dedicáis mucho tiempo a jugar con nuevos sonidos? ¿Hacia dónde veis al grupo evolucionando?

Si nos gusta buscar nuevos sonidos y nuevas ideas y seguro que el siguiente álbum estará lleno de ellos. La segunda pregunta está bajo secreto de sumario.
– Canciones como “Dance Of Flies”, «My Apocalypse», Parasite» contienen ciertos niveles de complejidad rítmica, versátiles y variados matices guitarreros y un juego tímbrico de elevada sensibilidad melódica que va dibujando sensaciones a gran escala. ¿Se trata de “Romper fronteras, abrir nuevos caminos?
Bueno se trata de algo que sale de forma natural. Pero si, uno siempre busca nuevas vías para la creatividad.
– Es tan importante no desviarse de tu propio camino como a la vez intentar avanzar y no anclarse en el mismo. ¿De qué forma se refleja la experiencia acumulada en este trabajo?
Cada disco es un nuevo reto, cada tema es un nuevo reto, y con cada tema intentas superar el anterior, se trata de seguir y no dejar nunca de aprender.
– Lográis mantener el interés del oyente gracias a unos cambios de ritmo que aportan la variedad necesaria y unos registros vocales perfectamente adaptados a la línea musical. ¿Cómo se alcanza ese nivel de técnica y brillantez para saber como colocar cada elemento en el lugar adecuado y provocar una reacción emocional en el oyente?
Como te decía antes, a base de ensayo y error e intentar superarse a uno mismo en cada cosa que hagas.
– Vivimos en una época donde la tecnología juega un papel importante. Grabar un disco está al alcance de cualquiera, con lo que ocasiona es que haya un exceso de bandas e incluso muchas de ellas no ofrecen casi nada nuevo. ¿Cuál es vuestra opinión de los nuevos tiempos en la música? ¿No creéis que actualmente hay muchos grupos que saturan sus trabajos con exceso de producción de forma que oculta o disfraza la falta de creatividad?

Siempre ha pasado un poco lo mismo. Cuando cierto estilo se pone «de moda» aparecen muchas bandas que hacen lo mismo hasta el punto de saturar.
De todas formas yo encuentro positivo el hecho de que sea más asequible el tener una buena mezcla y lograr que tus temas suenen lo mejor posible. Luego aparece el gusto de cada uno para poner a todo en su sitio.
– ¿Qué opináis de la escena actual en relación a bandas de vuestro estilo? ¿No creéis que ya hay una saturación de propuestas y que la gente no puede abarcar todo lo que sale?
Realmente hay muchísimas bandas y muchas de ellas con un nivel muy alto. Luego has de ser capaz de que tu música llegue a cuántas más personas mejor y siempre disfrutar de lo que estás haciendo, porque eso al final es lo que te llevas.
– ¿Cómo veis la industria musical en este momento? ¿Cuáles serían vuestras alternativas para intentar dar la vuelta a la situación?
Si te refieres al tema Covid, pues la cosa está bastante jodida. Dependemos de los directos para financiar el proyecto, y como nosotros imagino que habrán miles en la misma situación. Esperemos que este año se acabe está situación.
– ¿Cuál creéis que es mayor problema con el que se topa un grupo de metal en España?
Lo que pienso es que la raíz del problema es la falta de ayuda institucional, ya sea cediendo locales o apoyando de cualquier forma este tipo de cultura que ellos no lo acaban der como tal, y mucho menos como la potencial industria que es. Al final da la sensación de que potencian la cultura que que desde ciertos sectores poderosos ven con buenos ojos. Este es un país que mete a gente en la cárcel por no estar de acuerdo con sus ideas y subvenciona una fundación franquista.
– Mucha gente que os ha visto sobre un escenario afirma que vuestro nivel en directo es superior al demostrado en disco. ¿Estáis de acuerdo?
Es muy alargador por su parte. Lo que si te puedo decir es somos bastante intensos en directo y queremos que la gente se involucre y lo pasé bien.
– ¿Consideráis que definitivamente se ha eliminado el complejo de inferioridad de las bandas nacionales respecto a las de fuera?
Encuentro absurdo que una banda por el hecho de tener otra nacionalidad ya sea superior a otra de aquí. Si que hay otros países que hacen las cosas mejor que aquí pero eso no es culpa de las bandas.
– ¿De qué forma tenéis previsto trasladar el disco al directo?
Ya hemos empezado a hacer algún directo y te aseguro que salimos con todas las ganas y todo el power de siempre.
– Cuál creéis que va ser el impacto económico de esta crisis sanitaria en el mundo de la cultura?
Imagino que está siendo muy grande. A nosotros nos a jodido bien.
– ¿Cuál es vuestra posición con respecto a las medidas impuestas para la celebración de eventos musicales?
La mía es que no me gustan una mierda, aunque entiendo que es una situación jodida y que es difícil para todos. Lo acepto sin más.
– Todo grupo cuando empieza en el mundo de la música tiene un sueño y que a vosotros me imagino que aún no lo habéis cumplido aún. ¿Cuál es vuestra meta?
Por supuesto que cuando empiezas en esto quieres ser una puta estrella del rock, pero sinceramente, con el tiempo has de saber valorar lo que tienes, sin dejar de aspirar a nada pero con los pies en la Tierra. Eso sí, los límites no los pondremos nosotros.