domingo, 14 julio, 2024
Banner Content
La confianza en uno mismo es el primer paso para llegar a cumplir los sueños, el tener plena seguridad de que lograrás aquello que te propongas, practicar una y otra vez las habilidades adecuadas que te permitan avanzar en tus anhelos. Tras más de 10 años el vocalista Roberto Espinosa ha creído conveniente recomponer su banda ECO al recuperar la ilusión perdida y la alegría de volver a disfrutar sobre un escenario. Hemos podido charlar con él sobre este segundo trabajo «Los Años Del Silencio, donde ha dado si cabe mayor empaque al sonido y fuerza a las composiciones, fruto de haber explorado nuevos registros en su voz y con el innato talento de sus nuevos compañeros, Fran Rodríguez (guitarra), Pablo Espido (batería) y Javier Tejido al bajo. Unas canciones que mantienen el sello y la personalidad, con suma fuerza y actitud, hondando en una faceta más rockera. Un regreso con muchas cosas que decir a nivel musical y lírico. 

– En el 2007 arrancabais vuestra andadura musical con un excepcional primer trabajo «Réplica» que recibió muy buenas críticas de los grandes medios especializados. ¿Cuál ha sido el motivo de haber permanecido más de 10 años de inactividad musical y decidir Roberto Espinosa su vuelta a la escena con una formación completamente nueva? ¿Qué sensaciones le albergaron al entrar de nuevo en un estudio de grabación?

Siempre es emocionante volver al estudio, cuando estás ahí sabes que es el momento en el que por fin vas a mostrar al mundo tu obra . Es una sensación única.

– En vuestro nuevo trabajo «Los Años Del Silencio» habéis conseguido mantener vuestra esencia, pero con un salto muy significativo en muchos aspectos, una desbordante capacidad técnica en la voz y unos patrones rítmicos muy bien desarrollados, aportando destellos y brindando mucha frescura bajo unas señas muy apreciables y con una nitidez total en cada elemento integrante, sabiendo realzar la emoción y la fuerza con ornamentos precisos; y pretendiendo siempre tener una personalidad reconocible. ¿Cómo se ha desarrollado todo el proceso creativo? ¿Cuáles han sido las ideas principales y líneas de trabajo sobre las que habéis construido las canciones?

Las líneas de trabajo han sido claras desde el primer momento; lo más importante es la canción y todo está al servicio de la misma. Sí que es cierto que este disco ha supuesto un paso adelante en nuestro sonido y en la manera en la que queremos contar las cosas, pero lo más importante es que nuestra esencia sigue presente en todo el disco, nuestra sónica es cada vez más clara y eso es algo nada fácil de conseguir, estamos realmente satisfechos por ello.

– Veo que habéis encarado este disco con las mismas ilusiones que si fuera el primero, con una capacidad tremenda para atrapar, un porcentaje preciso de rock moderno, haciendo que las individualidades se pongan al servicio del conjunto, dejando siempre unas pinceladas muy sentidas mediante el colorido de unas guitarras que pasan por diferentes aromas . ¿Resultó complicado dar uniformidad tanto musical como letrísticamente a las partes fundamentales que conforman este suculento trabajo? ¿Cuál es para vosotros el elemento más importante en una canción?

Como te decía antes para nosotros no hay nada más importante que la canción en su propia esencia, desnuda y sin aditivos ha de ser capaz de hacernos vibrar, si no no sirve, a partir de ahí todo lo que hagamos en ella solo conseguirá sumar y enriquecer la misma.

Nos consideramos un grupo libre y estamos dispuestos a explorar cualquier rama del rock que nos haga sentir bien, quizás ahí radique nuestro toque diferencial, nuestro sello. Está claro que en este mundo has de trabajar siempre con la misma ilusión que si fuese el primer disco, máxime si has estado fuera de la escena más de diez años.


– Las primeras impresiones siempre son las que valen y escuchando este segundo trabajo he percibido que es un trabajo mucho más abierto, bajo diferentes calibres de entender el rock, con un sonido más limpio, gran riqueza en detalles y unas líneas de guitarra más elaboradas. Además he tenido la sensación de que va creciendo conforme lo vas escuchando ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?

Trabajamos para que esos detalles de los que hablas se hagan perceptibles para quien escuche el disco, creemos que el público es cada vez más sensible e inteligente y es capaz de apreciar el trabajo sin quedarse en la superficie, por suerte esos tiempos ya pasaron y la gente que oye música tiene cada vez más criterio .

– Las canciones están compuestas bajo unos matices vocales espléndidos, de una profundidad, intensidad y emoción que te embarcan literalmente en un camino sin retorno, y unos enriquecedores arreglos que dan mayor fuerza y significado a los sentimientos vertidos en ellos. ¿Se puede concebir que con este disco habéis querido mirar más hacia vuestras almas y sacar todo lo que lleváis dentro?

Toda obra artística tiene siempre una parte personal del autor ,eso es inevitable . Han pasado muchas cosas en estos años de silencio y hemos tenido mucho tiempo para pulir al máximo las canciones ,es probable que esa parte personal a la que te refieres haya aflorado más de lo que es habitual ,aunque no es para nada un trabajo autobiográfico.

– El tema que da título al mismo transmite cristalinamente el espíritu del álbum. No hay nada que venza la fuerza de una ilusión, el elemento básico para desarrollar nuestra fuerza de voluntad es la motivación. ¿Qué os parece a vosotros?

Los sueños son la vida, la vida es actitud, y la actitud ha de ser siempre cumplir los sueños.


– Supongo que habéis partido de unas bases musicales consensuadas y que posteriormente cada músico ha ido aportando cosas bajo su visión y experiencia. ¿Quién ha sido de vosotros el que más ha asumido la tarea de la creación de los diferentes patrones rítmicos?

Los temas han sido compuestos todos por mí, a excepción de «Cantares», que es una maravillosa obra del maestro Serrat. Las canciones llegan siempre al local bastante desarrolladas tanto en estructuras como en melodías y arreglos ,a partir de ahí cada músico aporta su visión particular de la misma con el instrumento que domina y la hacen crecer de manera exponencial a medida que vamos tocando el tema todo va encajando hasta sentir que el tema es redondo y completo.

No cabe duda que uno de los puntos fuertes de este álbum es la producción global del álbum. Cada tema evoluciona de manera totalmente inesperada, con transiciones muy bien cuidadas y sentidas melodías, sin que se eche nada de menos ni nada que exacerbe su composición, bajo la inmejorable producción de Manuel Ramil (Avalanch) en los estudios Tercera Planta. ¿Teníais claro cómo queríais que sonará el álbum antes de entrar al estudio?

Con nuestras canciones pretendemos crear ambientes, que la persona que los oiga no solo escuche una melodía o una letra ,intentamos sumergirlo en un ambiente apropiado para conseguir llevarlo a un estado en el que pueda vivir con nosotros el tema.

El sonido es perfecto para nosotros, es la evolución que queríamos… y todo ha sido gracias a Manuel Ramil que ha sabido entender perfectamente lo que buscábamos y dotar al disco de ese toque especial que solo el sabe dar, estamos sin duda ante un productor que aportar muchísimo en los próximos años al género.

¿Qué sentimientos habéis buscado transmitir con la portada, realizada por Artefacto Bilbao?

Artefacto ya se encargaron de la portada de «Réplica» en 2007 y era obligado volver a ellos en este regreso. Ignacio Linares es su alarma mater y es otro de los aciertos de este trabajo, es capaz de ofrecerte múltiples opciones hasta dar con la tecla de lo que estás buscando. La portada refleja la espera en la sombra de alguien que espera su momento, escuchando paciente pero también listo para dar el salto en el momento oportuno.


– Llama la atención que habéis adquirido una nueva dimensión, dejando de lado la simpleza estructural para realzarse de una forma más exuberante en arreglos y una gama cromática cargada de esencia ¿Hacia dónde progresan vuestros gustos, inquietudes musicales e influencias?

Somos gente que escucha todo tipo de música , cualquier cosa es bienvenida si aporta calidad y es capaz de movernos por dentro. Por supuesto los clásicos están siempre ahí, forman parte de nosotros, pero también hay cosas nuevas que nos motivan, así que desde nuestra libertad creo que ambas confluyen apareciendo en cualquier momento de las canciones.

– ¿Cuál fue el tema que más disfrutasteis grabando y cuál el que os dio más quebraderos de cabeza?

 
Disfrutamos con todos porque todos tienen su propia personalidad y algo particular que los diferencian de los demás.

Lo cierto es que llegamos al estudio con las cosas bastante claras y no hubo nada especial que se nos atragantase, quizás conseguir el sonido de guitarra que buscábamos fue lo que más tiempo nos ocupó pero al final creo que mereció la pena el esfuerzo.

– ¿Creéis que bajarse música de Internet es el equivalente moderno de intercambio de cintas?

En absoluto, para grabar una cinta alguien tenia que tener el disco original para bajarse música de internet solo necesitas una conexión y ya está .La diferencia es grande lo primero difundía la música, lo segundo está acabando con la industria.

– ¿Qué objetivo esperáis alcanzar con este disco? ¿Qué le pide ECO al momento presente?

Esperamos que nos escuchen ,que nos den una oportunidad, y que eso nos lleve a tocar, al final es lo que queremos, subirnos a un escenario y vibrar con nuestro público. 

– ¿Qué opináis de la escena actual en relación a bandas de vuestro estilo? ¿No creéis que ya hay una saturación de propuestas y que la gente no puede abarcar todo lo que sale?

Es cierto, la oferta es muy amplia, pero hay sitio para todos y al final es el público que hace la criba de lo que gusta y delo que no, hay que luchar , pelear por sobresalir y sobre todo ofrecer algo distinto y novedoso, algo auténtico que sea capaz de conectar con la gente, en eso estamos.

– El disco lleva poco tiempo en la calle, ¿se están cumpliendo las expectativas depositadas en él? ¿Cómo está siendo la respuesta de la gente?

Realmente buena, mucho mejor de lo esperado. Las críticas de medios nos están dando muchas satisfacciones, esperamos que el público también nos dé su aprobación y de momento el feedback está siendo realmente buenísimo, aún lleva poco el disco en la calle, pero sabemos que el camino es de largo recorrido así que solo queda esperar y seguir trabajando. 

– ¿Cuál es vuestra posición con respecto a las medidas impuestas para la celebración de eventos musicales?

Es comprensible, la situación es dramática y cualquier media de protección es bienvenida, aunque se ha demostrado que la cultura es segura y responsable, así que quizás sea ya el momento de abrir la mano y dejar que poco a poco vayamos retomando la normalidad, la gente lo necesita , lo necesitamos todos. 

– ¿Cómo encara la banda el comienzo de la gira con las medidas impuestas por las autoridades sanitarias, desproporcionadas reducciones de aforos, con el público sentado en sillas y el uso obligatorio de las mascarillas?


Pues con más energía si cabe, sabemos que será una situación rara pero intentaremos hacer que a pesar de todo la gente se vaya a casa con la sensación de haber estado en un concierto de rock, le pondremos más ganas que nunca y estamos seguros de que entre todos podamos conseguir olvidar esas medidas por otra parte necesarias.