domingo, 21 julio, 2024
Banner Content

Después de un grandioso debut cabía esperar un ligero cambio de dirección o un fortalecimiento de las bases para encontrar cierta frescura y personalidad, sin embargo, los legazpiarras Anker han buscado la unión de ambas opciones en su segundo trabajo «Lurperatutako Istorioak», aportando notas de calidad mediante complejas y expresivas transiciones instrumentales y una visión mucho más amplia en cambios de ritmo, sin rehuir del estilo que les llena, jugando con intensidades rítmicas y contrastes de registros vocales, agrandando su cohesionado estilo a cargo de matices de mucha riqueza sonora, incorporados de manera lógica y coherente. Un nuevo trabajo que deja buenas sensaciones y ganas de más material en el futuro.

En vuestro segundo trabajo “Lurperatutako Istorioak”, os mostráis musicalmente mucho más asentados, ofreciendo destellos novedosos y progresando hacia un tratamiento mucho más extenso y complejo en recursos y pasajes instrumentalmente perfectamente hilados, alcanzado un punto sólido e inquebrantable como músicos. Todo ello sin acotar vuestro terreno de acción a la hora de sacar punteos, riffs y un sentimiento identificativo que os distinga con respecto a otras bandas del mismo estilo. ¿Qué retos teníais para este disco y hasta qué punto habéis enfocado esta vez el concepto de la producción?

En primer lugar, el mero hecho de componer un segundo trabajo ya fue todo un reto y por supuesto, con el objetivo de mejorar el primero en cada y uno de los ámbitos que completa un álbum hecho con mucho cariño, esfuerzo y constancia. Para ello, creemos que hemos mejorado en la gran mayoría de las facetas cara a la grabación, aunque todavía existen aspectos a mejorar.

Da la sensación de estar trabajado más a conciencia, con una dedicación mayor en profundidad, contundencia y libertad creativa, aportando nuevos matices sonoros y enfoques distintos para manifestar un crecimiento en versatilidad, evolución y calidad. ¿Cómo habéis desarrollado el proceso de composición? ¿Cuáles han sido las ideas principales y líneas de trabajo sobre las que habéis construido las canciones?

Por lo general, funcionamos de la siguiente manera:

Uno de los guitarristas que normalmente suele ser Joanes, tiene la iniciativa de crear algo de cero al que después o durante Eneko se adapta con la guitarra rítmica para crear su voz o el contraste de las dos guitarras juntando entre 3 y 4 “riffs”. Después, se unen la batería y el bajo. En este punto es donde Unzu y Unax sacan sus dotes musicales e intentamos crear una secuencia que esté hilada entre sí o que tenga un sentido para nosotros. A continuación, unimos puentes, estribillos o lo que para nosotros requiera la canción. Por último, vemos como y donde se podría cantar. Para ello, creamos una melodía que ira paralelamente unida al sonido de los instrumentos. Para completar la canción, contamos las silabas que cabrían en esta última melodía e intentamos meter una secuencia de palabras y vamos dándole sentido y forma a lo que queramos llegar a decir o transmitir. Este último paso, intentamos completar entre todos, aunque suele ser Eneko el que lleva la batuta en este apartado.

Ahora, no siempre suele ser así. En concreto en este segundo trabajo gracias a la habilidad en la guitarra de Unzu y Unax han aportado mucho entre los dos. Por ejemplo, hay que decir que las ideas principales de las canciones de “Zutik Begira” y “Lurperatutako Istorioak” han sido idea de Unzu, al igual que con “Amen” que ha sido idea de Unax.

Para segundo trabajo habéis optando por crear un disco conceptual, con colaboraciones ejemplares, extraordinarios puentes detallistas y nuevos aspectos a fin de que gane en valor con el paso del tiempo. Contarnos en modo resumido como se ha perfilado todo el concepto en si y si os habéis involucrado todos a la hora de hacer las letras sobre las injusticias provocadas por los defectos del hombre. ¿Fue fácil de gestar el contenido que incluye?

Hemos seguido la misma dinámica, aunque sí que es verdad que este segundo trabajo ha sido mucho más colaborativo que el anterior en cuanto a composición y creación de los “riffs” o melodías para poder construir las canciones. Hemos querido seguir por la misma línea y crear un álbum conceptual, solo que, en este caso, hablamos de crímenes que ha podido llegar a cometer el ser humano como individuo de una sociedad creada por humanos. En nuestro primer trabajo “Gizagaitza”, hablamos de las carencias o defectos del ser humano y en este segundo trabajo hemos querido reflejar los crímenes que ha cometido la humanidad que derivan de esas carencias mencionadas en el primer disco y de esta manera poder hilar los dos álbumes. Además, hemos contado con grandes amigos para ello.

Sin duda alguna, uno de los puntos fuertes de este álbum es la producción global del álbum junto a un esfuerzo considerable en la mejora de vuestras capacidades individuales. ¿El haber vuelto confiar en el mismo productor, Aimar Ibarzabal (Ilun Produkzioak), ha sido primordial para dar ese paso en madurez y consolidación musical?. ¿Es así? ¿Habéis dado mucha importancia a los consejos musicales que os ha dado mientras lo ibais grabando?

En primer lugar, hemos de decir que no concebíamos crear un segundo trabajo sin contar con Aimar. Para nosotros, es el quinto componente de Anker y así se lo hacemos saber siempre que podemos. Es verdad que todos, tanto los 4 que subimos a los escenarios como Aimar hemos mejorado considerablemente cada uno en su faceta para poder grabar este segundo trabajo. Cada uno ha mejorado en su instrumento y Aimar también con la producción. Ha sido prácticamente igual que el anterior. Lo grabamos en los locales de la asociación musical de nuestro pueblo “Subeltza” aunque hemos innovado en algunos métodos cara a la grabación. Dentro de lo tedioso e incomodo que es grabar con Aimar siempre es un autentico placer. Antes de nada, somos grandes amigos y creemos que es algo primordial a la hora de crear cualquier proyecto.

Obviamente para crecer musicalmente no hay que ponerse barreras de ningún de tipo. En el disco existen otras inclinaciones musicales que siguen encajando igual de bien entre si ¿Cómo habéis llegado hasta ellas?

Si, al final lo que hemos creado no deja de ser el resultado de un coctel de ideas, influencias y habilidades por lo que, siempre intentas hacer algo que guste, que sea contundente y que llegue a trasmitir lo máximo posible al oyente. Todo llega, esto es el resultado de una ilusión mutua que tenemos todos los componentes de Anker. A base de constancia y sacrificio hemos podido llegar a lo que hoy en día somos, sin olvidar que esto ha sido posible gracias a la ayuda de muchos amigos, familiares y recursos. Prueba de ello, son los 2 discos, 5 videoclips, los 40 conciertos hasta la fecha que hemos dado si no nos equivocamos y las miles historias, anécdotas y amigos que llevamos con nosotros.

¿Pensáis que ya habéis alcanzado vuestra identidad como banda? ¿Qué influencias os siguen marcado el camino que debéis seguir?

Nuestra identidad como banda está e ira forjándose a lo largo de los años y a base de tocar mucho. Cada componente de Anker tiene sus gustos e influencias personales y particulares por lo que es enriquecedor a la hora de componer y crear melodías. De esta manera te permite utilizar diferentes recursos y poder jugar con diferentes ideas para un resultado que guste a todos. Siempre decimos que “tocamos de lo que nos sale, lo que nos gusta”.

Parece que para vosotros tanto la parte estrictamente musical como la lírica o el diseño gráfico que rodea vuestros discos es un todo en uno, una concepción artística en sí misma, unitaria y consciente de serlo… Está vez habéis optado por un arte detallista en cada trazo y que atrape visualmente. Contarnos quien ha sido el encargado del diseño de la portada y de qué manera están los conceptos implícitos en la misma.

Gracias por tus palabras, eso es lo que intentamos plasmar con cada trabajo. En este caso, hemos querido reflejar que el mismo álbum en si sea algo parecido a un libro viejo o biblia que a simple vista no llame mucho la atención pero, que en su ser guarde magia negra, algo maligno o en este caso el paralelismo o paradoja que se da con la historia, la vida en sí y con cada tema que compone el disco.

Da la sensación que éste ha de ser el disco de vuestra consagración, puesto que habéis alcanzado un punto óptimo de madurez, según mi criterio musical, no obstante, me gustaría saber vuestra opinión sobre ello ¿En qué sentido creéis que habéis avanzando con respecto a vuestro primer trabajo?

Opinamos que nunca sabes cual va ser la consagración de lo que vayamos a ser, tiempo al tiempo y haciendo las cosas bien, poco a poco es como creemos que debemos de seguir que es lo que nos ha funcionado hasta ahora. Si que vemos que hemos mejorado en la grabación en cuanto a las voces y también en directo. Instrumentalmente, también hemos optado por recursos más técnicos y variados que en el primer trabajo. Pero, no por ello hay que conformarse con lo de hasta ahora. Siempre se puede mejorar en cualquier aspecto. Además, sacar riffs y canciones nuevas o que surja la oportunidad de tocar con algún grupo mítico es lo que alimenta la ilusión de seguir cada día.

Otro de los aspectos que llaman la atención son las melodías de los estribillos. No sé si habéis hecho especial hincapié en ello para que quedaran bien trabajadas o si ha sido algo espontáneo…

Los estribillos fueron algo espontaneo y algo premeditado. Te basas en una idea que previamente has sacado en casa y vas amoldando a lo que necesita la canción. Teniendo en cuenta que el estribillo es un trozo que por seguro que se va a cantar hay que tener en mente que afectará directamente en la letra que se va a meter, por lo que convierte este paso en algo un tanto difícil o tedioso. Además, normalmente el resultado final es una hibridación de la idea original de cada uno, pero es algo que nos termina gustando y en lo que finalmente queda oficialmente como terminado.

Me resulta llamativo los destellos de gran lucidez compositiva que albergan temas como ««Lurperatutako Istorioak» , “Erretako Malkoak”, “Zutik Begira” e “Itzala”, con una profundidad y nitidez impecable en el plano instrumental, gran versatilidad en los registros vocales y una tendencia en exigentes contrastes, remarcando cada elemento de una manera muy notable. ¿Ha sido difícil la cohesión entre los diferentes elementos para no perder contundencia y espontaneidad?

Esos cuatro temas podrían ser nuestro mejor top 5 de este disco. Aunque, cada canción es diferente y tiene su parte más difícil, pero muchas veces menos es más, por lo cual, no siempre complicarse te garantiza un resultado mejor. Además, cada canción transmite sensaciones diferentes a cada persona y por esta misma razón siempre decimos que nuestras canciones son “de libre interpretación” para que el receptor o el oyente en este caso se pueda generar su propia “fantasía”, “película” o “idea” que trasciende en una sensación personal.

Los detalles en los arreglos se constatan acertados desde el comienzo, consideráis que se se ha pulido al límite cada detalle o tal vez se podría haber mimado mucho más cada composición…

Para este cometido solemos contar con la ayuda de Aimar Metal para que quede un buen resultado. Es un profesional de los pies a la cabeza y gracias a sus dotes como “arreglista” que es como el mismo se hace llamar nos ayuda a encontrar siempre lo mejor. Son situaciones que ocurren cuando estas en la fase de la grabación. A veces, el resultado que determinamos como “final” cuando nos metemos a grabar suele variar a medida que lo vamos grabando, así que, tienes que reconstruir esa parte de la canción y no muchas veces es algo fácil. Debe tener sentido y debe de estar en absoluta sincronía con el resto del tema para que llegue a encajar del todo.

En este disco ha colaborado músicos allegados y afines a vuestro estilo, como Iker Manso (Elbereth), Asier Enbil (Asgarth), Urko Ventureira, Zuberoa Aznarez (Diabulus In Musica)… ¿Qué habéis querido buscar con este tipo de aportaciones, dar mayor volumidad o intentar dar una peculiaridad concreta a cada composición?

Lo que hemos intentado con las colaboraciones ha sido cumplir pequeños sueños que como frikis del metal lo valoraremos durante toda nuestra vida, vamos, es algo que nos lo llevaremos a la tumba. Ni en nuestros mejores sueños sabíamos que íbamos a colaborar con todos estos pedazos de artistas. Es algo emocionante que fomenta la ilusión de seguir avanzando. Estamos muy agradecidos y nos sentimos unos privilegiados por ello. Echando la vista atrás, es impensable lo que hemos podido llegar a hacer y conseguir. Disfrutamos de ello cada día y con la vista siempre puesta a cosas nuevas y a más. Hay que seguir adelante y esperamos que el futuro nos deparará nuevas experiencias con las que disfrutar y seguir creciendo.

Con el disco ya en la calle habrán comenzado a llegar las reacciones. ¿Están cumpliendo con las expectativas? ¿Ha habido alguna crítica que os haya sorprendido para bien o para mal?

Por ahora, a la gente le gusta, además de los amigos y de la familia se agradece que después de los conciertos los que acuden se te acerquen y te cuenten que les gusta mucho lo que hacemos y que disfrutan con ello. La verdad, es que la gente que nos quiere de verdad constantemente nos intenta aconsejar de la mejor manera y suele venir bien para seguir manteniendo los pies siempre en la tierra y no hacernos una idea equivocada o errónea. Además, nos sirve para poder seguir mejorando día a día que al fin y al cabo lo que cuenta.

Mucha gente que os ha visto sobre un escenario afirma que vuestro nivel en directo es superior al demostrado en disco. ¿Estáis de acuerdo?

Bueno, el directo siempre intentamos disfrutarlo y dar el 200% de nosotros. Aunque, somos humanos, no todos los días estamos igual y cada concierto es diferente. Afectan muchas cosas y a veces son incontrolables por mucho que nos empeñemos en resolver los problemas. Creemos que poco a poco vamos mejorando en directo a raíz de tocar el mayor numero de conciertos posibles. Creemos que siempre es un aspecto a mejorar para poder innovar con nuevas ideas y ofrecer el mejor show posible para el espectador, o por lo menos, que pasen un rato agradable y disfruten de lo que ven y escuchan.

¿Cuáles son vuestros planes de cara al futuro más inmediato?

Nuestros planes consisten en tocar el mayor numero de conciertos porque realmente es ahí donde te das a conocer y donde mas disfrutas. Estamos abiertos a cualquier propuesta que nos hagan y esperamos poder ir entrando en más festivales a lo largo del tiempo. Tocar en directo es el fruto de todo el trabajo anterior. Es donde te llevas anécdotas, nuevas experiencias y a veces grandes amigos. Por otra parte, siempre decimos que nunca hay que dejar de crear. No obstante, por ahora esto no deja de ser un “hobby” por lo que hay que disfrutarlo como tal.