miércoles, 24 abril, 2024
Banner Content
La pandemia ha cambiado la vida de millones de personas en todo el mundo, provocando consecuencias devastadoras en algunos sectores. Un gran ejemplo lo tenemos en la música, obligada a reinventarse en la búsqueda de nuevas formulas de adaptación a la grave situación que vive la música en vivo. Hemos podido charlar con Luis Tárraga (guitarrista de Hamlet) para conocer de primera mano como lo ha sufrido una banda consagrada de metal y su lucha por salir adelante con una gira acústica adecuada al momento pandémico 

– Llevamos más de un año de pandemia lo que ha trastocado nuestras vidas, limitado las libertades en pos de controlarla y sufriendo la cultura la mayor destrucción de empleo en un año ¿Cómo ha vivido la banda todos estos meses de incertidumbre e incluso miedo? ¿Ha sido duro estar tantos meses sin respirar el aroma del directo? 
 
Supongo que lo hemos vivido como muchos, al principio con mucha incertidumbre de que la situación durara poco, luego pensando más en aspectos generales de todo el mundo como familiares, amigos y su bienestar o no, y ya con el impacto real empezar a ser conscientes que esto que ha ocurrido para el mundo de la música iba a ser el desastre total. Que íbamos a ser los más perjudicados por ello empezó a tomar verdadera forma, y lo hemos visto con mucho miedo a que nuestra forma de vida y trabajo, si TRABAJO (lo queremos recalcar bien) se fuera totalmente a la basura.
 
– El mundo de la cultura ha pedido reiteradamente al Gobierno ayudas específicas, pero han llegado tarde y han sido bastante insuficientes. ¿Qué opinión tenéis sobre la gestión de la misma por parte de los políticos? ¿Cuál es vuestra posición con respecto a las medidas impuestas para la celebración de eventos musicales?
 
Nosotros como banda o grupo musical por parte de los estamentos gubernamentales no hemos tenido ninguna ayuda quitando la posibilidad de pedir créditos icos que al final hacen uno endeudarse más aún….

Repetimos que no estamos considerados en muchas aspectos como un trabajo y las ayudas directas dadas no nos han llegado.

Las medidas cambian bastante según autonomías (aforos, espacios permitidos, horarios, etc etc) con lo cuál lo que hemos hecho es adaptarnos para poder trabajar por unos mínimos que cuestan hacer sobrevivir, pero que nos dan la vida como lo que hemos sido siempre, un grupo de trabajo y carretera diaria.
 
– Muchas bandas han optado por realizar actuaciones en streaming para tener algún ingreso más que lo que se genera del merchandising. Me resulta extraño que no hayáis llevado a cabo ninguno. Es un gesto admirable el hecho de que os habéis adaptado a la situación y el apoyo que estáis haciendo al gremio de la música?
 
Creemos sinceramente que un streaming se puede hacer o se pudiera haber hecho, pero solo uno! Más creemos que no tienen ningún tipo de ser viable.

Tampoco es lo que realmente nos hubiera salvado de nada ya que ni sacábamos disco en esos días que lo hiciera imprescindible para no dejarlo en el olvido ni era un solución para un año sin conciertos.

Nosotros que quede claro que respetamos todas las posturas porque todo el mundo tiene el derecho de buscarse sus formas de continuar y funcionar, pero nosotros tenemos muy claro lo que sentimos como grupo y como entidad. Si la gente puede ir a verte sentada y con distancia de seguridad nosotros haremos un concierto acorde a ello. No nos vemos haciendo el eléctrico habitual de Hamlet en una situación así porque lo vemos sobreactuado y sobre todo anti-natura para lo que somos. Según vaya trascurriendo todo iremos adaptándonos a las situaciones y haremos el concierto adecuado con el que mejor nos sintamos en cada momento. 

– Desde hace unos años ya os rondaba en la cabeza la idea hacer una gira acústica. El 28 de diciembre de 2018 ofrecisteis por primera vez un concierto completo en acústico, único e irrepetible en el Teatro Cofidís Alcazar (Madrid) y posteriormente la presentación de Berlín por las diversas tiendas Fnacs fue también con ese mismo formato. ¿Cuál ha sido la razón fundamental de embarcarse en esta gira tan diferente y emocionante?

La razón es lo explicado anteriormente. El covid y las restricciones de cara al público en el tema de conciertos. Nos vemos mucho mas cómodos en este formato teniendo a la gente sentada, con mascarillas y con distancias de seguridad. Nosotros somos muy parte de nuestra gente. Un concierto de Hamlet y esa intensidad que queremos es muy debida a como actúa nuestro público en nuestros conciertos y el formato eléctrico habitual en este momento se quedaría absolutamente cojo y desubicado. 


– Supongo que a muchos de vuestros seguidores no les habrá agradado mucho la idea de veros en un formato tan relajado dado que prefieren la contundencia y la solidez de los riffs. ¿Qué les dirías para convencerles de que es una ocasión única y que merece mucho la pena?
 
Lo primero que la gente se quite la idea de que es un concierto relajado de la cabeza. Es emocionante e intenso incluso en partes mas que el eléctrico normal. Por eso insistimos en que la gente que le guste Hamlet se olvide de si es eléctrico o no y vaya a vernos, que no van a salir decepcionados. Aquí no somos dos de nosotros con una guitarra acústica como si estuviéramos de acampada a la luz de la luna… esto está muy trabajado y es la banda entera dando lo mejor de si como siempre intentamos hacer. 

– Estimo que habrá sido complicada la selección de los temas a adaptar a este formato. ¿Qué criterios habéis tenido en cuenta a la hora de crear el repertorio? ¿Ha habido algún tema que os ha costado adaptarlo por la dificultad de los arreglos?
 
Hemos elegido canciones que lógicamente dan más que otras para el formato y que podemos adaptar mejor a los ambiente y momentos que queremos crear con allas en el concierto. Hay bastantes además muy poco habituales en nuestros conciertos desde hace muchos años, incluso algunas que nunca hemos llegado ni a tocar.

Todas las canciones tiene un giro y arreglos diferentes, así que un poco han costado todas, pero han supuesto un nuevo reto como músicos que nos hace muy felices al ver lo conseguido.

– ¿Cómo esta siendo la respuesta de la gente al escuchar los temas impregnados de matices sorprendentes, sin apenas distorsiones, una mirada introspectiva y una sensación de fragilidad?

No podemos estar mas contentos con la respuesta de todo el mundo, superando totalmente todas nuestras expectativas. Toda la gente sale muy sorprendida porque no esperan la que ven o ni lo imaginaban…

 
– ¿Habéis pensado en grabar alguna de las actuaciones junto a una orquesta para el posterior lanzamiento de un disco en directo, tal como ha hecho Sôber o eso está totalmente descartado?

Nos gustaría que esto, después de la enorme acogida que está teniendo, quedara de alguna forma plasmado en grabaciones. Tanto de directo o estudio, grabando las transformaciones de las canciones… No queremos que no quede en un recuerdo. A no muy tardar daremos mas información de que y como queremos sacarlo.

– Para concluir, ¿por dónde pasan los planes de futuro de la banda a medio y a largo plazo?

Pues un poco lo hablado, seguir esta gira, grabar estas canciones de alguna manera e intentar editarlas, pero sobre todo seguir viendo como avanza la situación y mas que nunca viviendo el día a día. Si algo nos está enseñando esto que hacer planes a largo plazo es una tontería al menos de momento. 

 

PUBLICIDAD

Publicidad