viernes, 1 marzo, 2024
Banner Content
Cuando los integrantes de una formación son abiertos de mente y además ya poseen la experiencia de haber pasado sus inicios en otras bandas, el resultado es mucho más convincente y personal. El primer trabajo de los madrileños Lethargus “Origen” alberga unas estructuras cargadas de ideas bien aprovechadas y hasta cierto punto genuinas, una profesionalidad por todos los costados, desde su extraordinario diseño y maquetación hasta la obtención de un sonido espectacular. Un trabajo realizado con la mesura y experiencia de quienes buscan consolidar un proyecto que pretende asentarse perfectamente en la escena power metálica estatal. Hemos podido charlar con su teclista Elena Alonso (ex Third Dim3nsion) para que nos descubra esa esencia que atesoran.

– Antes de empezar a hablar de vuestro primer trabajo de larga duración “Origen” hacedme una pequeña biografía de cada uno de vosotros porque hay una trayectoria interesante hasta día de hoy.

Gracias por hacernos un hueco en vuestra web. Lethargus está formado por seis músicos de que vienen de grupos con estilos muy diferentes: La mente (maligna, seguramente) creadora de todo esto, Sergio Martínez, ha sido el bajista del grupo de Power Metal Phoenix Rising/Fire and Ashes durante muchos años. Ezequiel Marimón, batería, ha trabajado también con Isaac Palón, MortajA, ex- Druidas y Döxa. En Döxa también encontramos a uno de nuestros guitarras, Juanjo Alcaráz, que también ha participado en Enderdawn y el proyecto de Patricia Tapia KHY. También a las cuerdas tenemos a Miguel Bueno, guitarra de la banda de covers Still Rock y ex miembro del grupo de Power Metal Third Dim3nsion. De Third Dim3nsion también, Karelian y DoReMiFaRock (Rock para peques) vengo yo, Elena Alonso, que me encargo de darle a las teclas. Y, por último, el veterano, Alfonso de Lope, que podéis conocerle por grupos como Is Pain o Galery, su proyecto en solitario.

– Suele resultar difícil encontrar un nombre que llame la atención y plasme toda la esencia del proyecto. ¿Cómo surgió el nombre de la banda?

Lethargus surge de la mente (maligna, seguramente) de Sergio Martínez (bajista), bajo una premisa muy interesante: nos “meten” en la cabeza que el público actual no se mueve, está aletargado. Que la sociedad no lucha, que el mundo se para y se adormece. Nosotros queremos reivindicar esto llamando al despertar, ofreciendo un lugar (el concierto) donde despertar, disfrutar en grupo, y divertirse durante un buen periodo de tiempo. De ahí que seamos Lethargus. 

– Da la sensación de que no ha habido ninguna atadura y que el sonido está muy conseguido, basculando entre el metal y el Heavy/Power, mezclando los tintes más clásicos con los sonidos más modernos en un lienzo de oscura fantasía urbana. ¿Qué intencionalidad teníais a la hora de componer el álbum? ¿Cómo se alcanza ese grado de singularidad, no poniéndose límites a la hora de componer? 

Queríamos conseguir algo que, aunque difícil, no es imposible: que escuches y digas “suena a Lethargus”. Nos han catalogado de maneras muy loquillas, con etiquetas dispares que es solo una manera de indicar que somos seis personas que venimos de lugares muy distintos y ponemos nuestra experiencia en él. Se trabajó mucho, por parte de Sergio (bajo) y Juanjo (guitarra) sobre todo, un hilo conductor en todas las composiciones, pero que tuvieran a su vez la fuerza necesaria para expresar todo lo que teníamos que decir en “Origen”. Suena a lo que siempre hemos querido escuchar.


El álbum está basado en un viaje a una realidad de oscura fantasía urbana. Un manual creativo que rehúye de ciertos sonidos y pautas comunes pasadas, con sorprendentes mutaciones de las guitarras y una riqueza y complejidad en la bases rítmicas en una atrevida búsqueda de personalidad musical propia. ¿Cómo resumiríais ese camino hasta llegar a este nuevo álbum? ¿Ha resultado duro? ¿Cuál es para vosotros el elemento más importante en una canción?

Vamos por partes, como Jack el destripador. Teníamos claro desde el minuto cero que “Origen” es una carta de presentación, un modo rotundo de decir “estoy aquí” que puede ir desde asombroso hasta desastroso. Trabajamos mucho la conceptualización del grupo, y eso se traslada a los detalles que pueden encontrarse en guitarras, bajos, batería, voz y teclado. Hay cientos de detalles para el oyente atento, sin ser agotador para el oyente que simplemente quiere disfrutarlo de fondo.

Proyectar un grupo como tenemos en nuestra mente (maligna, seguramente), exige que sea duro, porque los resultados deben ser excelentes. Queremos divertir, motivar, unir, y eso no es fácil. Personalmente puedo decir que el elemento más importante de la canción no se ve como tal. Pero es ese “clack” que te dice “esto es para mí”. Casi nada.

– Sin duda alguna uno de los puntos fuertes de este primer trabajo es la producción global del álbum. ¿Cómo ha sido la grabación y producción de este trabajo? ¿Teníais claro cómo queríais que sonará el álbum antes de entrar al estudio? ¿Habéis empleado mucho tiempo en su composición?

Contar con Fernando Asensi ha sido un regalo. Nos ha ayudado mucho a conseguir el resultado final que buscábamos, el sonido que teníamos en mente, y estamos muy satisfecho. La grabación fue, como todas, sonrisas y lágrimas: ha habido días de 40 de fiebre, de grabaciones hasta las 4 de la mañana, pero también de satisfacción al ver que algo quedaba incluso mejor que lo esperado.


– En una primera toma de contacto da la sensación de ser un disco de gran versatilidad rítmica, con una elevada precisión interpretativa y riqueza melódica, pero escuchándolo atentamente te das cuenta del gran trabajo que hay detrás, repleto de detalles y matices. ¿Es así?

Se ha intentado eso, que sea versátil y rico, y diría que incluso hay matices que son apreciables mejor en directo que en el CD en sí, lo que también da un poquito de juego a la banda. Hace que sea música viva, que no te aburres de escuchar, que no te aburres de verlo en directo.

– Supongo que cada uno de vosotros tenéis vuestros propios gustos musicales y una distinta manera de concebir la música, ¿Cómo hacéis para alcanzar un determinado consenso a la hora de definir las pautas de actuación y musicalmente el camino a seguir?

Lethargus es un Supermegazord engrasado hasta la última pieza, sin uno no hay todo, e intentamos que cada detalle no sea baladí, sino tenga un por qué, lógicamente. La experiencia de cada uno aporta color a esos matices, pero tenemos muy claro la línea a seguir, no hay mucho que discutir en ese aspecto. Como en todo, lo que funciona es la comunicación. Hablar, hablar y hablar como si fuéramos una pareja de nonagenarios.

– Es de lo más llamativo que las bases rítmicas no caen en ningún momento en algo preconcebido, acicaladas con un toque distinto y ofreciendo diferentes alicientes, unas formas diversas, y una gran pulcritud en arreglos, en constante crecimiento, para huir de ciertos simplismos ya escuchados, pero sin perder la fuerza en el sentimiento. Un alto grado de variedad existente entre unos cortes y otros. ¿Os habéis involucrado todos en el tema de arreglos o habéis seguido fundamentalmente unas pautas fijadas de antemano? ¿Hay algún temática predominante en las letras?

Sobre los arreglos, A y B. Sergi y Juanjo (Y Miguel con Letargo) nos han ofrecido pautas que se han ido enriqueciendo con los arreglos de cada uno. Siendo cada uno el que tenía peso sobre su instrumento a la hora compositora, pero abiertos a ideas locas que pudieran encajar y a la idea del tema.

Las letras nacen de la mente (maligna, seguramente) de Sergi y aunque no tienen una conceptualización, con todo lo que ello implica, sí que narran un viaje espiritual. Cada uno puede sentirse identificado con algún momento, con alguna frase. Esa es la clave.


– ¿Qué bandas os han marcado el camino que lleváis en vuestra música? ¿Qué elementos del disco creéis que os pueden hacer destacar del resto de grupos actuales?

Sinceramente, no ha habido un “queremos sonar como X”. Todos somos seguidores de un buen número de bandas y artistas, desde Neal Morse hasta Symphony X, pasando por Battle Beast o el rollito que tiene Uriah Heep. No podríamos quedarnos con una (o varias). 

Sobre qué nos puede hacer destacar, creo que es que aunque puede sonarte a algo que reconoces, no es algo que hayas escuchado antes como tal (y la prueba nos lo da el feedback de la tribu de Lethargus que nos cuentan qué les recordamos a grupos super dispares). Cada escucha aporta algo que no has oído la primera vez, sin que la primera vez sea anodina. Por ejemplo, en el caso de los teclados todo se lleva a directo tal cual, sin secuencias de fondo. Pero no es solo el disco, es el todo. El universo de Lethargus es único. Y que juntar a seis tarados como nosotros no es fácil de encontrar. Eso desde luego.

– “Última Voluntad” ha sido el primer tema elegido de cara a su promoción, ¿tiene algún significado especial para vosotros?

“Última Voluntad” viene de un proyecto anterior de Juanjo (guitarra): Elderdawn. Además, en él colabora Vanessa (Nane) Marin (Döxa), lo que es un lujazo. Lo gracioso de este tema es que pasó por muchos nombres hasta llegar a “Última Voluntad”. Y, como primerísima canción que presentar de la banda, tiene un montón de pasajes con diferentes rollos que muestran muy bien qué queremos conseguir.


– En el disco han aportado su granito de arena músicos como Nane Marín y los integrantes de Döxa .¿Cómo surgieron tales colaboraciones y si os hubiera gustado que hubiese participado algún músico de renombre?

En realidad, no es del todo cierto, ya que los integrantes de Döxa son también integrantes de Lethargus, no colaboraciones como tal, pero sí que eso (que sean parte de ambos grupos), nos facilitó infinito el poder contar con el vozarrón de Nane. En el CD también está Fernando Asensi (Opera Magna) en coros y voces; muy contentos con su participación y su apoyo.

Sobre futuras participaciones, estamos ya barajando varios nombres para el próximo CD. Pienso que enriquece mucho el poder contar con diferentes músicos, que ayuda a seguir demostrando que esto de la música no es una competición, sino que es algo en lo que sumamos todos, juntos. Estamos deseando poder contaros más sobre el próximo trabajo.

– Habéis cuidado mucho tanto las formas como el contenido musical del mismo. El diseño es espectacular y la portada logra inmediatamente por su colores. ¿Quién ha hecho el Artwork?¿De qué manera están los conceptos implícitos en la misma? ¿Sois partidarios de que es tan importante el fondo como las formas?

El arte es obra de Enrique Tortosa, quien había trabajado ya con Sergio (bajo) en Phoenix Rising. El arte del CD forma parte del todo que es Lethargus: El concepto del despertar del viajero, de la apertura a ese universo de fantasía oscura y urbana que empieza con la espiritualidad del uno mismo, de que el primer paso para despertar y hacer algo empieza en uno. No soy imparcial, la portada me parece espectacular, dentro de todo lo que ya habíamos mostrado en redes respecto al arte y concepto de Lethargus (aunque con un +10 en todas las tiradas de molonidad.) A día de hoy, y en cualquier acción que se intente tomar con un mínimo de profesionalidad, todo es importante: el fondo como las formas. Esencial.

– Actualmente hay muchos grupos que saturan sus trabajos con exceso de producción de forma que oculta o disfraza la falta de creatividad. ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?

Actualmente hay tantísima oferta que encontramos muchísimas maneras de presentarlas. Nosotros no somos quien ni debemos juzgar qué caminos elige quien para mostrar su música, porque sería como afirmar que Pepsi o Cocacola es mejor o peor. A nivel totalmente personal, valoro más un grupo que se enfrenta a un escenario sin secuencias de teclado, por ejemplo, pero entiendo que en según qué casos es imprescindible, aunque no sea mi modus operandi. Si su mensaje llega y hay alguien que se siente feliz con él, adelante, aunque no seamos nosotros consumidores del mismo. Lo importante es que la música transmita, aunque sea a uno. 

– ¿Qué es para vosotros la experimentación, un fin en sí mismo o un medio para obtener algo diferente?

Personalmente creo que es un medio para tener resultados diferentes. Para jugar también, y ver qué puede valer, qué pasa si pulsamos en X en vez de Y. Pero no el fin como tal, sino una de las piedras que hacen el camino y crean nuevas formas de caminar.


– ¿Cómo valoráis el gancho que ejercen las nuevas tecnologías en el panorama musical actual?

A día de hoy, da voz a muchísimas bandas. Ofrece maneras de experimentar y ofrecer nuevas cosas que sitúan a las bandas en el punto de mira. Y mola poder hacer virguerías con luz, proyección… Es un extra a la música.

– ¿Creéis que la música en vivo pasa por un buen momento, en el sentido de que la nuevas generaciones no están a la altura de tiempos pasados en predisposición de descubrir nuevas bandas y apoyar la música en vivo?

Es complicado, el método de consumo de la gente hoy no es igual a hace 20 años. El tipo de ocio no es el mismo, y el tiempo para el mismo se ve repartido entre otras acciones. Ya no es “o me quedo en casa viendo la Tele o voy de concierto”. Hay mucha gente apoyando la música, pero también hay mucha más gente sin dinero, sin tiempo, sin ganas, aletargadas. Quizá cuesta un poco más, pero quiero creer que sí que se puede llegar. Aunque con el triple de curro. Habrá que ver cómo encajar esto en los nuevos tipos de ocio.

– ¿Cómo está funcionado el disco hasta ahora a nivel de crítica y aceptación?

Bastante bien, hemos recibido un gran apoyo de un buen número de medios y no podemos agradecerles más el que nos den voz. Ha gustado bastante, por lo que estamos muy contentos. Trabajamos nosotros mismos la promoción y comunicación de Lethargus, con lo cual el haber tenido ese cariño nos da el doble de satisfacción y nos motiva a seguir currando en todos los aspectos.

– Si tuvierais que definir en pocas palabras este disco a alguien que no lo ha escuchado, ¿cuáles serían?

Redondo, brillante y con un ojo en la portada. Ahora en serio: ecléctico, profundo, despierto y vivo. Sobre todo vivo, por cada directo en el que toma forma todavía de manera más salvaje.

– ¿Que planes tenéis para el futuro más inmediato?

Además de la dominación mundial, tenemos dos fechas anunciadas de la gira despertar:

– Este sábado en la segunda edición del Ganonak In Hell Fest, Urban Rock Concept (Gasteiz) junto a Unbound, Arcánima y Brainstorm. Entradas en www.metaltrip.com.


– El 11 de enero en la octava edición del Gabonak In Hell, Centro Cultural Larratxo (Donosti) junto a Leize, Débler y Wurdalak. Entradas en  www.tickets.donostiakultura.eus.


Además, más fechas que estamos deseando anunciar, viajaremos un poquito (risas). Viene una época de evolución en Lethargus. Aún queda madera en “Origen”, que brillará en las fechas previstas, pero toca dar un pasito más adelante, adaptarse a cambios que están por llegar y seguir creciendo.

PUBLICIDAD

Publicidad