lunes, 22 julio, 2024
Banner Content
Los madrileños Rēptile han dado un tremendo golpe sobre la mesa con su primer trabajo «Ruido Orgánico», generando un sonido propio de influencias variadas dentro del espectro del rock, sin emular a nadie, siendo simplemente ellos mismos, aportando una personalidad diferente con matices de un nivel musical más que llamativo y pequeños detalles que acaban siendo muy importantes para dar un cierto dinamismo. Todo ello con la calidad suficiente para plasmar esa pasión rockera que llevan dentro. Una banda nueva formada por músicos con experiencia procedentes de otros proyectos

– Antes de empezar a hablar de vuestro primer trabajo de estudio “Ruido Orgánico” hacedme una pequeña biografía de cada uno de vosotros porque hay una trayectoria bastante interesante hasta día de hoy.

Gracias, todos los miembros hemos tocado en bandas juntos anteriormente:

Alberto dB Caballero: My Criminal Psycholovers, Turbolovers y Litio. Guitarra.

Sergio G Mislata: Litio, Eliah Domus, Juggernaut, Sick Brains. Bajo.

Javi Soma: Daïly Soma, Turbolovers, My Criminal Psycholovers. Batería.

Daniel Sánchez: My Criminal Psycholovers, Litio, Turbolovers. Voz/Guitarra y respondiendo a la entrevista.

– Suele resultar difícil encontrar un nombre que llame la atención y plasme toda la esencia del proyecto. ¿Cómo surgió el vuestro?

Es una gran batalla si… buscábamos algo conciso, de raíz (por eso el nombre es en latín) y nos costó, pero un día viendo unas fotos de esqueletos de reptil que tenía Javi nos empezamos a aclarar, también está la idea de el cambio de piel, como nos pasa viniendo de varias bandas, etc.

– Las primeras impresiones siempre son las que valen y escuchando este primer trabajo he percibido que es un trabajo impregnado de gran versatilidad y mucha personalidad bajo diferentes calibres de entender el rock. ¿Qué retos o estímulos teníais para este disco? ¿Ha sido difícil la cohesión entre los diferentes elementos, la profundidad y el sentimiento en las melodías vocales, los pegadizos estribillos y las diferentes modulaciones de las guitarras a la hora de no perder espontaneidad?

Ha sido muy fluido y eso es sorprendente, hemos trabajado mucho, pero hemos aprovechado el tiempo con la suerte de saber lo que queríamos y lo que sabíamos hacer, en realidad somos cuatro que nos conocemos muy bien en cuanto a método, y somos cuatro que teníamos ganas de trabajar juntos.

Las diferentes influencias están ahí aunque solo sea por la trayectoria, que te ha hecho escuchar ya mucha música y asimilar en el subconsciente de forma natural.


– Supongo que habéis partido de unas bases musicales consensuadas y que posteriormente cada uno de vosotros habéis ido aportando cosas según vuestra particular visión y experiencia, arreglos y matices. ¿Es así? ¿Ha habido alguien que haya tomado el mando en cuanto a las letras y música se refiere? ¿Cuál fue el punto de partida en cuanto a su creación?

El 80% de los temas están compuestos por Alberto y Daniel, sin embargo llegan muy crudos al local y los trabajamos entre todos, el otro 20% (Más, Es distinto y Cartón Piedra) son dos composiciones de nuestro batería Javier.

Por la parte que me toca de las letras, es el estilo que siempre me ha acompañado, son situaciones casi siempre enmarcadas en las relaciones. tratadas desde la lírica, los sentimientos y aplicables a cada uno en su interpretación.

Pero en el global, y es marca y valor de la casa, somos un banda donde los 4 trabajamos para la canción, en función de la misma sin necesidad de espacios personales.

– Otra de las cosas que más me ha impresionado de este trabajo es la heterogeneidad de los temas y la excelente estructuración de los mismos. Una obra que suena con una entereza absoluta, plena convicción en estructuras rítmicas y una madurez sorprendente, jugando con cambios de ritmo y tesituras. ¿Sois conscientes de la cantidad de influencias diferentes que mostráis o desde dentro es más difícil percibirlo?

Somos conscientes como decía antes, desde el subconsciente, desde el disco duro, de pensar que hoy por hoy, no podemos agarrarnos a un estilo concreto porque hemos vivido muchos.

Lo que sí tenemos claro, y eso redunda en lo que decía de trabajar en función de la canción, que el anclaje básico es la base rítmica (y que esta sea evidente en el disco) y en la estructura de la canción como tu bien expones.

– Las transiciones en los temas están bien cuidadas con un sonido recogido de diversas variantes del rock, con recorridos de ida y vuelta, donde las guitarras adquieren un gran dinamismo a la hora de abrir el espectro a las emociones. ¿Con que bandas clásicas asemejaríais más la naturaleza de vuestras composiciones?

Siempre decimos que somos hijos de los 80, que es cuando prendió la música en nosotros, pero discipulos de los 90, que es cuando empezamos a tocar de verdad y a relacionarnos con otros músicos. Yo por ejemplo intento ser rítmico en la guitarra como aprendí de Maclom Young, pero no es una influencia evidente porque luego por ejemplo jugamos con varias afinaciones que aprendimos de bandas que van desde Kyuss hasta Smashing Pumpkins o algunos sonidos británicos de principios de los 90…….luego mejorado con sonidos mucho más actuales.


– Estribillos como el de «El Favorito», «Adriana Desesperación» o «Bumerán», son claros ejemplos de la importancia que tiene para vosotros el poder integrar ese punto de melodía. ¿Es uno de vuestros fuertes?

Si, creo que sí, y es que en eso no hacemos concesiones, tenemos una idea “Beatleliana” de como ellos como maestros remataban las canciones, y las melodías son las que tienen que contar bien las canciones.

– El trabajo de producción es fabuloso. Las guitarras suenan precisas y los contrastes y matices potencian aún más si cabe la grandiosidad del sonido ¿Cómo habéis trabajado estos aspectos en los estudios Cube (Carabanchel, Madrid), con la ayuda del técnico de sonido y Productor Alberto Seara.

Alberto es algo más que entorno para nosotros, fue miembro de alguna de las bandas que enumeramos antes y hemos compartido mucho. Él es muy meticuloso y trabajador y por eso está donde está, con nosotros tiene ese plus de confianza para sacar lo mejor de cada uno y ponernos a funcionar. El disco se ha trabajado mucho en el momento estudio, y su aporte en el equilibrio del sonido y arreglos ha sido crucial.

– El álbum alberga un montón de detalles que se van revelando con cada escucha. ¿Habéis tenido una actitud abierta a la hora de probar diferentes tonalidades? ¿Qué sentimientos habéis buscado transmitir a través de él?

El álbum es una amalgama de sentimientos que recorren nuestro paso por la música, pero también el cine y la cultura que nos ha forjado como personas, hay sonidos, detalles de las portadas, de los videos que son un hilo conductor para los que como digo, empezamos a “ser” en los 80 y hasta hoy.

Además se llama Ruido Orgánico porque todo eso que vas descubriendo está interpretado por mano humana, es real, ya sea un Cello o un sinte analógico, que de nuevo es esa “Cultura” que conocemos.


– «El Favorito» ha sido la canción elegida como carta de presentación, acompañado del correspondiente videoclip, el cual ha trasmitido en imágenes el significado y mensaje que lleva implícito. ¿Tiene algún significado especial para vosotros?

El favorito habla de un favorito inesperado, el concepto glorioso de underdog para el mundo sajón. Una patada en la puerta por parte de Reptile, pues es así como salió en el local de ensayo, con tanta fuerza que lo terminamos enseguida y entendimos también que con él íbamos a decir HOLA.

Luego la letra se la puede aplicar cada uno a una situación donde inesperadamente haya disfrutado/triunfado.

– Hacéis gala de unas coordenadas muy definidas a lo largo del disco, con los sentidos despiertos y abiertos a sensaciones, logrando extraer un consolidado a la altura de vuestras pretensiones, renovando recetas clásicas y ampliando el espectro para los amantes del género. ¿Cuál ha sido la razón de haber preferido optar por un mayor detenimiento en vivenciar vuestras emociones a través de ricas sonoridades, contrastes y matices, en vez de ritmos muchos más enérgicos y vibrantes?

Es que es lo que nos sale, ojo, como decía arriba, que bajo y batería sean evidentes en el disco es algo que buscábamos y necesitábamos……que todo eso luego cimenta canciones de desarrollo, también.

– Dicen que la creatividad florece en tiempos de crisis. ¿Qué bandas os han sorprendido estos últimos años?

Intento nombrar alguna que haya estado en nuestras conversaciones y me salen por ejemplo Agent Fresco, Mastodom, God Is An Astronaut…y nacionales, DeLobos, Toundra….


-Actualmente hay muchos grupos que saturan sus trabajos con exceso de producción de forma que oculta o disfraza la falta de creatividad. ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?

Nosotros no sabemos trabajar así, no es una critica, es que no sabemos o incluso no queremos, porque no disfrutaríamos…..pero si, he escuchado conceptos nuevos de producción que deben realzar muchas cuestiones del sonido, pero que nosotros no aplicamos, primeramente por desconocimiento y porque disfrutamos el trabajo “orgánico”.

– ¿Qué objetivos os habéis marcado a nivel de repercusión?

Disfrutar del camino pero siempre intentado hacer las cosas “bonitas” con convencimiento y calidad.

– ¿Cómo valoras el gancho que ejercen las redes sociales en el panorama de promoción musical?

Es una plaza nueva para mi y voy entendiendo como funciona, a favor, que “explicas” lo que eres muy directamente y cuentas con una primera oportunidad. En contra, que hay tantas propuestas, que supones unos segundos en la vida de la gente.,

– ¿Por dónde pasan los planes de futuro de la banda a medio y a largo plazo?

De momento darnos a conocer a través de medios como el vuestro, lo cual os agradecemos mucho, pues el esfuerzo por mantener el entusiasmo en el rock, creemos que lo hacemos tanto los grupos como vosotros los medios, después del verano, tocar donde se pueda, que somos una banda con experiencia en eso y tenemos muchas ganas.

Muchas Gracias por la entrevista!