lunes, 26 febrero, 2024
Banner Content
No se puede negar que Somas Cure hacen muy bien lo que hacen. Experimentación es la palabra que mejor podría definir su nuevo disco “La Colmena”, grabado en Cadillac Blood Studios por Andy C. y mezclado en Sadman Studios por Carlos Santos, ornamentado con sonidos electrónicos y efectos variados, siempre sin dejar de lados unos imaginativos riffs y ciertos aspectos de modernidad en el sonido. La diversidad de los cambios en todos los matices es apreciable en cada composición a través de un sonido compacto de guitarras y una elevada acentuación de los elementos rítmicos. Una mezcla de equivalencias con un porcentaje preciso de potencia, calidad sonora y composición elaborada. Hemos podido charla con su batería Darío para conocer de primera mano cuáles han sido los perfiles individuales cuidados y mejorados con respecto a trabajos anteriores. 

– Hace bien poco habéis publicado vuestro quinto disco “La Colmena”. Un trabajo mucho más detallista, con un tratamiento más actual en lo musical, mucho sentimiento en unos textos cargados de significado y unas melodías creadas para cautivar. Un viaje musical desde lo más íntimo a lo más desgarrador. ¿Cómo se ha desarrollado todo el proceso creativo? ¿Qué aporta este álbum con respecto a trabajos anteriores?

Hola amigos qué tal? Aquí Darío batería de Somas Cure. Todo un placer atenderos. A punto de terminar los 3 años de gira del anterior disco, Éter, ya teníamos la necesidad de volver a crear. Siempre afrontamos con ilusión y ganas el proceso creativo de un nuevo trabajo. En cada disco nos gusta aportar algo nuevo, sin perder la esencia de lo que somos. Hemos implementado algo de electrónica, algo de piano, cuerdas… ha sido un proceso de creación apasionante poder mezclar nuestra música con otros instrumentos y estamos muy orgullosos del trabajo final. Cada vez un sonido más propio, más reconocible, más Somas Cure. 

– Pese a que seguís contando con ese sonido vuestro tan característico y personal, se puede decir que en el álbum hay ciertos elementos o influencias inéditas en la banda hasta este momento, una mayor riqueza en secuencias y matices en las guitarras. Un sonido contundente, rudo y elegante, con pasajes a medio tiempo y algo de electrónica. ¿Cómo definiríais este disco? ¿Ahora cuidáis más los pequeños detalles?

Nos caracteriza que en cada disco hacemos lo que queremos hacer, es la única manera para que podamos defender las canciones en directo con pasión e ilusión. Es cierto que previsualizamos el disco antes de componerlo, pero también es cierto que componemos en base a nuestro presente, según lo que sentíamos en ese momento. Si en ese momento sale una canción contundente en el que podríamos indagar metiendo electrónica…probamos y vemos. Los detalles son inmensos en nuestros discos y siempre los hemos cuidado a tope. No nos podemos permitir publicar algo mal hecho, en esta banda vamos a por todas. Suena típico, pero este disco es el más completo de la banda, con el que hemos dado un golpe a la puerta para entrar entre las grandes bandas nacionales.

– Personalmente una de las mejores virtudes de este disco aparte de la calidad de las canciones, es la producción. Me gusta mucho el tratamiento de las guitarras, la contundencia del ritmo, la profundidad de las melodías vocales y esos exquisitos adornos que parecen pasar desapercibidos a la primera. ¿Hasta qué punto habéis enfocado esta vez el concepto de la producción? ¿Ha sido difícil la cohesión entre los diferentes elementos de segundo plano, los efectos en las voces, las diferentes modulaciones de las guitarras a la hora de no perder la contundencia y espontaneidad? 

Ha sido la primera vez que hemos “usado” a alguien externo para ayudarnos con la producción. El encargado de ello ha sido Andy C. Al final, cuando compones un disco, pasamos muchas horas de local tocando y escuchando los resultados. Sin querer, hay cosas que dejas pasar o cosas que repites. Ha estado bien contar con la ayuda de alguien tan experimentado como Andy C para poder “limpiar” los temas en labores de producción. No ha sido difícil la verdad. Cuando todo va a tiempo, en armonía y bien pensado, te das cuenta de que cada nota, cada instrumento, cada idea, casan perfectamente.


– Una de las claves de esta sorprendente madurez expuesta se halla en que las bases rítmicas no caen en ningún momento en algo preconcebido, acicaladas con un toque distinto y ofreciendo diferentes alicientes mediante tesituras profundas y pasajes bien diferenciados en el plano musical, pero sin perder un ápice de fuerza en el sentimiento. ¿Cuál creéis que ha sido la evolución de la banda a lo largo de los años? ¿El proceso compositivo ha sido más unitario en esta ocasión?

En la vida, es importante tener ambición, ganas de crecer y evolucionar constantemente. Para conseguir hacer eso con éxito, hay que tener una base de humildad muy grande y ser una esponja a la hora de aprender. Cuando crees que ya lo sabes todo…mal vas.

Hago esta breve reflexión para deciros que quizá, con el paso de los años y nuestro aprendizaje, es cuando nos hemos dado cuenta de la labor que tenemos cada uno en la banda con nuestro instrumento. No pisar las líneas de nadie, entender cuándo es tu momento para sobresalir con alguna “Floritura” o cuando tienes que hacer algo que engrandezca a tus compañeros. Eso es ser un grupo, nadie por encima de nadie. Lo importante es la canción y hay que hacer lo que la canción nos pida para ser un hit, un himno, que la gente escuche y quiera escuchar siempre.

– En este disco asistimos a una mayor definición de las estructuras, con una frescura renovada y una gran pulcritud en constante crecimiento para huir de ciertos simplismos que en este estilo podían hacerse ya escuchados. ¿Hacia dónde progresan vuestros gustos e influencias musicales? ¿Todavía os influye la música de otros grupos o la inspiración surge exclusivamente del interior de vosotros?

Como decía antes, ya se nos pasó esa época de tocar todas las notas posibles todo el rato y preferimos dedicarnos a hacer lo que la canción pida, que es lo importante. Personalmente, no puedo con las bandas que tocan todos de todo y todo el rato. Como intentando demostrar lo buenos que son cada uno de ellos en su instrumento. Un exceso de notas y rapidez que hace que la canción no tenga sentido alguno. Comiéndose el espacio unos a otros. El típico, confundir la velocidad con el tocino, ¿no? Jaja.

Por supuesto que nosotros nos seguimos nutriendo de mucha música, tanto para saber lo que sí queremos hacer, como para lo que no querríamos nunca en nuestra banda. Se aprende de lo bueno y de lo malo. La inspiración viene de la música que escuchamos, de nuestras vidas, de nuestros momentos juntos, etc.…y así surgen los mensajes que queremos trasmitir en cada canción.


– Con cada canción siempre buscáis una manera distinta de expresar vuestras vivencias y sentimientos, adornadas de ciertas tesituras y unas atmósferas hipnóticas. Sin duda alguna, un estilo de lo más personal. A la hora de componer, ¿cuáles son los pasos que seguís para llegar a esa plenitud, primero la melodía y posteriormente los textos o viceversa? 

No te puedo revelar nuestros secretos…jaja es broma. Normalmente hacemos primero la melodía y una ligera base rítmica donde acomodar la letra, y a partir de ahí, empezamos a enlazar instrumentos y vemos qué poner y qué quitar. Aunque también es cierto que hay algún tema por ahí hecho al revés, primero la letra y luego la música.

– Supongo que cada uno de vosotros tenéis vuestros propios gustos musicales y una manera distinta de concebir la música. ¿Cómo hacéis para alcanzar un determinado consenso a la hora de definir las pautas de actuación y musicalmente el camino a seguir?

Si, además somos todos muy distintos a la hora de escuchar música, pero al final, es cierto que llevamos tantos años juntos que hemos entendido a la perfección qué dirección queremos que tenga nuestra música. Aunque cada uno luego en su casa escuche el género musical que quiera, nosotros vamos sujetándonos unos a otros escuchando la canción. Que exista una cohesión entre todos los riffs, grooves…que todo tenga sentido con la imagen de Somas Cure y que lo podamos disfrutar a la vez, esa es la clave. Como también mencioné antes, hacemos la música que queremos y con la que disfrutamos, no componemos para que le guste a alguien en particular porque eso haría que nosotros mismos no nos creyéramos el mensaje que queremos trasmitir.

– Hay músicos que con el tiempo dejan de denunciar injusticias en sus letras al acabar pensando que no llevan a ningún sitio. ¿Qué pensáis de esto?

Es cierto que en Somas Cure nunca nos posicionamos en un bando o en otro, ni nos metemos en letras políticas, ni nos metemos en ciertos temas que puedan enfadar o ofender a un lado u otro. Pero si tenemos temas que denuncian ciertas actitudes de las personas o ciertas actitudes que asumimos porque “la vida es así”. Quizá son temas generales, temas que nos afectan a todos. Por ejemplo, “Plaga”, habla de esa actitud que adoptamos todos, trabajando para los demás y aceptando injusticias como una “marioneta agradecida” que menciona la letra. Lo mismo que en “Iglesia De Humo”, denunciando temas importantes como la contaminación y el daño que hacemos las personas.

– Lográis mantener el interés del oyente gracias a unas Influencias en perfecta consonancia y unos cambios de ritmo que aportan la variedad necesaria y unos registros vocales perfectamente adaptados a la línea musical. ¿Cómo se alcanza ese nivel de técnica y brillantez para saber cómo colocar cada elemento en el lugar adecuado y provocar una reacción emocional en el oyente?

Bueno, lo primero, gracias por estas palabras. El final toda canción busca justo eso, provocar una reacción emocional en el oyente. No tengo una explicación clara para esta pregunta. Es muy difícil de encontrar esa reacción emocional en el oyente y creo ahí es donde reside nuestra magia. Supongo que será la mezcla todo lo mencionado anteriormente. Nuestra relación de amistad, como hermanos, tantos años juntos, horas con nuestros instrumentos, con un objetivo claro, ambición, ganas, sentir la música como lo hacemos…todo junto hace estas canciones que provocan grandes reacciones distintas según quién lo escuche.


– Respecto a la portada veo que está vez habéis preferido un arte mucho más impactante y abierta a interpretación ¿De qué manera están los conceptos implícitos en la misma?

Es importante que una portada sea impactante. Que transmita curiosidad por saber qué hay dentro de ese disco, qué se esconde detrás la portada. Nos gusta cuidar mucho los detalles en la edición física, para todos esos compradores coleccionistas. Vale mucho la pena tener un Cd de somas Cure en físico. El diseño, no te dejará indiferente. Por supuesto, si alguien quiere adquirirlo, en www.somascure.com puede contactar con nosotros y en las redes sociales.

Como nuestras canciones, es de libre interpretación. Quizá cada uno de nosotros ve una idea distinta… por eso os invito a ver la portada y escuchar las canciones, quizá muchos de vosotros saquéis conceptos distintos.

– ¿Qué opinión tenéis de la escena en relación a bandas de vuestro estilo? ¿No creéis que hay una saturación de propuestas y que la gente no puede abarcar todo lo que sale? ¿Qué bandas os han sorprendido últimamente?

Estoy de acuerdo contigo y con toda la humildad y respeto del mundo, voy a darte mi opinión. Si creo que hay un exceso de bandas muy grande y no todas las propuestas son buenas. Me duele muchísimo ver a personas que se cuelgan una guitarra y ya se creen guitarristas. Ser guitarrista es una profesión, a menudo, confundida con un hobbie. Hay que respetar la profesión de músico, por favor. El guitarrista se levanta, come y se acuesta con su guitarra. Estudiando, aprendiendo y sin parar de tocar para poder ser eso. Músico, guitarrista y profesional. Obviamente, esto se aplica a cantantes, baterías, bajistas y músicos en general.

A todo lo que me llega a mis oídos, le doy la oportunidad de escucharlo. Y no me gusta ver velocidad sin control en los baterías, guitarras sucias sin armonía alguna, cantantes desafinando o usando técnicas que no saben hacer…hay que prepararse para ser profesional, si eso es lo que quieres claro.

Personalmente pienso que ya es hora de empezar a cribar. De empezar a distinguir a los músicos profesionales que queremos vivir de esto, con la gente que quiere la música como un hobbie. Que es totalmente respetable por supuesto, pero si no estudias música y no te preparas no tocarás bien, y difícilmente tus discos se venderán y la gente no asistirá a tus conciertos. Luego no pongas en las redes sociales burradas diciendo que la musical Rock/Metal en España está enferma y no funciona. Más humildad y más autocritica. Quizá no funcionas tú mismo ni tu música. No vale cualquier cosa, y el público no es tonto.

En somas Cure, cuando no hemos conseguido algún objetivo como por ejemplo, entrar en un festival, lo que hemos pensado es: “hay que trabajar más para que nos llamen el próximo año”. No nos hemos dedicado a criticar la escena porque sí sin sentido alguno contaminando las redes sociales.

Lo mismo pienso de estas “superbandas” que se están creando últimamente. Quizá es hora de dejar un espacio a bandas nuevas, a una renovación de la música.

Sinceramente, no estoy escuchando música española ahora mismo. Si me meto a buscar en páginas de medios para ver qué hay nuevo, veo que solo se habla de las mismas bandas de siempre. ¡¡Con todos mis respetos, pero…ya huele a cuero revenido!! 

Me gustaría que aparecieran bandas de verdad, reales, de las que apuestan por una renovación musical y arriesgan. Y que los medios les dieran la oportunidad de darse a conocer.  No hablo de eliminar a las otras bandas, hablo de que, con una buena organización, hay hueco para que se hable de todos, no siempre de los mismos.  Así también la prensa, volverá a generar interés en todo el mundo, ofreciendo contenido nuevo.

-Actualmente hay muchos grupos que saturan sus trabajos con exceso de producción de forma que oculta o disfraza la falta de creatividad. ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?

Falta estudio y profesionalidad si no eres capaz de entender las necesidades que necesita una canción para que la música fluya. Ya no me vale saturar la música. Si lo haces, no es música, no hay cohesión ni sentimiento, se convierte en ruido para mis oídos. Una cosa ser bueno técnicamente en tu instrumento y otra saber de música y composición para saber cuándo si debes meter muchas notas y cuándo tienes que estar calladito para que tus compañeros resalten.


– ¿Qué objetivo esperáis alcanzar con este disco? ¿Qué le pide Somas Cure al momento presente?

Con cada disco hemos ido avanzando despacito, pero con paso firme. Lo que queremos es superar todo lo conseguido anteriormente. Llevamos tiempo escuchando una frase muy bonita del tipo “Sois la renovación de la música rock/metal de este país”, “sois el futuro más próximo de la música de España”. Son frases muy buenas y que agradecemos mucho por supuesto, pero Somas Cure lo quiere ya. Es ahora cuando queremos giras largas y grandes compromisos en escenarios enormes. No queremos que se nos apse el arroz, ahora somos jóvenes y estamos preparados para las grandes citas. Trabajaremos para que esto suceda lo antes posible o YA!.

– El primer single de este disco fue “Salto de Fe” un tema con unos estribillos intensos y una base musical que busca un sonido unificado en fuerza y melodía. ¿Por algún motivo especial?

Nos representa muy bien y es un tema que trasmite muchísimo. Andy C fue uno de lo que nos aconsejó sacar “Salto de Fe” como primer single y la verdad, no nos arrepentimos. Además, el video quedo espectacular y las imágenes también trasmiten con claridad lo que somos. Cinco tíos ilusionados con nuestro trabajo que vamos a por todas.

– ¿Qué lecciones habéis aprendido a lo largo de todos estos años inmersos en el mundo de la música?

Muchísimas, innumerables. Tanto a nivel personal como grupal. Hay que llevar la humildad como bandera, ser honestos y sinceros con nuestro trabajo, exigentes para ofrecer lo mejor al público fiel que tenemos y pecar siempre de profesionalidad. Esto y muchas cosas más, entre otras muchísimas que aun nos quedan por aprender.

– ¿Cuál creéis que va ser el impacto económico de esta crisis sanitaria en el mundo de la cultura?

Desgraciadamente, grave. Ya hemos presenciado como muchos compañeros profesionales de la música, han tenido que abandonar sus bandas para dedicarse a otra cosa. Esto ha hecho mucho daño, pero juntos, saldremos de esto. Estoy seguro de que la gente esta en sus casas deseando escuchar música en vivo y en cuanto se pueda salir, volverán los conciertos en salas y los festivales que tanto añoramos todos. Como músicos y como público. Sólo me queda daros las gracias por la entrevista, espero que tanto vosotros como lectores la hayáis disfrutado mucho. Un saludo fuerte y animo en estos tiempo que corren. Cuidaros mucho.

PUBLICIDAD

Publicidad