viernes, 1 marzo, 2024
Banner Content
A una semana escasa de las descargas de Bleed y Vita Imana en la sala Stage Live (Bilbo). Nos hemos puesto en contacto con los madrileños Vita Imana para profundizar sobre último lanzamiento “Bosa”. Un disco con la contundencia de siempre, pero con desarrollos más impredecibles si cabe, con su sonido como seña de identidad muy definido, desmarcándose en punzantes y corrosivas guitarras, contundentes percusiones étnicas y una agresividad vocal muy visceral.
 
– Los cambios siempre son complicados más cuando se trata de piezas clave en el seno de un grupo. Supongo que os habrá resultado bastante difícil recomponer a la banda tras la marcha de Puppy y Javier Cardoso. ¿Qué pasos seguisteis hasta la incorporación definitiva de los nuevos integrantes: Mero Mero y Diego López?
 
Con Diego fue fácil y rápido. Estuvo sustituyendo a Román en casi toda la gira “EL M4L”, así que se podría decir que lo más fácil era contar con él para sustituir a Puppy. Diego encantado claro, ya conocía de primera mano el funcionamiento de la banda y para él fue fácil integrarse. Con Mero Mero es otra historia. Es cierto que pensamos tanto en él, como en un par de vocalistas más desde el principio, pero al anunciar la salida de Cardoso, nos llegó un aluvión de gente ofreciéndose para probar. Nos llegó de todo, vídeos, audios… y escuchamos y vimos todos, pero cuando ya tienes a alguien en mente, es difícil comparar. Así que nos pusimos en contacto con Mero, tuvimos una reunión con él, después probamos unos temas en el local, a él le gustó a nosotros también y aquí está. La razón de fijarnos en Mero no es solo por su técnica vocal o su voz, es porque es un tío curtido en mil giras con Leo Jiménez y Cuernos de Chivo, alguien con experiencia y valentía para ponerse al frente de Vita Imana.
 
– En vuestro nuevo disco “Bosa” lográis mantener el interés del oyente gracias a los técnicos y contundentes cambios de ritmo y una riqueza en ambientación musical, encontrando nuevas capas para ofrecer una mayor variedad en estructuras complejas y dando la sensación de que no ha habido ninguna atadura y que habéis dado rienda suelta a vuestras inquietudes musicales, mezclando elementos del groove, thrash, hardcore con percusiones de origen tribal. ¿Cuál es la seña que más identifica vuestro sonido actual? ¿Pensáis que ya habéis alcanzado vuestra identidad como banda?
 
Creemos que uno no para nunca de buscarse y encontrarse, si que es cierto que creemos haber encontrado el camino pero nosotros vamos cambiando y evolucionando con los años y eso inevitablemente queda reflejado en la música que hacemos. Si escuchas Vita Imana sin haberlo hecho antes puedes reconocer elementos diferenciadores como por ejemplo la percusión, algo con lo que nos sentimos muy identificados y por otro lado si nos has escuchado antes creo que se pueden encontrar elementos en la forma de componer y las letras para reconocer a la banda.
 
– El álbum alberga un montón de detalles que se van revelando con cada escucha. ¿Habéis tenido una actitud abierta a la hora de probar diferentes tonalidades?. ¿Era una de las normas no repetirse? ¿Qué motivaciones esconde?
 
Pues la motivación siempre radica es hacer lo que nos gusta, sentirnos libres de hacer lo que nos apetece, si bien es cierto que siempre hay una reunión previa para hablar sobre que rumbo tomará el disco, al final terminamos dejándonos llevar y es lo que hemos hecho aquí, en realidad nada es premeditado, es tal y como va saliendo, lo que nos gusta lo desarrollamos y lo que no lo desechamos, no nos podemos muchos limites la verdad.

– Lo que está muy claro es que aparte del extraordinario nivel musical que habéis logrado en estos últimos años, creo que tenéis algo mucho más importante, que es poseer un estilo propio. Escuchando el disco da la impresión de que existe un esfuerzo considerable en el apartado de la composición, ¿es así?. ¿Ha sido más unitario en esta ocasión? ¿Hacia dónde progresan vuestros gustos e influencias musicales?

Esto es cierto, la cantidad de horas invertidas en la composición hasta la forma final de las canciones son muchas, muchas horas juntos, también en casa cada uno y no siendo conformista. En este disco hemos estado muy unidos a la hora de componer y eso se nota, nos hacía falta. Nuestros gustos no solo es que progresen hacia vertientes y estilos diferentes, es que nuestros gustos son muy diferentes los unos de los otros, desde músicas del mundo y tribales hasta el grindcore, y puestos en común, por extraño que parezca dan un disco de Vita Imana como resultado.
 
 
– Deduzco que no llegasteis al estudio con las canciones acabadas sino con una mente más abierta.. ¿Estoy en lo cierto? ¿Habéis dado mucha relevancia a los consejos musicales de Alex Cappa? ¿Dónde encaja Vita Imana en el panorama actual?
 
Pues aquí tengo que decirte que no es precisamente así, lo cierto es que vamos al estudio con la mente abierta y los consejos de Alex Cappa son siempre bienvenidos pero la verdad es que solemos llevar todo muy pensado y acabado al estudio. Aun así siempre hacemos cosas allí, cambios, arreglos e incluso componer partes allí como sucedió por ejemplo con parte de “Taikos III”. Pero esta parte de libertad de creación y arreglos de estudio puede solo suponer un 15% del disco.
 
En cuanto a la pregunta de donde encaja Vita Imana en el panorama actual solo el tiempo lo dirá. Ahora mismo estamos centrados en la gira y en volver a disfrutar de los directos y de reencontrarnos con los muchos fans que nos siguen. Este año es el año del regreso después de los cambios en la formación pero la extensa gira y tocar en el escenario principal de Download por ejemplo, indica que seguimos por el buen camino para estar donde queremos estar.
 
– En el disco el carácter de la banda es muy reconocible en temas como: “Desfiguradas”, “No En Mi Nombre” y “Bosa”, pero hay algunos ingredientes nuevos que pueden sorprender, ciertas reminiscencias, atmósferas envolventes y pasajes más relajados, una riqueza de matices a diferencia de otros grupos de metal y que proporcionan cierto nivel de abstracción. ¿Pensáis que es necesaria la ambición para la supervivencia de un grupo? ¿Para vosotros grabar un disco es hacer una pieza de arte?
 
Si, por supuesto, la ambición es necesaria. No se pueden hacer buenos temas si te conformas con lo primero que te salga. Tienes que exigirte más siempre, ya sea componiendo, tocando en directo, grabando en el estudio, etc. Siempre tienes que tener en mente llegar al siguiente escalón.
 
¿Arte? De eso se trata. Queremos ser artistas, nos consideramos artistas y trabajamos muy duro para serlo. Cada canción, disco o vídeo, es algo que queríamos expresar y enseñar al mundo. Es nuestra obra.
 
 
– Mucho dinamismo y una gran confianza absoluta en vuestras aptitudes palpable desde el primer instante, canciones repletas de detalles técnicos y arreglos excepcionales, dando una sensación de que a la hora de componer dejáis fluir libremente vuestros sentimientos, sin expectativas ni presiones y partiendo siempre de la base del metal de las últimas décadas. ¿Cómo se alcanza ese nivel de técnica y brillantez para saber como colocar cada elemento en el lugar adecuado y provocar una reacción emocional en el oyente?

Pues esto es la mezcla principalmente de llevar mucho tiempo en la música, de nuestros conocimientos musicales, de haber compuesto un número considerable de canciones a lo largo de nuestro aun corta vida y de escuchar mucha música, tanto de manera individual, como grupal. Esto te proporciona un criterio y una confianza en lo que haces que no puedes tener cuando empiezas, y aun así, nos queda mucho por aprender, nunca se deja de aprender.
 
– El disco lleva poco tiempo en la calle, ¿se están cumpliendo las expectativas depositadas en él? ¿Como está siendo la respuesta de la gente en vuestros conciertos?

Pues desde que sacamos el primer vídeo y presentamos a Mero, el feeling con el público está siendo muy positivo. El disco está teniendo muy buenas críticas por parte de la prensa, tiene un buen número de reproducciones en todas las plataformas digitales. Y en directo la gente se lo sigue pasando pipa, desde los más acérrimos seguidores, hasta los más escépticos con los cambios salen convencidos de que la esencia de Vita Imana sigue ahí, más viva que nunca. Alguien habrá que no le guste, claro está, pero lo que nos transmite la gente es eso y estamos encantados.
 
– Vivimos en una época donde la tecnología juega un papel importante. Grabar un disco está al alcance de cualquiera, con lo que ocasiona es que haya un exceso de bandas e incluso muchas de ellas no ofrecen casi nada nuevo. ¿Cuál es vuestra opinión de los nuevos tiempos en la música? ¿No creéis que actualmente hay muchos grupos que saturan sus trabajos con exceso de producción de forma que oculta o disfraza la falta de creatividad? ¿Cómo valoráis el momento que os ha tocado vivir como banda?
 
Cada uno sabe cómo tiene que tratar su producto para hacer que funcione, si te pasas de “producción” pero luego no lo defiendes en directo, tienes los días contados. Al final, si tu banda mola y se mantiene con el paso de los años es porque hay mucho más detrás de ti que los trucos de producción.
 
Son muchos años en esto ya, como para valorar nuestro momento solo pensando en ahora. Hemos llegado hasta aquí, gracias a nuestro esfuerzo y vamos a seguir haciéndolo, dentro de 10 años seguirá siendo nuestro momento.
 
 
– ¿Cuál creéis que es mayor problema con el que se topa un grupo de metal en España?
 
No creo que sea exclusivo del metal, no creo que a las bandas de Pop o productores de techno les vaya mucho mejor. Siempre habrá miles de artistas y acabaremos escuchando a los mismos. El problema es que en España solo llama la atención aquello que vende mucho. Si ahora se lleva el electro, España está petada de sitios de electro, con el reggaeton lo mismo y demás. Todo lo que sea fácil de hacer y de colocar, triunfa. Los demás siempre seremos públicos minoritarios en España, siempre nos será más difícil triunfar, o mantenerse o como lo quieras llamar.
 
– ¿Consideras que definitivamente se ha eliminado el complejo de inferioridad de las bandas nacionales respecto a las de fuera?
 
Hemos visto tantas veces, a bandas locales, comerse con patatas a bandas de fuera, que sinceramente, no creo que existiera ese complejo.
 
– Actualmente hay muchos grupos que saturan sus trabajos con exceso de producción de forma que oculta o disfraza la falta de creatividad ¿Cuál es vuestra opinión al respecto?
 
Nuestra opinión gira en torno a la naturalidad, lo dinámico y lo que en realidad podemos defender en directo sin artificios, con nuestras manos y voces, no somos partidarios de la sobreproducción. La creatividad no creemos que tenga que ver con la producción, simplemente no es fácil ser creativo, o al menos serlo con éxito.
 
– ¿Qué lecciones habéis aprendido a lo largo de todos estos años inmersos en el mundo de la música?
 
Que tienes que trabajar mucho y sin parar. Que tienes que ser fiel a ti mismo y no rendirte jamás, por muy duro que resulte muchas veces.
 
– Vosotros focalizáis toda la energía del grupo en la música, otros la reparten entre la música, la imagen o una actitud reivindicativa. Si alguien le gusta Vita Imana, creo que sólo puede ser por la música…
 
Hombre, ahora tenemos a un cantante muy guapo jajaja. La música es y será siempre lo principal, aunque parece que el mundo, sobre todo últimamente, está empeñado en que la música sea lo menos importante.
 
– ¿Por dónde pasan los planes de futuro de la banda a medio y a largo plazo?
 
A corto/medio plazo tocar mucho en directo y presentar “Bosa” en el máximo de ciudades posible y a largo plazo pues volver a componer y grabar, entrar de nuevo en el circuito de festis y ¿quién sabe? hasta dar el salto por Europa, Latinoamerica…
 
– Para concluir un mensaje que deseéis hacerle llegar a los seguidores vascos.
 
Muchas gracias por estar ahí siempre mostrando vuestro apoyo. Sin vosotros no somos nada.
 
 
 

PUBLICIDAD

Publicidad