viernes, 24 mayo, 2024
Banner Content
Quien haya seguido la pista de los riojanos Zenobia sabrá que su trayectoria avanza en progreso, siempre en la búsqueda de nuevos horizontes y pequeños detalles que proporcionen cierto dinamismo, solvencia y robustez sonora. Su capacidad para ensanchar los márgenes musicales sigue siendo muy elevada, buscando la satisfacción personal y haciendo que el detalle más sencillo llene la estancia. En su nuevo disco «VI» encontramos un halo distinto que envuelve al mismo, una importante madurez y frescura, canciones mucho mejor estructuradas y niveladas, con la capacidad técnica para reflejar todo ello. Nos hemos puesto en contacto con su batería Javi Herrero para indagar sobre dicha evolución, el intento de rayar cotas mucho más elevadas con los nuevos componentes y los perfiles cuidados y mejorados respecto a sus trabajos anteriores 

– Hace bien poco habéis publicado vuestro sexto álbum de estudio «VI». Un trabajo mucho más detallista, con un tratamiento más actual en lo musical, mucho sentimiento en unos textos cargados de significado y unas melodías creadas para cautivar. Una acentuación mayor en la composición a través de un implacable trato rítmico mediante óptimos desarrollos de lucidez en guitarras, una naturalidad embaucadora en los registros vocales y mucha profundidad y variedad de matices en una destreza magistral en los teclados que sorprendentemente da un aliciente extra en transmisión y consistencia. ¿Cómo se ha desarrollado todo el proceso creativo? ¿Cuál creéis que ha sido el factor que os ha llevado a alcanzar este nivel superior?

Hostia tú, me quedé en shock con la descripción que has hecho, jajaja, muchísimas gracias. Pues lo cierto es que la labor creativa ha sido rápida, tanto Mario como Ernesto, que se han encargado prácticamente de toda la composición en lo que a música se refiere, tenían muchísimas ideas que muy rápidamente fueron encajando y facilitaba con eso la creación de nuevas canciones. Luego las poníamos en común y Jorge creaba letras y melodías vocales. Suena simple, pero tiene su cosa. He de confesarte que más de un tema han tenido diferentes letras. En lo relativo a lo que preguntas de alcanzar un gran nivel compositivo, pues no sé, a nosotros sí que nos parecía que estábamos haciendo buenos temas, pero lo cierto es que siempre que creas es lo que pretendes, a veces lo consigues y otras no.

– En este disco asistimos a una mayor definición en las estructuras, cortes más directos y llenos de contenido, permitiendo al oyente que sea parte activa y tenga que desmenuzar el disco individualmente para hallarle su sentido. El planteamiento inicial era el de intentar incorporar nuevos elementos a vuestra música para proporcionar una frescura renovada y huir de ciertos simplismos ya escuchados en numerosas bandas de heavy metal y power metal, en definitiva dar una vuelta más de tuerca a la calidad compositiva, el sonido, pero sin perder vuestra personalidad propia. ¿En qué sentido creéis que habéis avanzando con respecto a vuestro primer trabajo? ¿Hasta qué punto os habéis involucrados todos en las labores de composición del álbum? ¿Es un esfuerzo consciente u os sale de manera natural?

Es evidente que los años no pasan en balde, no piensas igual ahora que hace 20 años, y tampoco compones igual, sientes de otra manera, maduras, algunos, jajaja, lo que antes te parecía la hostia, ahora lo ves simple, no te conformas con un buen estribillo,..no sé, son muchos factores que influyen a la hora de componer y que uno mismo ni se para a pensar, ya sale automáticamente. El mayor peso compositivo en esta ocasión a caído en Mario y Ernesto en lo que a música se refiere y Jorge creo las letras y las líneas vocales. Luego se puso en común con los demás miembros de la banda y nuestro productor Dan Díez que también tiene mucha culpa en el resultado final de «VI».

– Es de lo más admirable que seguís manejando con creatividad vuestros recursos, siendo capaces de dar a cada disco un toque distintivo que les diferencia entre sí. Obviamente para crecer musicalmente no hay que ponerse barreras de ningún de tipo. En el disco existen otras inclinaciones musicales que siguen encajando igual de bien entre si. ¿Cómo habéis llegado hasta ellas? ¿Qué os resulta todavía más complicado de hacer después de todos estos años, la música o las letras?

Date cuenta de que hay como cuatro generaciones distintas en Zenobia, manejamos un gran abanico en cuanto a gustos e influencias musicales se refiere, cada uno hemos crecido con diferentes artistas, y claro, todo eso sale por algún lado. Quizás lo más complicado sea juntar todas esas influencias y hacerlas sonar bien.

Yo creo que las letras, la música se puede “hacer sonar” y que entre más rápido que la letra, te digo lo de antes, hay temas que han tenido diferentes letras en este trabajo, por eso, la música convencía pero la temática o la melodía vocal no…


– La variedad rítmica y musical es algo a destacar en el álbum, así como una cuidada estructura, así lo representa temas como: «La Danza de Diablo», «Tu Amistad», «Buscando Una Luz», «Jamás», «Laberinto», transiciones rítmicas bien cuidadas sin perder para nada vocación melódica y bases de teclado que van marcando el camino bajo un desarrollo totalmente congruente con el sentimiento que se quiere plasmar en cada momento. Un sonido mucho más penetrante, mucho más orgánico, que llega con más fuerza al cerebro y corazón de quienes lo escuchen. ¿Qué cosas os sirvieron de inspiración a la hora de componer? ¿Qué ha sido lo más complicado de llevar a cabo durante todo el proceso de creación de este álbum? ¿Con qué bandas clásicas asemejaríais más la naturaleza de vuestras composiciones?

Aquí voy a suponer, puesto que yo no he compuesto ningún tema. Imagino que Mario no ha tenido mucho problema, ya que al entrar a formar parte de la banda enseguida se involucró al 200% y eso le habrá servido para estar motivado en cuanto a inspiración. Y Ernesto, jajaja, Ernesto respira música las 24 horas del día, es increíble la facilidad que tiene para improvisar, crear y adornar cualquier cosa que se toque, lo cierto es que son dos portentos. Hubo muchas ideas desde un principio y no se descartaron muchas la verdad.

Para mi visto un poco desde fuera, lo más complicado quizás haya sido todo el tema armonizar las canciones para que cada instrumento tenga su protagonismo sin perjuicio de otro, creo que eso se ha cuidado al detalle, las dobles guitarras, colchones de teclas, un bajo que acompañe a la batería pero que tenga su propio protagonismo también, con muchos fraseos… y bueno, en lo que me toca a mí, pues mantener una base equilibrada a todos estos factores.

Las influencias que tenemos son muchísimas, como te he dicho antes, en Zenobia hay cuatro generaciones distintas. Evidentemente coincidimos en las más clásicas, Maiden, Helloween, Dio, Accept, Judas, y todas sus derivaras…. Angra, Udo, Primal,..multitud, luego ya cada uno tiramos por distintas ramificaciones, y eso también, sin querer, queda reflejado en los temas.

– El álbum alberga un montón de detalles que se van revelando con cada escucha. ¿Habéis tenido una actitud abierta a la hora de probar diferentes tonalidades? ¿Qué sentimientos habéis buscado transmitir a través de él?

Totalmente abierta, no hay más que escucharlo y uno se da cuenta de que hay temas que van desde el Hard rock, “No Me Dejes Caer”, a otros muy electrónicos, “El Laberinto”, pasando por temas clásicos de Heavy Metal, “Sin Perder La Pasión”, otros más Power Metal, “El Último Bastión”, y cómo no, nuestra balada, “Mi Mundo Por Volver” precioso tema cargado de sentimiento. En lo que a las letras se refiere, como siempre hay letras relacionadas con la superación personal, desamor, lealtad, y un par de ellas basadas en historias épicas o novelística. Un poco de todo, como en disco en sí.


– Suena toda con mucha unidad gracias a la producción de Dan Díez. Supongo que a la hora de elegir el primer single de adelanto resultó complicado. ¿“Buscando Una Luz” tiene algún significado especial para vosotros?

No, simplemente de las canciones que había, pensamos que en esta se podría presentar muy bien a los nuevos integrantes de la banda, ya que es un tema que creemos que cumple con todos los requisitos para ello, directa, con buenos cambios de ritmo, buena melodía vocal, espectacular solo, compacta. Creímos que era una buena carta de presentación tanto de los nuevos componentes de Zenobia como del nuestro nuevo trabajo.

– Habéis cuidado mucho tanto las formas como el contenido musical del mismo. El diseño es espectacular y la portada, obra del francés Pierre- Alain D., logra cautivar inmediatamente por sus colores. ¿De qué manera están los conceptos implícitos en la misma?

Pues lo cierto es que la portada no tiene mucho que ver con el disco, o por lo menos no lo hemos pretendido. Nos sentamos y decidimos lo de VI por dos razones básicamente, es el 6º álbum de estudio y ahora somos 6 en la banda, nos pareció acertado. En lo relativo a la portada, Jorge nos enseñó el trabajo de varios artistas y decidimos por votación, nos gustó un boceto que nos envió y no hizo falta modificar muchas cosas, integramos el logo de Zenobia y el título y nos gustó mucho.


– ¿Qué lecciones habéis aprendido a lo largo de todos estos años inmersos en el mundo de la música y cuáles han sido los mejores y los peores momentos en la historia de la banda?

No se para de aprender nunca, tienes que tomarlo todo en su justa medida, si no apaga y vámonos. Hace muchos años ya que es muy complicado el vivir de la música, y más defendiendo este estilo. Si algo hemos aprendido es que lo más importante es estar a gusto con lo que haces, porque si no, no vas a poder defenderlo en un escenario, alguna vez gustará más a los fans, otra vez menos, pero creo que es así, esto no lo puedes tomar como ir a la fábrica y estar 8 horas con la cabeza abajo, esto tienes que sentirlo y disfrutarlo para poder transmitirlo.

– Con el disco ya en la calle habrán comenzado a llegar las reacciones. ¿Están cumpliendo con las expectativas? ¿Alguna crítica os ha sorprendido para bien o para mal?

Nosotros estábamos muy contentos con el resultado final del disco, no se si habréis podido ver el documental que subimos a nuestras RRSS, son 6 capítulos en donde desgranamos los temas y hablamos de ello. Ahí decimos varias veces que creemos que es nuestro mejor trabajo hasta la fecha. Las expectativas se están cumpliendo sí, y la crítica hasta ahora, toda ha sido para bien.

– Lamentablemente este país sigue siendo un poco verbenero musicalmente hablando. ¿Pensáis que la originalidad está mal pagada hoy, que la gente tiene el oído demasiado cerrado y se ha acostumbrado a cosas simples?

Creo que las modas musicales siempre han estado ahí, en los 80, 90, el Heavy y el Rock estuvieron de moda, nosotros tenemos la suerte de vivir en Euskadi donde la cultura musical ha sido muy alternativa, sin tantas modas, pero si es verdad que el simplismo acapara las mentes poco pensantes, o bueno, seguramente el equivocado sea yo, ya que no lleno estadios de fútbol, no sé, allá cada cual, si eso les llena no se puede luchar contra ello, aunque he de reconocer que me toca muchos los huevos el ver a tanta niña y no tan niña con todas estas historias de las letras del reggaeton y los perreos y luego se quejen del machismo y los maltratos, que está claro que existe. pero hostia tía!!


¿Cómo valoráis el gancho que ejercen las nuevas tecnologías en el panorama musical actual?

Nosotros somos una banda que nos ayudamos mucho de las nuevas tecnologías, hemos trabajado muchos años gracias a ellas, debido a que con la antigua formación la distancia hacía poco menos que imposible ensayar y estar juntos para tratar asuntos musicales y personales. A parte creo que bien usadas tanto por los músicos como por los Fans, es una muy buena forma de darse a conocer y enriquecer todo el panorama, repito, bien usadas, hay que saber valorar el tener al alcance de un click el trabajo de una banda que le ha costado darle forma un año.

– ¿Cuál creéis que va ser el impacto económico de esta crisis sanitaria en el mundo de la cultura?

Va a ser brutal, se va a tambalear y espero que no se caiga. Evidentemente hablo en el estado español, aquí la cultura nunca se ha visto respaldada ni respetada, quitando lo que tod@s sabemos. Una puta vergüenza la verdad.

– ¿Cómo encara la banda el comienzo de la gira con las medidas impuestas por las autoridades sanitarias, desproporcionadas reducciones de aforos, con el público sentado en sillas y el uso obligatorio de las mascarillas?

A mi personalmente no me gusta, espero que para cuando empecemos las cosas hayan cambiado un poco. No concibo un concierto de Rock sin gente delante del escenario de pie y saltando. Eso sí, si no quedan más cojones habrá que acatar las leyes y tirar para adelante, pero espero que sea igual para todos los espectáculos, que no lo está siendo.

– Para concluir, os animaríais a contar una anécdota divertida que queráis compartir con nuestros lectores

La grabación de vídeo clip de Buscando Una Luz, jajaja, fue una tortura, quedamos a la 16:00 de la tarde, según las aplicaciones de móvil que teníamos para saber el tiempo de iba a hacer, cuatro o cinco aplicaciones nada más y mana menos, decían que iba a llover un poco entre las 22:00 y las 0:00 más o menos, necesitábamos que anocheciese totalmente. Y bueno, no paró de llover en toda la noche, estuvimos a punto de suspender la grabación, de hecho, acabamos la grabación ya amaneciendo. Jorge y yo nos fuimos de allí a las 11:00 de la mañana del día siguiente, fue un despropósito, si algun@ sabéis de alguna aplicación fiable en cuanto al tiempo, hacédmela llegar por favor. Un saludo a todos los lectores de The Sound Of The Embryo, mucha fuerza y ánimo en este tiempo que nos toca, a por ello pues, nos vemos en los conciertos. Mila esker.


PUBLICIDAD

Publicidad