domingo, 3 marzo, 2024
Banner Content
Nuevo derroche de madurez, frenesí y personalidad es lo que contiene el nuevo disco de los segovianos Lujuria “Somos Belial”, buscando aunar matices muy dispares, pero con el mismo sentimiento y señas de identidad que les distinguen del resto, contando con mucha libertad a la hora de sacar a relucir ideas y un renovado sonido, más potente que nunca. Nos hemos puesto en contacto con su carismático vocalista para que nos explique como ha sido la composición del mismo y el mensaje que han querido transmitir con el título del álbum.

– El haber tenido una disponibilidad de tiempo más amplia ha dado un disco con mucho más matices, adornos que parecen pasar desapercibidos a la primera, pero que son auténticos destellos de gran lucidez compositiva, las guitarras han alcanzado una gran densidad, pero sonando sencillas y las voces cumplen perfectamente la función de plasmar sentimientos bajo unas melodías que no dejan de transmitir nunca emociones vibrantes. ¿Contadme un poco cómo fue la concepción del sonido? ¿Cuáles han sido las ideas principales y líneas de trabajo sobre las que habéis construido las canciones?

Bueno lo primero un saludo y gracias por la entrevista y por interesarte por nuestro nuevo trabajo. Dicho esto, ¡cómo mola leer el inicio de esta entrevista! Es gratificante ver que alguien se ha tomado el tiempo que el disco necesita y ha percibido todos los detalles, todos los matices, todo el trabajo que este disco lleva. No en vano pasamos más de dos meses en el estudio y leer esto compensa todo el esfuerzo. El sonido fue trabajo de nuestro guitarra Nacho de Carlos, su libro “Armonía jazz aplicada al rock, heavy, thrash y mas” y el éxito de este libro le avala como en experto en eso, en armonía y el trabajo de coproductor (junto a los responsables del estudio Calle 58 que es donde se ha grabado, Daniel Martín Martínez y Jesús Aparicio Torres) ha sido fundamental. La composición parte de Santi Hernández, el bajista en la mayoría de los temas, también hay cosas del Chepas o de Maikel, pero Santi ha asumido mucho mas peso compositivo. Él es profesor de bajo, un gran profesor, y también domina la composición. Todo eso ha dado como fruto este disco del que estamos muy orgullosos y del que podemos afirmar que crece con cada escucha. No veas como nos pone las pilas que lo hayas detectado.

– Cuando uno quiere madurar aún más su sonido necesita nutrirse también de otras cosas, poner a prueba los límites de lo posible. ¿Qué particularidades tiene este disco en lo musical? ¿El proceso compositivo ha sido más unitario en esta ocasión?

El proceso compositivo en Lujuria siempre es unitario, por eso nos lleva nuestro tiempo. Si bien te acabo de decir que muchas ideas parten de Santi Hernández, luego entramos todos a participar, esa es la manera de que todos nos sintamos “padres” de los temas y toquemos cada tema con todo el alma, nadie toca temas de otro que le ha enseñado, Lujuria no es así, todos tocamos temas que hemos sido partícipes en su nacimiento. Hemos aumentado el nivel de exigencia y hemos dado muchas vueltas a temas y arreglos, fundamentales para que el tema quede redondo, hasta el final. Una semana antes de entrar y ya con la preproducción hecha aún introdujimos algunos arreglos que ahora nos encanta escuchar. “Mira, mira como queda” comentamos orgullosos cuando los identificamos en cada escucha. El metal clásico, que es lo que nos gusta, aun puede evolucionar y tener nuevos matices, esa es la misión de los grupos que hacemos este género ahora, respetando sus estructuras, evolucionarle, aportarle, hacerle crecer y creemos que lo hemos conseguido en este disco.

– Supongo que habéis partido de unas bases musicales consensuadas y que posteriormente cada músico ha ido aportando cosas bajo su visión y experiencia. ¿Quién ha sido de vosotros el que más ha asumido la tarea de la creación de los diferentes patrones rítmicos? ¿En qué sentido creéis que habéis mejorado más? ¿Cuál es para vosotros el elemento más importante en una canción?

Uff la última pregunta, qué buena… y qué difícil. Sinceramente no creo que haya un elemento que sea más importante que otro, una canción, para ser redonda, necesita que todos los elementos estén en su plano justo. Bien es cierto que un buen estribillo a veces salva una canción no tan buena pero un músico no debe (o no debería, pero los hay) ser un constructor de estribillos y menos en el metal porque eso nos acerca al pop, el pop sí, es una máquina de hacer estribillos y, tal vez, uno de los males de los que adolece el metal actual es que se ha tirado por ahí por parte de muchos grupos, pero eso ha “poperizado” el metal. El metal debe hacer CANCIONES donde todo sea importante, si además tiene un gran estribillo de puta madre pero buscar el estribillo hace que un tema de heavy metal acabe en el repertorio de una verbena y por dios, ese es un triste final para un tema de heavy metal. 

En cuanto a tus preguntas anteriores, creo que han sido contestadas ya en la entrevista, el peso compositivo mayor ha sido para Santi Hernández, nuestro bajista, el peso de arreglos ha caído en Nacho de Carlos y la tarea de hacer cada canción ha sido cosa de todos. Musicalmente hemos mejorado mucho y, humildemente porque es mi tarea, letrísticamente creo que también, hay un Lujuria mucho mas maduro luchando por lo mismo que luchábamos hace 30 años, hemos sido capaces, a nivel de letras, de mantener la esencia y añadir madurez.


– Cuando publicasteis el EP “Esta Noche Manda Mi Polla”, se suponía que era un pequeño anticipo a este trabajo, pero en el mismo no habéis incluido ninguna de aquellas canciones. ¿A que se ha sido debido ese ligero cambio de planteamiento? ¿La razón ha sido la entrada de los nuevos músicos, Santi Hernández y Nacho de Carlos?

No, no, esa no ha sido la razón, de hecho Santi ya estaba en ese ep, solo Nacho ha entrado desde ese ep. La razón es que una vez lanzado el ep dimos con la temática que queríamos tratar (“Somos Belial”) y supimos que debíamos hacer un trabajo nuevo desde cero para que todo quedara bien contado. Los temas de ese ep no se escribieron pensando en esa temática, así que nos pusimos manos a la obra. Eso ha dejado ese ep como un trabajo inédito, ya agotado y difícil de conseguir que recomendamos buscar pues, si bien no abarca la temática del disco, sí lo precede, sí sirve de antesala para llegar a contar lo que contamos en este disco. Después de darnos cuenta de que debíamos apostar por ser nosotros mismos los que debemos luchar sin esperar que otros lo hagan por ti (que ese es el mensaje de “Esta noche manda mi polla” ) había que decir qué debemos ser para iniciar esa pelea, y debemos ser el espíritu más libre que ha existido dispuestos a aceptar todas las críticas y a no aceptar ninguna orden, debemos ser Belial. 

-Este disco ha sido grabado en los estudios Calle 58 bajo las órdenes de Daniel Martín Martínez y Jesús Aparicio Torres y masterizado posteriormente a cargo de Nick Litwin en Mastering Mansion ¿Teníais claro cómo queríais que sonará el álbum antes de entrar al estudio? ¿Habéis empleado mucho tiempo en su composición?

Nacho de Carlos lo tenía clarísimo. Ya había trabajado con Dani y Chuso y en ese estudio y sabía que ahí conseguiría lo que buscaba. Tenía muy claro cómo quería que fuese el sonido y no contemplamos ninguna otra opción. La masterización de Nick fue recomendación del estudio y es otro acierto al 100%, es el mejor estudio de mastering de Europa y lo tenemos aquí, ¡qué manía con salir fuera y con creer que lo de fuera es lo mejor! Es al revés, vienen al estudio de Nick desde todas las partes del mundo porque es el mejor y nosotros vamos y salimos, pues no, nosotros lo hicimos con Nick y el resultado es espectacular.

El título del disco “Somos Belial” hace ilusión a que todo ser humano debería ser feliz y libre, pero la realidad es bien distinta, vivimos en una sociedad carente de valores como la solidaridad, generosidad y bondad, con un franco deterioro en la capacidad de convivencia entre los seres humanos. ¿Qué se trata de un mensaje de unión y concienciación a todas partes para que la humanidad progrese?

¡Exacto! Una vez más has dado en el clavo. Ese es el mensaje. Esta sociedad ya no se sostiene mas, aun diría mas, este planeta ya no se sostiene mas y no solo nos estamos cargando todos los avances sociales, nos estamos cargando, literalmente, el planeta y estamos en el punto en el que hay que decidir. Rozamos lo que se llama “el punto sin retorno”, aquel que una vez superado ya no hay vuelta atrás y, o reaccionamos ahora, o esta generación será la responsable de la destrucción total de la sociedad y el planeta, así de grave es la cosa. Por eso este disco, por eso nuestro empeño en que se capte el mensaje, en que la peña acuda a los conciertos, en que cada vez seamos mas los que decidimos ser Belial, hemos puesto todo el empeño en eso y el termómetro serán las audiencias en nuestros conciertos, no solo que sean nutridas, que sean nutridas y concienciadas. Si lo conseguimos habremos dado un pasito adelante y que os conste que hay muchos intereses bastardos en que eso no sea así, en que sigamos adormecidos, atontados, y no es fácil. Nadie nos lo va a poner fácil así que ojala muchas y muchos seamos Belial. El 24 de enero arrancamos gira en Valladolid y el 1 de febrero estamos en Donosti, esos dos conciertos serán el termómetro para ver si hemos decidido ser Belial o ser… pasado.


El disco contiene un libreto de 24 páginas donde habéis manifestado el deseo de libertad a todos niveles y de manera muy especial la lucha por un futuro sin guerras ni violencia. Coméntanos un poco todo el concepto que habéis querido plasmar en él.

Pues como te vengo diciendo, la realidad del siglo XXI es deprimente. Soñábamos con coches voladores y tenemos coches contaminantes, soñábamos con la igualdad social y hay mas desigualdad que nunca, soñábamos con que estallara la paz y estamos mas cerca de la guerra y, en este sentido, quiero recordar la frase de Albert Einstein que dijo: “No se como será la tercera guerra mundial, sólo se que la cuarta será con piedras y lanzas” ¿lo entendéis no? Hay que evitar como sea llegar a eso. Para ello, cada individuo debe hacer su propia revolución y ser Belial, solo así saldremos de esta falsedad continua en la que estamos, despertar de este adormecimiento al que estamos sometidos y cambiar el rumbo 180 ª Ojala lo hagamos, aún estamos a tiempo aunque creo que por poco, es urgente ser Belial.

– Pese a que seguís contando con vuestro estilo tan característico y personal, se puede decir que en el álbum hay ciertos elementos o influencias inéditas en la banda hasta este momento, una mayor riqueza en matices, sorprendentes arreglos en las guitarras y en las voces. Una madurez y versatilidad que se va apreciando mucho más en las sucesivas escuchas, garantizando su perdurabilidad. ¿Cuál creéis que ha sido el factor que os ha llevado a dar este salto en complejidad y versatilidad?

El amor a esto y las ganas de avanzar. El paso de los años no te hace mas maduro, te hace más viejo pero se puede ser viejo e inmaduro. Las ganas y el aprendizaje pueden darte madurez sin tener que ser viejo, se puede ser joven y maduro, así pues, que llevemos aquí 30 años no garantiza por sí mismo que hayas madurado, pero las ganas y el amor a esto que siempre hemos tenido han hecho que hayamos aprovechado esos 30 años y salgan discos como éste, impensable cuando empezábamos, pero ahora sí. Y eso, como dices, garantiza la perdurabilidad. Si en 30 años no eres capaz de avanzar, es la hora de dejarlo pero si avanzas no hay mas límite que la muerte y a veces ni ella, que hay grupos que han dejado obras inmortales. Aquí seguimos con las mismas ganas que el primer día y con el aprendizaje de 30 años.

– El primer single de este disco ha sido “Migas De Paz”, un tema con unos estribillos intensos y una base musical que busca un sonido unificado en fuerza y melodía. ¿Por algún motivo especial?

Su mensaje. Queríamos presentar esta obra con ese mensaje, la libertad, la justicia, Belial, han venido dejando “migas de paz” para que las sigas, haciendo un símil con las migas de pan que dejaba Pulgarcito para encontrar el camino correcto. También es una pregunta al aire, si eran tan evidentes, si todas y todos veíamos las constantes injusticias, ¿por qué no seguíamos esas migas? Es algo que Belial no entiende como no entenderías tú si te pasa, ¿te imaginas? Te he ido dejando pruebas para que sigas el camino correcto y veo que has seguido el camino de quien te oprime, te domina, te despoja de lo tuyo… ¿qué ha pasado? Por eso llega Belial, se acabó dejar “mensajitos” ahora te dejaré claro el mensaje y por eso, tras este single, salió el disco. Ahora ya no hay excusas de que “es que no vi las migas” ahora hemos puesto en la mesa todo el pan. Ya todo depende de la ética del ser humano.


– Me gustaría que definierais con unas pocas palabras cada tema que compone el disco. Así nuestros lectores pueden tener una idea aproximada de cada uno de ellos.

El disco se abre con “Nikkal”, la introducción pero su historia es importante, es la primera canción que dejó escrita el ser humano, data del siglo 12 aC Ugarit en Siria es actualmente la pieza más antigua de la música anotada conocida en la historia es bastante más 3,200 años. Data de entre 1400 y 1200 AC y fue descubierto en las bibliotecas de la ciudad de Ugarit, hoy llamado Ras Shamra.

“Somos Belial” es una declaración de lo que de verdad importa para el ser humano. “Messe Noire” es Misa negra. Contamos la historia de las misas negras, originarias de Francia y desmitificamos el culto a Satán que se nos atribuye a los heavys, aquellas misas negras tenían otros motivos que descubrirás oyendo el tema “Siempre Metal, Invicto Metal” es un canto a nuestra música, el metal, con la particularidad de que la letra es un acróstico, si lees las primeras letras de cada estrofa hacia abajo, sale el título, comprobadlo:

Sentimos un fuego por dentro
Incluso antes de nacer
Estamos unidos a esto
Mi vida será para él
Por eso levanto lo cuernos
Resisto y mantengo la fe
Escucha ahora es tu momento
Millones de voces unidas
Exclaman un grito sin fin
Tenemos las fuerzas precisas
Alzamos la voz para ti
Liberta tu rabia y grita: METAL, METAL, METAL hasta el fin

Inventan cada día tu muerte
Ninguno te pudo matar
Victoria gritaremos siempre
Inútil siempre tu maldad
Contigo todo es diferente
Tenemos intacta la fe
Orgullo de superviviente
Millones de voces unidas
Exclaman un grito sin fin
Tenemos las fuerzas precisas
Alzamos la voz para ti
Liberta tu rabia y grita: METAL, METAL, METAL hasta el fin.

“El Angel de la Lujuria y un Diablo Loco de Amor”. Es una composición que hice a medias con mi domadora que es guitarra y cantante en Malavita y habla de que nada frena el amor, en este caso el amor de un ángel y un diablo.

“El Amor Está en el Aire” cuenta la historia del pueblo donde se fabrica la viagra y sus consecuencias, es un canto a que si no existiera censura el ser humano no necesitaría pastillas para amar pero la represión ha hecho mucho daño.

“Como Puta por Rastrojo” es un homenaje a todos los grupos de rock.

“Tapar Agujeros” cuenta la historia real de un pueblo que le tocó el gordo de navidad y el número se vendía en el puticlub del pueblo. A ver quien tiene huevos a cobrar el gordo. Es un canto contra la hipocresía.

“Cuando Estás conmigo” (la única balada sincera del mundo) es una balada que nace para ir contra la ñoñería de nuestras baladas que han ablandado el metal.

“De Migas de Paz” ya hemos hablado y cerramos con una cover de Ángeles del Infierno “El principio del fin” que viene a huevo a este disco.


– ¿Qué opináis de la escena actual en relación a bandas de vuestro estilo? ¿No creéis que ya hay una saturación de propuestas y que la gente no puede abarcar todo lo que sale?

La verdad es que un poco sí, pero todo el mundo tiene derecho a sacar sus discos, es un dilema muy serio éste. Imagino que la selección natural hará su trabajo así que dejemos que todo el mundo saque sus trabajos y que sea el público quien decida. Me preocupa más la originalidad que la cantidad. Un poco más de originalidad sería bueno para nuestra escena la verdad.

– ¿Qué bandas os hicieron marcar el camino que lleváis en vuestra música?

Más que bandas nos gusta hablar de escenas. Nuestro camino lo marcó la escena estatal de los 80, la escena inglesa de la new wave of heavy metal y la revolución de imagen y actitud que trajo la escena americana. Mezcla todo eso y tienes nuestras influencias.

– ¿Qué lecciones habéis aprendido a lo largo de todos estos 29 años inmersos en el mundo de la música?

Muchas pero voy a dejar solo una que aprendí de Aerosmith y su tema “Dream On”, mi balada favorita sin duda: “Sueña, sueña hasta que tus sueños se hagan realidad” Y eso es lo importante, en estos 30 años hemos tenido motivos para dejarlo, han intentado echarnos, nos ha pasado de todo pero hemos aprendido algo que nos sirve para la vida, cree en tus sueños, persíguelos, lucha por ellos y, a pesar de todos los pesares, se conseguirán. Solo lleva a meta quien no abandona la carrera, no el que sale el primero corriendo mucho…

– ¿Os habéis encontrado alguna vez con un dilema moral? Una situación donde podíais haber sacado provecho por el mero hecho de ser músicos?

Más bien todo lo contrario, hemos tenido hasta juicios por el mero hecho de ser músicos y cantar lo que cantamos. Yo creo que el verdadero dilema moral de todo músico se da al inicio de su carrera ¿qué quiero ser, rico y famoso o útil con mi mensaje? Una vez decidido esto no hay mas dilemas morales, si eliges lo primero es que no tienes moral y, por tanto, no habrá mas dilemas, si eliges lo segundo es que tu moral te guía y no va a permitir que vuelvas a tener un dilema porque siempre sabrás qué elegir. 

– ¿Cuáles son vuestros planes de cara al futuro más o menos próximo?

Ahora mismo, como te vengo diciendo, girar y presentar el disco y el mensaje de “Somos Belial” y ver si conseguimos que cada día haya una o un Belial mas en el mundo, con eso nos vamos conformando. Ojala se consiga y esta gira sea siempre a sala llena y concienciada. Si es así es futuro de Lujuria será muy distinto a sí no es así, así que vamos a ver que pasa con esto y después decidiremos. Gracias por la entrevista, me despido con el grito de guerra de Lujuria 

¡Por el puto rock and roll!


PUBLICIDAD

Publicidad