sábado, 13 abril, 2024
Banner Content
Los sevillanos Pinball Wizard están labrándose una carrera meritoria, basada en equilibrar la vertiente clásica del hard rock con corrientes melódicas más actuales. En su nuevo EP «‘Make Millennials Great Again», grabado en Pancake Analog Recording por Fernando Zambruno, han logrado una elevada acentuación de los elementos rítmicos con un porcentaje preciso de calidad sonora y los perfiles individuales cuidados y mejorados respecto a sus trabajos anteriores, haciendo que la seña de identidad sea la propia variedad de las composiciones. ¡Un compromiso con lo auténtico! 

Con este EP «“Make Millennials Great Again” continuáis ahondando en la exploración de sonidos añejos, pero tratando de lograr un sonido más contemporáneo y fresco a cargo de una mayor riqueza en matices mediante el uso de sintetizadores y como consecuencia de haberos enriquecidos de nuevas influencias. ¿En qué sentido creéis que habéis avanzado con respecto a vuestro primer trabajo «Shout It Out And Break The Sound»? ¿Qué ha habido de diferente en el proceso de gestación y grabación? ¿Cuáles son los principales avances incorporados?

¡Hola! Aquí Memphis, un placer estar con vosotros. Respondiendo a vuestra pregunta, sentimos que hemos avanzado en varios aspectos, ‘Shout It Out and Break The Sound’ era un disco que bebía de las fuentes más clásicas y aunque tiene nuestra esencia, no salía del tiesto que todos conocemos como “hard rock”, sin embargo en ‘Make Millennials Great Again’ no hemos tenido límites, le hemos dado rienda suelta a nuestras dispares influencias y hemos empleado las herramientas que tenemos hoy en día con el fin de encontrar un sonido que nos representara. Para lograrlo, hemos incluido sintetizadores, teclados, efectos en nuestros instrumentos, además de contar con Fernando Zambruno de Pancake Analog Recording en la producción y grabación y con Jordi Gil de Sputnik Recording para la mezcla y mastering, dos profesionales que vienen de una escena más indie y que han aportado su visión al EP. La composición del disco anterior pertenece en exclusiva a Joey DeadCat (musicalmente) y a Alberto Randado (letras), sin embargo en este disco hemos participado todos los miembros de la banda.

– En una primera toma de contacto se percibe como un trabajo con una elevada precisión interpretativa y amplitud de miras, matices sonoros inasequibles rozando la barrera de lo ecléctico, constatándose una mejoría en muchos aspectos, en atractivo, energía, convicción y madurez, dando una sensación de que a la hora de componer dejáis fluir libremente vuestros sentimientos, sin expectativas ni presiones, partiendo siempre de la base del rock’n roll ¿A qué se debe tal explosión de creatividad? ¿Qué cambios ha habido respecto al proceso creativo? ¿Os habéis involucrado todos, al ciento por cierto, en el tema de arreglos o habéis seguido fundamentalmente unas pautas fijadas de antemano?

Nos has captado totalmente (risas), especialmente cuando hablais sobre la composición libre sin expectativas ni presiones. Hemos hecho lo que nos ha venido en gana, sin pensar en mucho más, no teníamos muy claro que queríamos más allá de ser nosotros mismos y hablar sobre lo que vemos y sentimos. Es un disco comprometido con la situación que vive nuestra generación en la música y con lo que nos rodea. Todos nos hemos involucrado en el proceso, unos en unos temas más que en otros pero en general cada uno ha aportado su granito de arena de una forma u otra, en los arreglos igual.

– Supongo que la experiencia de grabar este disco ha sido muy distinta a los anteriores, debido al condicionante de que el público ya conocía de vuestra trayectoria y esperaba algo más. ¿Cómo os ha afectado esa responsabilidad de tener que ofrecer algo de mayor calidad y contenido?

Ha jugado un papel importante porque no sabíamos cómo iba a encajar el cambio que le estábamos dando al sonido de la banda, nos ha generado dudas en muchas ocasiones pero sabíamos que estábamos haciendo las cosas bien porque éramos sinceros con nuestro proyecto. Además como queríamos darle lo mejor quisimos trabajar con Fernando Zambruno y Jordi Gil como antes he comentado porque sabíamos que iban a darle lo que necesitábamos.


– ¿Cuáles han sido las ideas fundamentales en torno a las cuales ha girado el proceso de concepción de este disco? ¿Qué retos tenías marcados previamente para seguir avanzando en vuestro camino hacia la plena madurez?

La idea fundamental ha sido ser quienes somos. En los trabajos anteriores nuestras letras y música se asemejaban a Mötley Crüe, KISS, Guns ‘N’ Roses… hablaban sobre temas clásicos del rock ‘n’ roll, pero con el paso del tiempo hemos cambiado, ya no nos sentimos identificados con eso y quisimos hablar de nosotros y de lo que le ocurre a nuestra generación.

– Sin duda alguna uno de los puntos fuertes de este trabajo es la producción global del álbum, grabado por Fernando Zambruno (Pancake Analog Recording) y mezclado y masterizado por Jordi Gil (Sputnik Recording Studios). ¿Cuál es el rasgo que más identifica vuestro sonido actual? ¿Qué elementos del disco creéis que os pueden hacer destacar sobre el resto de grupos actuales?

Estamos muy contentos con el resultado, tanto Fernando como Jordi han hecho un gran trabajo. En cuanto a qué identifica nuestro sonido actual, no sabría decirte porque los temas son distintos entre ellos, supongo que la esencia Pinball está ahí (risas), tampoco sé qué puede hacernos destacar del resto de grupos actuales, lo que sí puede decirte es que nosotros nos tomamos muy en serio la banda, no estamos aquí para pasar el rato sino para hacernos un hueco dentro de la escena musical y para ello tenemos claro que el trabajo es lo principal, por lo que damos lo mejor de nosotros mismos para ofrecer un proyecto sólido con la mayor calidad posible.

– Este álbum es mucho más abierto en el plano musical y con una calidad indiscutible en base a haber sabido colocar cada elemento en el lugar adecuado para provocar n sinfín de sensaciones a quien lo escuche. ¿Qué es para vosotros la experimentación, un fin en sí mismo o un medio para obtener algo diferente?

Un poco de ambas, la experimentación siempre sorprende y a nosotros nos encantan los retos.


– Me gustaría que definieras con unas pocas palabras cada tema que compone el disco. Así, nuestros lectores pueden tener una idea aproximada de cada uno de ello

“We Will Burn” es el single del disco, es el tema más cañero y abandera el nuevo sonido de Pinball Wizard. En él, reivindicamos la importancia de ser quien queramos, dejando fuera los estereotipos que nos da esta sociedad encaminada a arder. “Blah, Blah, Blah” tiene aires de bolero, pasión, tiento y sentir a flor de piel. Su letra habla sobre el consumismo y las apariencias que están tan de moda hoy en día. “I’m Your Crush” es puro hard rock con tintes psicodélicos y guitarras ferdinianas, un riff que se te mete en el cerebro y no te suelta, tanto como de lo que habla, de las redes sociales. La más clásica es“Crazy Horse” y tiene alma propia, habla sobre la historia de un indio al que nadie podía matar al igual que pasará con la música, aunque cada día sea más difícil dedicarse a ella. Terminamos el disco con la psicodelia más pura con el título. «Magic Tree” en el que nuestro guitarrista Joey se estrena como cantante. Te hará viajar a otro lugar con sus teclados envolventes.

– ¿Creéis que el rock pasa por un buen momento, en el sentido de que las nuevas generaciones musicales no está a la altura de tiempos pasados en actitud y predisposición?

Todos sabemos que no atraviesa un buen momento, no es el estilo predominante que escucha el público y por tanto carece del apoyo que ha tenido en otros momentos de la historia. Pero creemos que las nuevas generaciones si están a la altura, calidad musical hay en muchísimas bandas pero falta publico que la escuche, hay un gran número que no sale de la zona de confort, de los temas y grupos de Rock FM, me crea mucha tristeza cuando veo que se hace sold out en un concierto tributo y en uno de bandas con temas propios la cifra no alcanza a 20 personas.

– «We Will Burn» ha sido el primer single promocional. Una canción que abandera la rabia de una generación a la que han denominado «Millennials» sin haberlo buscado, y ante la falta de oportunidades. ¿Qué es lo que habéis querido reivindicar a través de ella, que la falta de inclusión social en los jóvenes y la falta de oportunidades repercute en que se conviertan en inadaptados sociales?

Bueno, podría ser una de las lecturas pero realmente no fue el sentido por el que la escribí. En ella expreso a modo de reivindicación la situación que vivimos los millennials en numerosos aspectos. La falta de oportunidades juega un papel importante para poder salir adelante puesto que nos encontramos dentro de una sociedad capitalista con marcadas reglas que no todos podemos o queremos cumplir y no por ello deben considerarnos más o menos válidos.


– Hoy en día es difícil tener fe en los grupos, muchos duran cinco o seis años, sacan un par de discos y desaparecen. ¿Qué tenéis de especial para que creamos en vosotros?

Sobrevivir en el mundo de la música es muy complicado, hay más trabajo detrás de bambalinas que delante, y no suele ser recompensado al mismo nivel, se debe tener muy claro lo que se quiere para resistir y nosotros lo tenemos, queremos abrirnos hueco dentro de este mundo así que seguiremos en la brecha, trabajando todo lo que podamos hasta que nos aguanten las ganas.

– El disco lleva poco tiempo en la calle, ¿se están cumpliendo las expectativas depositadas en él? ¿Cómo está siendo la respuesta de la gente?

Las expectativas no se están cumpliendo del todo por la situación que ahora mismo estamos viviendo, deberíamos estar girando y presentándolo por toda España pero nos ha tocado vivir esto, lo bueno es que la respuesta de la gente está siendo muy positiva, está gustando mucho y por esa parte estamos muy contentos.

– Supongo que el planteamiento correcto es disfrutar del viaje más que plantearse un objetivo ¿Qué lecciones habéis aprendido a lo largo de todos estos años inmersos en el mundo de la música? ¿Puede uno conservar su integridad cuando el mundo de la música solo funciona por y para el dinero?

Nosotros tenemos muy claro el objetivo a seguir y mientras trabajamos para llegar a él, disfrutamos del camino porque sino no tendría sentido. Las situaciones que hemos vivido nos han hecho crecer y avanzar, hemos aprendido muchas lecciones porque es un mundo duro pero no hay que perder la ilusión, creo que esa es una de las enseñanzas más valiosas que hemos tenido. Respondiendo a tu pregunta de la integridad puedo decirte que según lo que quieras la conservarás o no, si quieres hacerte de oro del día a la mañana deberás vender tu alma al regueton o al trap (risas).


– ¿Cómo encara la banda el comienzo de la gira con las medidas impuestas por las autoridades sanitarias, desproporcionadas reducciones de aforos, con el público sentado en sillas y el uso obligatorio de las mascarillas? 

De forma muy positiva, nos adaptamos a las circunstancias sin ningún problema. No vamos a resignarnos y dejar que la música en directo desaparezca, igual que trabajan muchas personas en sus puestos de trabajo nosotros también queremos hacerlo.

– ¿Cuál creéis que va ser el impacto económico de esta crisis sanitaria en el mundo de la cultura?

Muy grande, cada día vemos como cierran cada vez más salas de todo el país y eso conlleva a la pérdida de muchos puestos de trabajo. Es el sector más castigado junto al ocio nocturno y la solución parece estar lejos de llegar. 

– ¿Cuál es vuestra posición con respecto a las medidas impuestas para la celebración de eventos musicales?

No tenemos ningún problema en aceptarlas para ofrecer música en directo segura para todos, es la única forma de que siga viva.

PUBLICIDAD

Publicidad