domingo, 21 julio, 2024
Banner Content

El afán de superación y la ilusión siguen siendo los pilares fundamentales que impulsan a los vigueses Aphonnic a sembrar con precisión las bases de un estilo personal, elegantemente confeccionado.

En su séptimo disco de estudio «Crema», la formación no se estanca y mantiene un estado de continua evolución, ofreciendo nuevos alicientes, combinando elementos de modernidad y encontrando flexibilidad, libertad y fluidez en incorporar matices dispares para crear toda una aventura auditiva, donde letras punzantes e infinidad de metáforas se funden en nuestras cabezas, dejando una huella eterna.

Hemos podido charlar con su bajista Richy e indagar en el proceso de creación de las bases musicales y el tratamiento de las voces y secuencias.

En vuestro séptimo disco de larga duración «Crema», volvéis a dejar de manifiesto que estáis siempre en expansión constante, exponiendo un potencial de gran calibre en expresivas transiciones instrumentales y matices intensos y plenos de emoción. Un trabajo muy redondo, huyendo de lo preconcebido , abriendo las puertas a un mayor riesgo y experimentación, corroborando las buenas sensaciones dejadas en «La Reina». ¿Cómo se ha desarrollado todo el proceso creativo? ¿Qué aporta este álbum con respecto a trabajos anteriores?

El proceso creativo no ha cambiado prácticamente en nada, trabajamos de la misma forma y apoyados siempre por Vasco Ramos, esqueletos de canciones que cuando nos reunimos para hacer la pre producción trabajamos para obtener el mejor resultado de todas esas ideas.

Este álbum aporta frescura, un tratamiento en las canciones muy meticuloso tanto en el proceso creativo como en el de mezcla y mastering, por eso estamos muy satisfechos con el resultado final.

Pese a que seguís contando con ese sonido vuestro tan característico y personal, se puede decir que en el álbum hay ciertos elementos o influencias novedosas como una mejora de vuestras habilidades y la adquisición de nuevos conocimientos musicales. Supongo que cada vez será más difícil intentar mejorar al anterior. ¿Se puede concebir este nuevo disco como una línea continuista teniendo como punto referencia «Héroes» o más bien un punto de inflexión hacia una nueva dimensión?

Creo que nunca hemos perdido nuestro sello de identidad respecto a los discos que hemos hecho a partir de «Héroes», pero sí que es verdad que cada trabajo está mejor hecho y es más maduro. Esperamos que este disco llegue a más gente y que cale hondo.

En «Crema», encontramos una mayor definición de las estructuras, con una frescura renovada y una gran pulcritud en constante crecimiento para huir de ciertos simplismos que ya escuchados. ¿Hasta qué punto habéis enfocado esta vez el concepto de la producción? ¿Ha sido difícil la cohesión entre los diferentes elementos de segundo plano, los efectos en las voces, las diferentes modulaciones de las guitarras, las brillantes secuencias electrónicas a la hora de no perder la contundencia y espontaneidad?

En este disco las voces y secuencias tienen un gran protagonismo y se han tratado de forma muy especial, Vasco en este aspecto es muy exigente con nosotros y lo agradecemos.

Todos los instrumentos y elementos que hemos utilizado en este disco los hemos tratado con lupa para intentar conseguir lo que más le convenía a cada canción.

Foto: Alberto Lora.

Supongo que cada uno de vosotros tenéis vuestros propios gustos musicales y una manera distinta de concebir la música. ¿Cómo hacéis para alcanzar un determinado consenso a la hora de definir las pautas de actuación y musicalmente el camino a seguir?

Efectivamente, como dices, cada uno de nosotros tiene su particular gusto musical, pero somos una banda que trabaja en conjunto, poniendo en orden las ideas que hay.

Se discute y se pelea lo que haga falta con el fin de conseguir el mejor resultado. De una forma u otra siempre conseguimos ponernos de acuerdo.

Lográis mantener el interés del oyente gracias a unas Influencias en perfecta consonancia y unos cambios de ritmo que aportan la variedad necesaria y unos registros vocales perfectamente adaptados a la línea musical. ¿Cómo se alcanza ese nivel de técnica y brillantez para saber cómo colocar cada elemento en el lugar adecuado y provocar una reacción emocional en el oyente?

Al final el oído es el que manda, si algo te gusta tu oído te avisa al igual que si algo no está bien. Hay que dejarse guiar por lo que escuchas, ser crítico con uno mismo y si algo no funciona tirar con ello aunque cueste. Si algo nos emociona a nosotros, porqué no a otras personas no?

Las primeras impresiones siempre son las que valen y escuchando este disco las sensaciones son altas y profundas. Canciones repletas de detalles técnicos y arreglos excepcionales, dando una sensación de que a la hora de componer dejáis fluir libremente vuestros sentimientos, sin expectativas ni presiones, aportando siempre un soplo de aire fresco. ¿Qué elementos del disco creéis que os pueden hacer destacar del resto de grupos del mismo estilo?

Lógicamente las letras, melodías de voz y la propia voz de un vocalista tienen mucho peso para que una banda te cale o no.

Chechu es un gran letrista, a mi modo de ver, y al final lo que la gente quiere es cantar y sentir lo que está escuchando.

Si todo esto lo apoyas con una buena base musical seguramente obtengas una gran canción.

Es admirable lo bien que están tratados los arreglos y matices en cada una de las composiciones, jugando las voces con las melodías de una manera impecable. ¿Habéis partido de la base de algo que hayáis escuchado y se os haya quedado marcado en el subconsciente?

No, realmente no es nuestra forma de trabajar pero sí que nos solemos fijar en las cosas que funcionan y transmiten en directo para no olvidarnos de ello a la hora de hacer canciones.

Es de lo más llamativo que cada canción tiene algo a lo que prestar atención en cada uno de sus rincones. La capacidad de transmisión de la banda alcanza dimensiones superiores en «Melodía Antifascista», «Hijos De Dios», «Doña Inés», «Reproches» y «Truco o Trato», con una profundidad en el mensaje que perfectamente se aúna con la música. ¿Os ha costado mucho llegar a ese nivel de excelencia en contenido y profundidad basada en una mayor riqueza de matices debidamente acicalados y conjuntados?

Cada vez el nivel está más alto y cuesta más superar lo anteriormente hecho pero tratamos de llegar lo más lejos posible y peleamos por crecer. Si este disco supera lo que hemos venido haciendo hasta ahora el objetivo estará cumplido.

Me ha llamado la atención temas como «Las Riendas», El Anzuelo» y «En Propia Meta», con unos estribillos intensos y emotivos, con una base musical que busca un sonido unificado y de naturalidad absoluta, sabiendo explorar nuevos caminos a base de ser uno mismo. ¿Pensáis que es necesaria la ambición para la supervivencia de un grupo?

Por supuesto, la ambición no es mala si la sabes manejar. La ambición sana lleva a una banda a superarse y a crecer como músicos.

Si no tienes objetivos corres el peligro de que en algún momento pierdas el interés o la motivación necesaria para seguir peleando.

Es importante marcarse esos objetivos por los que luchar porque cuando los consigues hace que creas más en ti.

¿Qué temas pensáis que pueden funcionar mejor, que pueden gustar más a vuestros seguidores y que tengan buena respuesta a la hora del directo?

Esto de los gustos es algo muy complicado, lo que para uno es glorioso para otra persona no y viceversa.

Los dos primeros adelantos “Melodía Antifascista” y “Doña Inés”, acompañados con sus vídeos respectivamente han funcionado muy bien pero estamos convencidos de que va a haber muchas más canciones que van a funcionar perfectamente en nuestros directos. De hecho en estas primeras fechas que ya hemos hecho lo hemos comprobado y emociona mucho ver cantar las canciones nuevas a la gente llevando el disco tan poco tiempo en la calle.

Habéis cuidado mucho tanto las formas como el contenido musical del mismo. El diseño es espectacular y la portada logra captar la atención y genera curiosidad por la impactante imagen que contiene y los colores. ¿Qué habéis querido transmitir con ella y como surgió el título de este trabajo?

Pues exactamente era eso lo que se quería conseguir con esta portada y título, lograr captar la atención de la gente, que cuando alguien viera esta portada sintiera curiosidad por saber lo que hay dentro.

Fue una idea de Iago y fue la más diferente que se presentó, realmente la que creímos necesaria para envolver este trabajo.

¿Qué bandas os han marcado el camino que lleváis en vuestra música?

Bueno como ya comenté anteriormente cada uno de nosotros tiene su propio gusto musical, pero una banda que nos ha acompañado desde nuestros inicios hasta el día de hoy podrían ser Deftones por ejemplo.

Coincidimos en muchas bandas que nos gustan a todos pero luego cada uno busca su rincón en diferentes estilos musicales.

¿Cuál es para vosotros el elemento más importante en una canción?

Desde luego el mensaje, que cale, que llegue, el poder que tiene una buena letra es muy grande.

Cada elemento es importante y ayuda a que una canción sea más grande pero al final la mayoría de la gente vive las canciones desgarrándose la garganta.

¿Alguna vez os habéis planteado grabar un disco en acústico, el adaptar viejas canciones con nuevos matices o llevar a vuestro terreno canciones que os hayan influenciado en vuestras vidas?

Alguna vez hemos hecho algo acústico o adaptar canciones a nuestra manera pero nada serio. Al final nosotros somos de guitarra eléctrica y aporrear tambores jajaja!!

Habrá muchos seguidores que estarán esperando que algún día os decidáis a grabar un directo con colaboraciones. ¿En esta gira va llegar ese regalo o aún está lejos en el tiempo?

No es algo que nos hayamos planteado por ahora pero también es cierto que somos una banda que no nos cerramos a nada, si en algún momento sentimos que es lo que tenemos que hacer lo haremos poniendo todo lo que tenemos para conseguirlo.

¿Qué lecciones habéis aprendido a lo largo de todos estos años inmersos en el mundo de la música?

Muchas, entre ellas que tienes que pelear duramente por ti mismo y no esperar nada de nadie. Valorar los hechos y dejar que el viento se lleve las palabras.

En este mundillo muchos prometen el oro y el moro y nada más lejos de la realidad, se podría decir que es un clásico.

El disco lleva poco tiempo en la calle, ¿se están cumpliendo las expectativas depositadas en él? ¿Cómo está siendo la respuesta de la gente?

Hemos hecho dos fechas de esta nueva gira y han sido geniales. Nos ha llamado la atención que la gente ya se supiera y cantara las canciones nuevas, además de desvalijarnos el puesto de merchan.

La próxima parada es en A Coruña y hemos tenido que abrir una fecha más el viernes porque se vendió todo muy pronto para el sábado, al igual que en Vigo, son noticias que nos hacen felices y que esperamos se repitan más veces.

Para concluir, os animaríais a contar una anécdota divertida que queráis compartir con nuestros lectores.

Creo que esta anécdota la vamos a recordar toda la vida. En una ocasión que íbamos a tocar en Barcelona decidimos viajar nosotros en avión y el backline en furgoneta, por aquello de probar.

Llegó el día y volábamos muy temprano, Alén no aparece, nosotros nerviosísimos, no nos coge el móvil ni da señales de vida, así durante un buen rato. Decidimos buscarlo, llamamos al timbre de su casa, incluso llamamos a una amiga por si sabía de él y nada, hasta que tuvimos que decidir volar sin él para no perder todos los vuelos, esperando que diera señales de vida y ya veríamos.

Un problema con los despertadores. Cuando dio señales de vida ya estábamos llegando al aeropuerto de Santiago con el tiempo más que justo. Tuvo la gran suerte de encontrar un vuelo para ese mismo día y llegar justísimo a tocar, y fue gracias a un amigo (Florián) que lo recogió en el aeropuerto de Barcelona en moto y lo trajo a la sala prácticamente para sentarse detrás de la batería y tocar. Esa tensión no se la deseamos a nadie jajaja!!!