lunes, 27 mayo, 2024
Banner Content

“Confeti y Purpurina”, es la canción más tierna de Sujeto K. Dentro de un contexto de riffs y ritmo pesados, esconde una letra llena de cariño, simpatía y amor. Según Tol, “es la canción que siempre he querido dedicarle a mi hija”: un tema muy sentimental, pero a la vez con caña y mucho bailoteo.

La letra habla de todo lo que nos aportan nuestras/os peques (o nuestros/as seres queridos), lo que nos enseñan, y cómo nos hacen desconectar de la vorágine de esta vida tan estresante, para detenernos a apreciar lo que de verdad importa. El estribillo se centra en esos momentos íntimos, de confidencias, de relax. Esos minutos previos al sueño en los que el día se ha acabado, ya no hay nada que hacer, y nada importa salvo estar juntos.

Tras un comienzo poderoso y guitarrero apoyado en un sinte marca de la casa llega ese estribillo apoteósico y potentísmo, y tras el segundo estribillo, el tema deriva en un pasaje con un toque disco divertido y buenrollero, para terminar rompiendo en otro estribillo ultra bailongo culminado con ese sinte que mezclado con las voces eleva el tema hasta un final explosivo.

PUBLICIDAD

Publicidad