viernes, 14 junio, 2024
Banner Content

Primera edición de este festival hecho con absoluto mimo y cariño en apoyo a nuestra escena nacional. Sin duda, un verdadero placer por el magnífico cartel configurado en esta primera edición y un trato exquisito hacia la prensa, valorando todo nuestro trabajo. Gracias de corazón por todo ello.

Grapeshot fueron los primeros en salir que reconozco son mi debilidad. Sonidos de metal contundente bien combinado con la crudeza de unos primerizos Sabbath junto pasajes de ardientemente stoner, pinceladas de Southern Rock y una actitud asesina sobre el escenario les hace una de las mejores bandas de este país y que no tienen nada que envidiar a mimbres sagrados como Pantera, Sepultura o Black Label Sociéty.

El show desde el inicio fue un absoluto rompe cuellos con temas directos como “Morning Rally” y “No Flowers”. Un directo demoledor que en esta ocasión se más crudo y cargado de mala leche que otras veces. No importa, la verdad es que lo he disfruté al máximo nivel con balazos como “Naked Emperor” o la guinda final con el deseado “All in” que me puso la piel de gallina. Sinceramente brutales.

Le tocaba el turno a los fantásticos Absenci que tenía muchísimas ganas de ver, y vaya no sólo me gustaron, reconozco que me volvieron absolutamente loco. Su sonido es muy potente pero me encantan las melodías tan marcadas de sus composiciones y sobre todo me fascinó ver a Xaro con la voz y la guitarra transmitiendo una energía y una fuerza demoledora y realmente especial. Su registro vocal se sale y desmarca de lo habitual, y claro, los temas y el sonido final de la banda con el virtuosismo de Paulo Morete a la guitarra junto a una sección rítmica muy contundente con Javi SG a la batería y David Segado al bajo son el complemento perfecto.

“Fenix”, “La fórmula perfecta” o “Punto y final” fueron los encargados de abrir una actuación donde todo fluyo de un modo natural y envolvente, cautivadoras melodías, solidez metalera y pasajes de Hard Rock que hicieron a la banda irresistible. Curiosamente me recordaron a los desaparecidos Aspid, no muy conocidos para la gran mayoría pero tenían ese sello que encuentro en Absenci. No tengo palabras para expresar todo lo que me cautivaron y deleitaron con su técnica, versatilidad y personalidad, temas como “Renacer” o “Carpe Diem”, me pusieron la piel de gallina.

Desde Cartagena llegaron a este festival Scarecrow Avenue, que sinceramente solo los conocía de nombre y fueron una muy grata sorpresa. Difícil describir con palabras su sonido pero desde luego en su coctelera de estilos podemos encontrarnos metal muy contundente y poderoso de raíces muy clásicas con pinceladas y fragmentos de metal más extremo y melódico rozando el Death Metal y todo envuelto con un color musical muy moderno y actual.

Reconozco que no son los sonidos que habitualmente escucho, pero me convencieron con suma facilidad. Es para quitarse el sombrero al ver como llenan el escenario y conectan de manera fabulosa con todo el respetable. Fuerza y un show demoledor desde el principio a fin con temas tan intensos como “Bajo la tormenta”, “Titan” o “Pesadilla X”.

Rabia Perez es otra de mis bandas fetiche que tenía muchas ganas de volver a ver y desde luego desde unos inicios donde uno se encontraba sonidos de metal de corte muy clásico la banda ha sabido evolucionar a un metal crudo, áspero y con tintes de sonidos más extremos que me dejan a cualquiera hipnotizado y absolutamente enganchado.

Dramatismo y letras que tocan el corazón con todo lo que Fatima ha pasado a nivel personal y que rápidamente uno puede sentirse identificado. “Pajaros”, “Rabia” o “Venganza” son absolutamente desgarradores y musicalmente puñetazos en toda la cara. Absolutamente demoledores como “Otelo” , un nuevo tema que viendo el título ya podemos saber por donde van a entrarnos en la letra. Otero, celos, asesinatos y la figura de la mujer sufriendo y muriendo en muchas ocasiones .

Una banda muy compenetrada sobre el escenario que no muestra ni una fisura, donde Fatima a las voces lleva las riendas, sonando perfecto, marcando el ritmo su talentosa baterista Paris, una máquina asesina muy bien engrasada que te deja con la boca abierta escuchando temas como “Fenix”, “Premonición “ o mi favorito de todo el set list que fue una bomba sobre nuestras cabezas, “El Martillo de las brujas”. En definitiva. Sin palabras.

Le tocaba el turno a los madrileños Vita Imana a los cuales había perdido la pista desde que Javier Cardoso dejó la banda y reencontrarme con ellos ha sido increíble, viendo que no han perdido ni un ápice de fuerza y con Mero Mero a la voz , que te deja absolutamente impresionado por la fuerza que desprende sobre el escenario. A sus espaldas ya tiene experiencia con Cuernos de Chivo y es tremendo verle con una banda absolutamente demoledora en la que cada músico es increíble y especialmente Míriam Baz a la percusión que sigue siendo mi debilidad personal ya que es una bestia en vivo (Sin querer con esto menospreciar al resto de la banda). Brutal en todo momento.

Directo increíble y demoledor con un show brillante, donde la intensidad y el virtuosismo no bajó ni un ápice con temas como los iniciales “Caos”, “Seis Almas” o “Un nuevo Sol” que nos llevaban en volandas a balazos como “Paranoia”, “Licantropo” y el final del set con temas como “El Mundo a mis pies” “Gondwana” , la subida de Korpa al escenario con “Gondwana” y “Romper con Todo”. Excepcionales.

El cansancio ya comenzaba a notarse, pero a pesar de ello, disfrutamos de un formidable show de los vascos Rise To Fall, quienes fueron los encargados de cerrar la noche. Sonidos de Death Metal melódico que enganchan y que suenan demoledores, siendo destacable el virtuosismo que atesoran en su conjunto, donde cada uno de los miembros sabe aportar todo lo que lleva dentro, conformando un engranaje bien engrasado y perfecto.

Tenía muchísimas ganas de poder disfrutar de su potente directo, especialmente ver a Dann Hoyos a la guitarra que está en varios proyectos musicales y que junto a Xabier Del Val están actualmente en Rat-Zinger, aunque Hugo Markaida a la otra guitarra no se quedó atrás, complementándose perfectamente con Dann.

Poco que decir de un show en que tema tras tema nos dejaron sin respiración. “Rising Sun”, “In the Wrong Hands” o “Herophant” son sólo una muestra de composiciones complejas, tremendamente técnicos con muchos matices, pinceladas progresivas y mucha, mucha fuerza. Era la primera vez que los veía en directo y desde luego uno no puede pensar en mejor cierre para un festival al que deseamos larga vida por apoyar nuestra escena de manera incondicional.

Texto y Fotos de Charly R n R