sábado, 20 julio, 2024
Banner Content

Una de las grandes cualidades que atesoran los gasteiztarras Nukore es el esfuerzo titánico en consolidar un estilo sólido e identificativo, buscando en cada nuevo lanzamiento un mayor riesgo y experimentación. Su próximo disco de estudio «The Blackout», a la venta el 15 de noviembre, va a suponer todo un pelotazo, combinado brillantes cualidades técnicas y trasmitiendo muchas emociones para que el oyente abra su espíritu y mente, creciendo compositivamente de una manera muy destacable.

Un buen fundamento de su constancia y tremenda evolución es su segundo single «Hate Is A Burden», con muchos detalles vocales que se van apreciando sin necesidad de estar muy atento, contundente el sonido de unas guitarras muy fluidas, y mucha influencia americana en las bases rítmicas. La letra del tema trata sobre cómo el odio destruye nuestro interior, desgastándonos, convirtiéndose en una pesada carga que nos anula y nos sumerge en un circulo vicioso que se retroalimenta y del que es muy difícil salir sin pararse a pensar a analizar sus causas y orígenes.

Foto promocional de Alvaro Foronda