viernes, 1 marzo, 2024
Banner Content

Ayer tuvo lugar en Villamediana de Iregua (La Rioja) la segunda jormada del festival de Rock del Iregua, con las actuaciones de Zenobia y Obús, con una excelente entrada de público. Los primeros en salir fueron Zenobia que actuaron si su guitarrista Marcos Llorente al estar cumplimiento confinamiento obligatorio por ser contacto directo de un positivo en Covid-19, contagiando ilusión entre su nutrido número de seguidores, con mucha sinceridad y honestidad a la par que calidad. Una consistente actuación que continuó con la buena tónica de los madrileños Obús, quienes le echaron ganas y buen rollo, sin dejar de ser fieles al heavy metal y hard rock más directo, sabiéndose llevar el gato al agua con un Fortu al frente, capaz de conectar con el público y poseedor de un chorro vocal espectacular, volviendo a demostrar estar a la altura de su historia como banda.

 

 

 

PUBLICIDAD

Publicidad