lunes, 27 mayo, 2024
Banner Content

Hoy ha salido al mercado el cuarto disco de los canarios Esclavitud «Stronger Than a God», en CD digipack y vinilo (edición limitada a 100 copias). Un trabajo compuesto con mimo, que realza una de las señas de identidad propias del grupo: temas largos y extensos que experimentan con la música, creando ideas diferentes dentro de una misma canción, navegando y descubriendo nuevos horizontes musicales.

Las grabaciones del disco se llevaron a cabo en diferentes estudios de la isla (D.C. Estudios y Estudios Guamasa). Las mezclas y parte de la producción corrieron a cargo de Pete Newdeck, productor inglés que ha trabajado en los últimos discos de Judas Priest y Saxon. La masterización la realizó Harry Hess, productor discográfico, cantante y guitarrista canadiense conocido por ser el líder de la legendaria banda de hard rock Harem Scarem; el arte gráfico, como ocurriera en «Return to Eden».

Un disco donde se aprecia un cambio importante: la presencia de Ibrahím Delgado como nuevo bajista, rompiéndose el vínculo con la base rítmica clásica después de 17 años, pero dejando su impronta y sello bien definidos, dando a la banda un nuevo aire, pero sin salirse
de su propio estilo.

Hablar de Esclavitud es hablar de una de las bandas más longevas y representativas de la escena underground canaria, característica y única en su estilo, que aun siendo influenciada por los clásicos del género (Iron Maiden, Queensryche, Rush o Judas Priest), mantiene su propia personalidad que la pueden acercar a nombres como Opeth o Dream Theater.

PUBLICIDAD

Publicidad