lunes, 27 mayo, 2024
Banner Content

Hace ya veinte años que los legazpiarras Elbereth aparecieron en el panorama vasco, marcando las distancias con compañeros de viaje e intentando ofrecer algo nuevo al público ansioso de heavy metal clásico pero con visión de futuro, afianzándose con el paso de los años en un estilo contundente y versátil, recurriendo a numerosos recursos dentro de la potencia desplegada, con pasajes instrumentales de complejos desarrollos y claros matices thrash o death metal, para ganar mucha más fuerza tanto a nivel vocal como a nivel compositivo, y a su vez alcanzar ese punto de frescura para que todas sus canciones no se parezcan entre sí ni den una sensación de ser meros ejercicios de estilo.

 

El pasado 16 de octubre arrancaron su gira veinte aniversario en el gaztetxe de su localidad natal, volviendo a dar una excelente imagen de banda consolidada y portentosa, de ser muy buenos músicos en el estilo que practican y que sobre un escenario son imparables, transmitiendo todo la rabia, naturalidad y potencial que llevan dentro. La banda conectó enseguida con el público con “Lepoa Moztu Arte», «Nikomedes» y «Doinu Ilunak», un derroche de técnica, ejemplo de actitud y de empaque sonoro bajo un claro carácter evolutivo que juega a su favor a la hora de ganar mayor adeptos en cada descarga.

 

Incansables en su descarga sonora de fuerza, viajando entre los diversos cambios de ritmo de las composiciones y dando rienda suelta a su calidad técnica en el complejo proceso de armonización guitarrera y corpulencia rítmica en «P.S.», «Itzalitako izarren lurraldea», «Gorroto» y «Gaueko Ilargia», sabiendo alternar los terrenos más agresivos con suma coherencia y solvencia, rozando en momentos el thrash en «Azken Bidaia», «Noraezean» y «Itzalak Leihoetan», con lo que dejaron constancia de su gran potencial actual, constituyendo una fluida descarga impecable en cuanto a calidad y con una trayectoria excelente a sus espaldas que reivindicar.

 

PUBLICIDAD

Publicidad