jueves, 25 julio, 2024
Banner Content

A veces nos cuesta expresar las emociones de forma adecuada, tendiendo a guardar nuestros sentimientos y reprimiendo nuestras creencias o forma de pensar e incluso difiriendo en ocasiones en el grado con el que exteriorizamos nuestros pensamientos e inquietudes internas, no llegando a respetar las de los demás ni reconociendo que podemos estar equivocados. Sobre un escenario no todos los músicos son capaces de manifestar sus emociones y sentimientos de una manera personal y creativa, pecando casi siempre de frialdad y falta de personalidad, no ofreciendo más de lo que puedes llegar a imaginar.

 

Los gasteiztarras The Faithless se revelan como un colectivo de músicos compenetrados, dispuestos a no dejarse influenciar por modas, dejando volar su despliegue técnico e imaginativo, siempre en la búsqueda de nuevos horizontes, y logrando que su brillantez y genialidad cobren dimensiones colosales en vivo. Pocos grupos hay hoy en día con las ideas tan claras y una apuesta tan firme por su música, una forma de tocar tan particular que les va convirtiendo en unos maestros del refinamiento. Y es que resultó intachable en todos los aspectos lo expuesto por el cuarteto, con la colaboración estelar de Javi Free (The Soulbreaker Company, The Freetangas) a los teclados, el pasado 25 de diciembre en la sala Jimmy Jazz (Gasteiz), defendiendo su nuevo disco «Reflections on The Blue Side», con valentía, buen empaste y una sensacional actitud para conectar y contagiar su verdadera pasión por el hard rock y el metal, arrancando con sumo acierto en la interpretación de «Double Standard», en la búsqueda rápida de esa reciprocidad mutua y con la intención de transportarnos por muy diversos pasajes en «Sweet Dream», «The Way», «Fear» y «Time», estructuras cambiantes con subidas y bajadas y una amplia gama de arreglos instrumentales provenientes mayormente de la exquisitez, finura y esmero de su guitarrista Iñaki Nogueira, junto a la indiscutible gran capacidad de transmisión a cargo de los majestuosos registros vocales de Abel García Niso, una versatilidad notable en extensión vocal muy semejante a la de Chris Cornell (Soundgarden).

 

 

El efecto en directo sigue siendo aplastante cuando se meten en terrenos más profundos «Walk To The End» y «Ready, Set, Go!!!», con un soplo de calidad indiscutible, con una plenitud de recursos como para llenar el universo entero de notas musicales de magia cegadora, guiados siempre por la buena extraordinaria pegada de Fer Heras, abriendo el tarro de las esencias y dejando que aquello fluyese a fin de conducirnos a los mejores instantes de la descarga como «No Reason», «Eden’s Garden» y «We’re All To Blame», interpretándolas con el mismo exultante sentimiento y una convicción infranqueable en elegantes fundidos encadenados de elevada fluidez creativa basados a partir de perspicaces destellos guitarreros; adscribiéndose a los cánones más tradicionales en «Rain», «Broken Wings In Paradise» y»Flying Alone», para poner el broche de oro a una descarga impregnada del aura entrañable que exclusivamente lo portan consigo aquellos grupos de un espíritu único y reconocible. ¡Lo más parecido a un río que siempre está fluyendo!.